Complicaciones después de la extirpación de la vesícula

La vesícula biliar es un órgano importante del sistema digestivo humano. El dolor en la vesícula biliar experimentado por los pacientes puede ocurrir debido a infecciones e inflamación en el órgano. Las constricciones del esfínter, los cálculos biliares y la ruptura de la vesícula biliar  son las enfermedades de la vesícula prominentes, que afectan a la mayoría de los pacientes. La tomografía computarizada (TC), la ecografía o la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) son las técnicas utilizadas para el diagnóstico de estas enfermedades. Aunque hay medicamentos orales disponibles para el tratamiento, la cirugía se hace inevitable en muchos casos. Muchos pacientes de todo el mundo se han sometido a la colecistectomía laparoscópica para extirpar la vesícula biliar, que no estba funcionando de  manera correcta. La cirugía ha beneficiado a muchas personas. Sin embargo, en algunos casos se han observado muchas complicaciones después de que la vesícula biliar se ha eliminado. Algunos de ellas son enumeradas a continuación.

Diarrea
La diarrea puede ser uno de los efectos experimentados inmediatamente después de la extirpación de la vesícula. Su función, al ser un órgano digestivo, es descomponer los alimentos ingeridos en pequeñas piezas. Sin embargo, durante la cirugía, esta parte se retira y es posible que uno experimente problemas con la evacuación intestinal. Sin embargo, se puede esperar un cambio positivo en las heces una vez que su cuerpo se ajuste después de la cirugía.

Lesión del conducto biliar
El conducto biliar es el tubo que conecta la vesícula biliar con el hígado. La lesión del conducto biliar es una de las complicaciones graves después de la extirpación de la vesícula. La lesión puede ocurrir en algunos casos durante la cirugía, lo que a su vez puede dar lugar al dolor abdominal y la pérdida de bilis.

Fuga de bilis 
La vesícula biliar tiene la tarea de mantener la bilis producida por el hígado. Después de que la vesícula ha sido extirpada, la bilis producida puede filtrarse en el intestino delgado o el páncreas y causar mucho dolor. Esta condición adicional puede llevar a otras complicaciones, como la pancreatitis y la ictericia.

Infecciones
Muchas personas se infectan por bacterias durante la cirugía laparoscópica de la extirpación de la vesícula. En estos casos, las infecciones pueden ocurrir incluso después de tomar antibióticos antes y después de la cirugía.

Algunos pacientes pueden experimentar tales problemas como hemorragia interna, lesiones en el sistema digestivo o lesiones de los vasos sanguíneos debido a la cirugía. Los pacientes deben ser plenamente conscientes de las complicaciones que siguen a la extirpación de la vesícula, antes de decidir someterse a la cirugía. Siga todas las instrucciones de su médico antes y después de la cirugía para recuperarse rápidamente.

Después de la eliminación de la vesícula biliar, es muy esencial para el paciente seguir una dieta buena y equilibrada para evitar cualquier complicación. Esta dieta debe estar libre de los alimentos muy grasos. Esta dieta puede ayudar a hacer frente a los cambios en su cuerpo debido a la extirpación de la vesícula. Las frutas y verduras nutritivas tales como guayabas, albaricoques, manzanas, papayas, limones, pepinos, tomates, aguacate, remolacha se incluyen en la dieta bien planificada. Algunos de los alimentos que usted debe evitar comer son huevos, té negro, naranjas, chocolates, coles, refrescos, helados y frutas secas. Su médico le recomendará que beba mucha agua y evite el consumo de alcohol para evitar que los problemas de salud se agraven.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *