El dolor del abdomen central

El dolor del abdomen, aunque es una condición común, no es algo que se puede ignorar. Puede ser causado por varias razones, como los trastornos del estómago, de la vesícula biliar, del hígado, de los riñones, etc. El dolor del abdomen central que sube y baja, o un dolor intenso e insoportable, es algo que puede necesitar un tratamiento médico urgente.

Las causas del dolor del abdomen central

El tipo de dolor ayuda en el diagnóstico de la condición. Si una persona experimenta un dolor insoportable, sobre todo en el lado derecho y en la mitad del abdomen, pueden haber posibilidades de que se sufra de la apendicitis. En segundo lugar, aunque menos grave pero constante, un dolor del abdomen central superior y las náuseas pueden ser causadas por la enfermedad del reflujo ácido, el síndrome del intestino irritable, el estreñimiento, la gastroenteritis, etc.  El dolor del abdomen central después de comer, generalmente se debe a la enfermedad de la úlcera péptica, a la litiasis biliar, a la intolerancia a los alimentos, a la intolerancia a la lactosa, a la intoxicación alimentaria, etc.

La enfermedad del reflujo ácido y la indigestión son también unas condiciones comunes que llevan al dolor abdominal central o superior durante el embarazo en las mujeres. Al mismo tiempo, las condiciones como el quiste ovárico torcido o roto, un aborto involuntario, el embarazo ectópico, etc., también pueden ser las posibles causas. El dolor en el abdomen inferior central también puede ser causado por las enfermedades renales y por tales trastornos como la infección renal y los cálculos renales. Estas condiciones son más comunes en los hombres que en las mujeres. En segundo lugar, tales condiciones como el estreñimiento, la diarrea y la indigestión, pueden causar un dolor del abdomen central en los niños y en los bebés. Este puede o no ser seguido por otros síntomas como las náuseas, la irritación, etc.

El tratamiento del dolor del abdomen central

Si se experimenta un dolor severo en el centro, o en la parte superior o inferior del abdomen, es aconsejable buscar la ayuda médica inmediata y un tratamiento. Un dolor del abdomen central o del abdomen superior, también puede ser tratado con la ayuda de los remedios caseros, si no hay otros síntomas que se observan. Un dolor de estómago causado por el estreñimiento y por el síndrome del intestino irritable, puede ser tratado con la ayuda de los medicamentos, como los antiespasmódicos o los antiácidos. El dolor de estómago superior después de comer, causado por la enfermedad del reflujo ácido, también puede ser tratado con los antiácidos. Hay varios medicamentos de venta libre que le ayudarán a deshacerse del dolor abdominal agudo. También se pueden encontrar los analgésicos de venta libre para deshacerse de un dolor sordo, causado por las condiciones de menor importancia.

Además de estos medicamentos, también existen varios remedios caseros que se pueden optar con el fín de aliviar el dolor abdominal central. Si uno sufre de cualquiera de los trastornos gastrointestinales, uno debe tomar mucho líquido en forma de agua pura o agua de coco, con el fín de evitar la deshidratación. Beber agua o suero de la leche de coco frío también ayudará en el tratamiento de la enfermedad del reflujo ácido. En segundo lugar, utilizar una almohadilla térmica es también uno de los remedios caseros más utilizados para el tratamiento del dolor de la espalda y del estómago en las mujeres y en los hombres. Cabe señalar, que la almohadilla de calentamiento no debe ser aplicada sobre la piel desnuda y nunca debe ser usada si en la piel se aplica una pomada o una crema. El dolor de estómago causado por el estreñimiento se puede tratar tomando los laxantes o con los alimentos ricos en fibra. El dolor de estómago en los niños sólo debe ser tratado con la ayuda de los medicamentos recetados.

Por último, hay que señalar que los signos y los síntomas de alguna de estas condiciones varían de una persona a otra, y por lo tanto, es prudente buscar un tratamiento médico rápido si se experimenta un dolor abdominal grave. ¡Tenga cuidado!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *