Un cuerpo extraño en el ojo del niño

Dar un paseo por la calle es muy popular entre todos los niños. Cualquiera que sea el tiempo, el pequeño siempre encontrará algo que hacer. Sin embargo, en tiempo ventoso o una ráfaga pueden tirarle en el ojo una basurita. Y aquí comienza el llanto. Un cuerpo extraño, cayendo en el ojo, irrita las mucosas y provoca la sensación desagradable e incluso dolorosa. Sin embargo, esta situación se puede manejar fácilmente.

Generalmente, la basurita se elimina del ojo al cabo de un tiempo sin la ayuda de nadie. Las lágrimas son una medida suficiente para que el ojo se limpie por sí solo de los cuerpos extraños. Lo importante es no restregarse los ojos en este momento. Si las lágrimas no ayudan, pídale al niño que parpadee rápidamente varias veces, luego cierre los ojos, apretando los parpados con fuerza y que los vuelva a abrir.

¿Que la basurita aún no se ha quitado? Empape un pañuelo o una servilleta con el agua de beber. A continuación, levante por las pestañas el parpado inferior, estirándolo ligeramente, tire también del párpado superior. Repítalo hasta que el cuerpo extraño se desplace a la esquina del ojo, de donde lo pueda sacar con una servilleta preparada con antelación.

En el caso de que la partícula molesta no se haya eliminado durante media hora, es razonable acudir al médico. Cualquier cuerpo extraño que permanezca durante mucho tiempo en el ojo de un niño, puede causar una enfermedad ocular grave.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *