Dolor en las piernas durante el embarazo

El embarazo es uno de los momentos más peligrosos en la vida de una mujer. Así que es muy importante ser proactiva y sensible a cualquier dolor que parece anormal durante este período. El dolor en las piernas durante el embarazo es común porque el peso adicional que lleva una mujer durante el embarazo pone más presión sobre las piernas. Este problema ocurre en su mayoría durante los últimos meses antes de la fecha de nacimiento.

Causas del dolor en las piernas durante el embarazo
El dolor en las piernas durante el embarazo resulta de la contracción muscular súbita que puede ocurrir debido a muchas razones como la tensión muscular, falta de líquidos en el cuerpo, irregularidades en la circulación sanguínea, movimiento limitado del cuerpo y una presión indebida sobre los nervios espinales. Así que para una mujer embarazada, el movimiento de los músculos de las piernas es una necesidad. La expansión del útero es también uno de los factores causales, ya que ejerce presión sobre los vasos sanguíneos que conectan las piernas y el corazón.

Remedios
A continuación se presentan algunos consejos que deben seguirse cada vez que aparezca un fuerte dolor en ambas piernas durante el embarazo:

  • Estire los músculos de la pantorrilla a intervalos regulares de tiempo durante el día. Ejercitar los músculos de las piernas es una actividad importante durante el embarazo para mejorar la resistencia en las piernas.
  • Caminar con regularidad mantiene los músculos de las piernas activos y tonificados. Esta es una actividad muy importante para las señoras embarazadas.
  • Gire los tobillos y las muñecas con frecuencia. Esto también incluye los giros de los dedos de los pies.
  • Beba mucha agua para mantener el cuerpo hidratado.
  • Tome un baño con agua tibia para relajar los músculos del cuerpo.

Además de todos los remedios indicados anteriormente, se debe incluir suficiente calcio y suplementos de magnesio en la dieta diaria. A veces, la falta de calcio es un factor de la aparición del dolor en la pierna, aunque esto no es siempre el caso. El dolor en las piernas durante el sueño también es bastante común y por lo tanto se recomienda que las mujeres embarazadas usen mantas ligeras para dormir por la noche.

Tipos de dolor de piernas que ocurre durante el embarazo
Hay otros tipos de dolor en las piernas, que se producen durante el embarazo. Uno de ellos es el dolor del nervio ciático que puede conducir a complicaciones en un parto normal. Esto ocurre cuando el nervio ciático que se extiende desde la espalda baja a los pies se inflama debido al aumento de peso del cuerpo durante el embarazo. Este dolor insoportable dispara a lo largo de toda la espalda y llega hasta los pies. Este tipo de dolor de espalda y en las piernas durante el embarazo se produce cuando una mujer se somete a estar de pie durante mucho tiempo, levantar objetos pesados ​​o aumentar de peso en exceso. El dolor debido a la ciática puede ser reducido por masajes suaves y el yoga prenatal que ayuda en el fortalecimiento de los músculos de la espalda y los nervios. El dolor en la pierna superior es también una consecuencia de una presión del nervio ciático. Los baños terapéuticos se recomiendan para las mujeres embarazadas que sufren de ciática. Antes del baño, el paciente recibe una taza de agua fría para beber. Al tomar el baño, debe usar agua tibia con un poco de sal de Epsom. Asegúrese de mantener la cabeza envuelta en una toalla al tiempo que esté en el baño. Estos baños son supervisados ​​por un especialista de baño terapéutico.

En caso de dolor en la pierna derecha, los médicos generalmente recomiendan cambiar posturas y acostarse sobre el lado izquierdo del cuerpo para reducir la presión sobre los nervios.

El embarazo es, supuestamente, el período más rapsódico en la vida de una mujer. Una nueva vida crece dentro de ella, y da a la mujer la satisfacción máxima y la felicidad que a veces se interrumpen por el dolor en las piernas. Así, unos leves ejercicios de yoga y caminatas son una necesidad para las mujeres embarazadas para combatir las molestias mencionadas anteriormente.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *