Dolor de estómago nervioso

El estómago nervioso realmente no puede  clasificarse como alguna enfermedad específica. Los médicos generalmente utilizan este término para una serie de condiciones relacionadas con el estómago, como la indigestión, hinchazón, o incluso cambios en los hábitos intestinales. El diagnóstico se hace generalmente por un médico después que las pruebas diagnósticas no revelan ninguna causa específica. La mayor parte del tiempo, es un resultado de la tensión y / o ansiedad.

Estómago Nervioso
Posibles causas

  • ¡Uno puede conseguir un dolor de estómago si está estresado! Quien no lo ha sufrido, no lo cree. Sin embargo, es cierto. Nuestro sistema digestivo y sus procesos pueden quedar severamente afectados por las emociones. Las condiciones como estrés, la ansiedad, la depresión y otros trastornos mentales alteran el funcionamiento del intestino.
  • Nuestro estado mental afecta a nuestro estado fisiológico también. Algunos médicos creen que cuando una persona está estresada, el estómago produce exceso de ácido, dando lugar a síntomas que imitan la acidez estomacal.
  • El  síndrome del intestino irritable (SII), en combinación con el estrés y la ansiedad, pueden causar un dolor de estómago nervioso.
  • En los niños, a menudo el síndrome de estomago nervioso es causado por una presión sicológica  de los compañeros y académicos .

Precaución:

  • El estrés crónico puede no solamente  inducir, sino agravar las úlceras de estómago y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • De acuerdo con la Anxiety Disorders Association of America, la gente tiende a preocuparse por cuestiones como la salud, el dinero, o la carrera todo el tiempo, y si alguien está sufriendo de síndrome de intestino irritable, al mismo tiempo, la condición se agrava aún más.

Los síntomas asociados
Como un estómago nervioso no es una enfermedad, sus síntomas dependen de lo que lo ha causado o agravado. Los síntomas más comunes son:

  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Diarrea que se alterna con estreñimiento
  • El moco o sangre en las heces
  • El dolor abdominal crónico

Otros síntomas incluyen

  • Úlceras
  • Vómitos
  • Náusea
  • La regurgitación (reflujo ácido)
  • Acidez
  • Llenura abdominal
  • Distensión después de las comidas
  • Malestar o dolor de estómago
  • Eructos
  • Flatulencia

A veces, comer en exceso o comer los alimentos, a los que uno es alérgico,  también puede conducir a los síntomas anteriores. La mayoría de los síntomas duran un par de días, pero cuando se convierten en una característica regular, pueden causar un montón de complicaciones que pueden interrumpir la rutina diaria.

Remedios útiles
El dolor de estómago nervioso se puede controlar con medicamentos y ciertos cambios de estilo de vida.

  • Dependiendo de diagnóstico y la gravedad, el médico puede prescribir medicamentos psicotrópicos, medicamentos contra las náuseas o la diarrea y el estreñimiento.
  • Y para aquellos que sufren de ansiedad de nervios en el estómago, se prescriben los antidepresivos.
  • Los antiácidos también se prescriben para ayudar a aliviar el dolor de estómago, reduciendo la hinchazón, secreción de ácido y gases.
  • Los remedios a base de hierbas también ayudan a reducir los problemas de indigestión. Las hierbas tales como menta, jengibre, manzanilla, etc., tienen propiedades carminativas que impiden la formación de gases en el tracto gastrointestinal. Ellos son efectivos  y pueden ayudar a aliviar los problemas comunes gastrointestinales.
  • La valeriana, kava, hierba gatera, estragón, angélica, hinojo, anís, etc., son hierbas que no sólo se pueden relajar un malestar estomacal, sino también calmar la mente.
  • El ejercicio regular y una dieta adecuada puede mantener la mente tranquila y el cuerpo alimentado y sano.

La gestión de un estómago nervioso
El estómago nervioso puede ser muy doloroso cuando una persona tiene un evento importante por delante como una entrevista, una presentación o una reunión de negocios. Para controlar el nerviosismo y dolor de estómago asociado, en tales casos se pueden utilizar las siguientes medidas mencionadas más adelante.

  • Mantenga la calma y serenidad.
  • Hable despacio y practique la respiración profunda cuando comienza a sentirse nervioso.
  • Prepararse para un posible evento de antemano. Al hacer esto, usted tendrá más confianza sobre el manejo de la situación.
  • No se preocupe por ser notado por los demás.
  • ¡Mantenga su frustración lejos! Puede que no sea la única persona que esta nerviosa. Puede haber mucha gente que le rodea con la misma sensación.
  • Practique la meditación y técnicas de respiración profunda como Pranayama regularmente.

El estrés, la ansiedad y la depresión sin duda contribuirán a un dolor de estómago nervioso. En la mayoría de los casos, el dolor de estómago es temporal, sin embargo, cuando se torna de forma crónica, es hora de ir al médico.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *