Cristales en la orina


Como todos sabemos, a los riñones se les asigna la tarea de filtrar la sangre. Este proceso produce la orina, la que se compone sobre todo de aguas residuales que se separa de la sangre durante la filtración. Varias pruebas de orina han revelado que ciertos productos químicos y los compuestos forman los componentes de la orina. El carbono, ácido úrico, nitrógeno y calcio son algunos de los constituyentes de la orina. Como la orina es una solución, todos estos compuestos están diluidos. Por lo tanto, no es natural que tenga cristales en la orina. Lea más a continuación:

Síntomas

Un cambio en color de la orina es uno de los síntomas más comunes de cristales en orina. Normalmente la orina es de color amarillo. Una dieta rica en ciertos nutrientes también puede hacer que la orina se vuelve  turbia. Además, basándose sólo en el color de la orina, sería erróneo concluir que hay cristales en ella. La orina turbia también puede ocurrir debido a la ingesta de ciertos medicamentos. Un análisis de orina regular es la mejor manera de comprobar si contiene demasiados cristales.

Causas

Un gran número de cristales en la orina indica que algo está mal con el sistema urinario, formado por el riñón, la vejiga, la uretra y los uréteres. Aparte  de la modificación en la dieta y cambios en la concentración de la orina hay algunas otras causas de cristales en la orina que se mencionan más abajo.

La deshidratación
Un cuerpo deshidratado facilita la solidificación de algunos componentes de la orina, lo que resulta en la formación de cristales. Cuando el cuerpo se ve privado de la ingesta adecuada de agua, la concentración de ciertos compuestos como el ácido úrico aumenta de forma drástica. Esto puede conducir al desarrollo de cristales de ácido úrico en la orina. Los estudios demuestran que los niños a menudo orinan  con cristales que están vinculados a la deshidratación. Esto es debido a que mayormente los niños se entretienen jugando y se les olvida beber agua

Los cambios del pH en orina
Cuando el valor del pH de la orina se desvía del rango normal, es probable que se formen los cristales en la orina. La escala de pH determina si una solución es ácida o alcalina. Cuando la orina es ácida, el pH es inferior al 7. Por otro lado, cuando el valor de pH es superior al 7, significa que la orina es alcalina. Los cristales de oxalato de calcio en la orina son una indicación de su carácter fuertemente ácido. Cuando la orina es alcalina, generalmente se indica la presencia de cristales de fosfato de calcio.

Infecciones del tracto urinario (ITU)
Los seres humanos y animales como gatos y perros sufren de infecciones urinarias. De hecho, los cristales en la orina del perro son a menudo el resultado de la infección del tracto urinario. Esto sucede porque las bacterias aumentan el valor del pH de la orina, convirtiéndola en más ácida. Un cambio en el valor del pH promueve la formación de cristales en la orina.

Urolitiasis
Orinar cristales durante un período considerable de tiempo también puede significar la urolitiasis, es decir, cálculos en la vejiga. La razón por la cual la persona puede no mostrar ningún síntoma de piedra en la vejiga es debido al pequeño tamaño de la piedra (materia cristalina endurecida). Sin embargo, cuando un cristal grande queda atrapado en la vejiga, es probable que aparezca un dolor constante en la zona abdominal.

Dieta
Una dieta alta en proteínas también puede conducir a la formación de cristales en la orina. La ingesta excesiva de alimentos ricos en proteínas aumenta el contenido de calcio y ácido úrico en la orina. Esto provocara el cambio no deseado en la concentración de la orina y en última instancia, conducirá al desarrollo de cristales en ella. Este efecto secundario de los alimentos ricos en proteínas también se ve en perros y gatos.

Cristales en la orina y la formación de piedra

Si bien, sería erróneo concluir que los cristales en la orina señalan a la formación de cálculos  en la vejiga o renales, la ocurrencia persistente de la materia cristalizada en la orina pone a una persona en el riesgo de disfunción de estos órganos. Esto es porque, en algún momento del tiempo, estos cristales se acumularan formando piedras en estos órganos y, eventualmente, interferirán en el flujo normal de la orina e incluso pueden bloquear el tracto urinario. La mejor manera de evitar el desarrollo de cristales en la orina, sería beber agua en abundancia. La ingesta de agua suficiente (8 vasos de agua al día) es la clave para asegurarse de que la orina se mantenga libre de cristales.

Por lo general, un pequeño número de cristales en la orina no es un motivo de preocupación. Sin embargo, cuando hay demasiados cristales en la orina, usted  puede requerir un tratamiento urgente.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *