Diálisis renal. Esperanza de vida 2


Es importante saber acerca de los riesgos relacionados con la diálisis renal, ya que lo mejor es estar preparado para lo peor que podría suceder. La diálisis renal es el reemplazo artificial de la función renal en un individuo que ha sufrido de una insuficiencia renal grave. La esperanza de vida, obviamente, depende de la severidad del trastorno, ya que alguien que sufre de una insuficiencia renal aguda puede revertir el proceso, recuperarse pronto y vivir una vida larga.

Por otro lado, un paciente que sufre de una insuficiencia renal crónica no puede esperar una recuperación completa de la enfermedad, hasta que al menos se haga una cirugía de reemplazo renal con éxito. Cuando una persona sufre de una insuficiencia renal crónica y se pone en diálisis, hay muchas posibilidades de que no podrá sobrevivir más de unos pocos años en ese estado.

Importancia de la diálisis

La diálisis es estrictamente recomendable a los pacientes que sufren de cerca una insuficiencia renal completa. Algunos de estos pacientes pueden estar esperando un trasplante del riñón por lo que la diálisis se utiliza como una medida temporal hasta que la operación se lleve a cabo, mientras que algunos pacientes se ponen en ella sólo para prolongar su vida. De cualquiera manera, la diálisis no sustituye todas las funciones de los riñones por completo, se limita a ejecutar las principales funciones de la eliminación de líquidos y desechos del cuerpo humano, por lo que siempre va a ser sólo una medida provisional.

Los dos tipos diferentes de diálisis, la diálisis peritoneal y la hemodiálisis son muy diferentes entre sí pero ambas realizan las mismas funciones básicas. La diálisis peritoneal implica el bombeo del dializado (el líquido de la misma) en la cavidad abdominal. Durante este proceso las toxinas y productos de desecho pasan a través de la membrana peritoneal y se liberan al exterior mediante el tubo. Por otro lado, la hemodiálisis requiere el uso de una máquina de cámaras múltiples donde la sangre se procesa con el fin de conseguir su filtrado. Como la sangre y el dializado realizan el flujo en el cuerpo alternativamente, las partículas más grandes de la sangre son incapaces de pasar a través de la máquina, por lo tanto, causando un efecto temporal del proceso.

Diálisis. La esperanza de vida media

La esperanza de vida media en un paciente es de 3-5 años. Se supone que si una persona está pasando por el tratamiento de las enfermedades crónicas del riñón, significa que el final está cerca. Esto es así porque sólo alguien con la etapa más avanzada (etapa 5) de esta enfermedad será sometido a diálisis. Esta etapa también se conoce como enfermedad renal terminal (ERT) y la recuperación de ésta es prácticamente desconocida. La tasa de mortalidad para los pacientes que sufren de la enfermedad renal terminal es de 22% anual, lo que efectivamente significa que sobrevivir más de 5 años va a ser muy poco probable.

Cuando una persona decide someterse a diálisis, se trata de una decisión consciente de que él/ella debe hacer. El hecho es que sin diálisis, el paciente no va a sobrevivir más de unas pocas semanas. Los riñones filtran la urea en el cuerpo y la liberan en forma de orina, de modo que cuando los riñones dejan de funcionar, la orina deja de ser eliminada del cuerpo. Como resultado de esto, el sistema vascular pronto se inunda con líquido, y el corazón se vuelve incapaz de mantener este volumen añadido. Los pulmones también se inundan, y esto da como resultado una falta de oxígeno en el cerebro y el corazón.

Además, los riñones no pueden más absorber el potasio y el fósforo, haciendo que el corazón late de forma irregular, y obligando la aorta a endurecerse. El importe agregado de urea en el cuerpo también dará lugar a la toxemia, que puede dañar el corazón, el cerebro y los vasos sanguíneos.

Efectos secundarios de la diálisis renal

Una vez que el paciente ha decidido someterse a diálisis, hay varios efectos secundarios que él/ella tendrá que experimentar. Dado que la esperanza de vida no supera los 5 años, el paciente tendrá que vivir con estos efectos secundarios durante este período de tiempo. Así que la decisión se vuelve aún más difícil de hacer. Éstos son algunos de los efectos secundarios comunes que el paciente tendrá que vivir:

  • Anemia
  • Enfermedades como la Hepatitis B y la Hepatitis C
  • Varias infecciones en el punto de acceso
  • Sangrado del punto de acceso
  • Náuseas, dolores de cabeza y calambres
  • Presión arterial baja
  • Pérdida de apetito

El riesgo de estos efectos secundarios es muy real, y esto es algo que el paciente tendrá que experimentar. Tarde o temprano, el cuerpo no será capaz de hacer frente a todas estas presiones añadidas y va a sucumbir a la enfermedad.

El pronóstico indica que hay algunos casos donde los pacientes pueden sobrevivir incluso durante un máximo de 25 años en tratamiento. Aunque la calidad de vida se reduce, esto debe ser de importancia secundaria. Con el apoyo adecuado y la actitud correcta, las predicciones pueden estar equivocadas para cualquiera persona.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Diálisis renal. Esperanza de vida

  • Salvador García Saez

    Señores míos
    Les habla una persona que ha estado 14 años en hemodialis, desde los 14 años hasta los 28, momento que recibo un trasplante de riñón que me ha durado 30 años más, y ahora me encuentro de nuevo en tratamiento de hemodialis.
    No creo que escribiendo estadísticas con estimación de cinco años de vida con el tratamiento sea ayuda a personas que entran ahora en hemodialis.
    He conocido a muchísimos pacientes y los que llegan en estado terminal por acumulación de otras patologías son los que lamentablemente acaban falleciendo prematuramente, pero hay una gran parte de pacientes que de manera habitual tres veces por semana a un centro de dialisis, su media de vida se encuentra muy por encima de los cinco años, cuando no son trasplantados antes, ya que, afortunadamente contamos con un magnífico equipo médico en toda España, que hace que todos los días se produzca a trasplantes de todo tipo.
    Como paciente que he estado tanto tiempo en diálisis me duele y me entristece que se lea en su artículo se ponga como esperanza de vida solo cinco años, no creo que ningún médico especializado firme semejante cifra, porque como le digo, la gran mayoría disfrutan de una magnífica calidad de vida y muchos incluso tenemos una vida laboral normal.
    Gracias por leerme
    Atentamente
    Salvador García Saez

  • Ingrid

    Buenas, le saludo a ustedes. Concuerdo con Don Salvador, ustedes en su artículo ponen una sentencia bastante de mal agüero para los pacientes con una enfermedad renal crónica.
    En los 11 años que mi padre vivió con la (ERT) tuvo una buena calidad de vida donde yo personalmente conocí a mucha gente que supera con creces los años de vida que ustedes donde dicen que ya no deberían.