Dolor del oído y del cuello.

Nuestro cuerpo, como todos bién sabemos, es un complejo de sistemas de los nervios, fibras musculares, tendones y una grán cantidad de otras cosas. Posteriormente, todas las partes de nuestro cuerpo están conectadas, ya sea directamente o indirectamente. El ejemplo más común y perfecto de esto, es el oído, la nariz y la garganta. La mayoría de nosotros hemos experimentado un resfriado, durante el cual, sin duda, también pudo haber sentido algún tipo de irritación en los oídos. Se puede decir, que también pudo haber sentido algún tipo de sensación de picor en la garganta. Del mismo modo, si usted tiene un dolor en el oído, existe una posibilidad de que usted pueda tener un dolor en el cuello como consecuencia. La conclusión básica es la siguiente: nuestros oídos tienen fibras, que están conectadas a los nervios craneales. Los nervios craneales, son los nervios del cráneo y los nervios faciales, y los nervios cervicales vienen siendo los nervios de la zona del cuello. Ahora, todas estas fibras continúan en el cuello, el pecho y la cabeza. Por eso, cuando algo afecta al oído, hay una posibilidad, de que usted pueda tener un dolor en el cuello y viceversa.

Causas
Existen bastantes causas, que se atribuyen al dolor en el cuello y al oido. Algunas de las cuales pueden ser crónicas, o debidas a algunas causas médicas desconocidas, mientras que otras pueden ser muy habituales.

Las causas más comunes: Viajar en avión o algun cuerpo extraño en el oído, son los causantes más comunes de este problema. Además de esto, una infección respiratoria por un resfriado común, puede conducir al dolor. En otros casos, perforar su oído puede conducir a una infección. Una postura incorrecta durante el sueño o la tensión, también puede ser la causa de este dolor. A veces, incluso la tensión aguda en los músculos del cuello puede ser la causa.

Las causas graves y crónicas: La amigdalitis, la articulación temporomandibular (la articulación de la mandíbula), el síndrome comúnmente conocido como ATM, el dolor de la garganta, los problemas dentales y la artritis de la columna cervical, son razones más importantes del dolor en el cuello y del oído. Entre las causas crónicas, están el síndrome de Ramsay Hunt, que consiste en el daño al nervio facial, la meningitis, las enfermedades autoinmunes, la parálisis de Bell y los tumores en los órganos internos. Las enfermedades del oído son también los causantes de la rigidez en el cuello y de los problemas como este. Por último, el cáncer de la laringe también puede provocar el dolor de la garganta, así como el dolor en los oídos y del cuello, respectivamente. Pero esto tiene que ser diagnosticado correctamente después de la prueba correspondiente.

En los niños, muchas veces la causa es la infección del oído medio. Se denomina como la otitis media aguda. En su mayor parte, se trata de una enfermedad bacteriana y no dura más de 24 horas. Esta situación crea una oportunidad para el dolor severo en el área del cuello y las orejas. En el caso, de que la infección sea viral, el niño puede no responder al tratamiento y puede haber una posibilidad de que vuelva a reaparecer. En los casos extremos, esta infección afecta el cráneo, pero esto es muy raro.

Tratamiento
El tratamiento únicamente dependerá de las causas antes mencionadas. Por ejemplo, si se trata de algo así, como una posición incorrecta al dormir, realizando ejercicios para el cuello y aplicando ungüento en el cuello y detrás de las orejas, hará que usted se sienta mejor. Si se diagnostica como ATM, una visita al dentista será inevitable. El curso del tratamiento será decidido por el otorrino, que es un especialista en las enfermedades y los tratamientos del oído, la nariz y la garganta.

Sin duda, usted puede mantener el control de este tipo de dolores y si se acerqua a un especialista tán pronto como sea posible. ¡Tenga cuidado!

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *