¿Cómo prevenir la bronquitis?

la bBronquitis es un trastorno respiratorio, que se produce, cuando las vías respiratorias se inflaman o se hinchan debido a la infección. La tráquea en los pulmones tiene dos ramas o bronquios. Cuando uno de ellos se vé afectado, la persona sufre de esta enfermedad. El humo, los irritantes químicos, los contaminantes del aire, las complicaciones de la bronquitis viral, causan la infección. Los síntomas incluyen la tós persistente (con moco), la falta de aire, dolor del pecho, resfriado común, la gripe, sibilancias, etc.

La bronquitis puede ser de dos tipos, la aguda y la crónica. En los casos agudos, se observan los síntomas severos, pero la enfermedad no dura mucho tiempo. Por otra parte, la bronquitis crónica, es una enfermedad de larga duración. Los síntomas pueden ser leves o graves, y aparecen repetidamente. A menudo, esta enfermedad se desarrolla después del resfriado o de la gripe. Aunque existen métodos de tratamiento disponibles, se deben seguir las medidas de precaución para evitar la bronquitis.

Las formas de prevenir la bronquitis
Las medidas preventivas para evitar la bronquitis son simples y sin complicaciones. Los fumadores y las personas con un sistema inmunológico débil, están más susceptibles a la misma. Por lo tanto, se deben tomar precauciones para evitar estos dos casos.

 Vacunarse: Vacunarse contra las infecciones virales, es la mejor medida preventiva para evitar la bronquitis. Las vacunas minimizan el riesgo de contraer la enfermedad en grán medida. La vacunación contra de la influenza (la gripe se produce cada año) protege contra el virus de la influenza.

 Las máscaras desechables: El uso de una máscara evita que los contaminantes del aire como el polvo y el polen, entren en los conductos respiratorios. Las personas que trabajan en las industrias de los metales o las piedras, también tienen un alto riesgo de contraer la bronquitis, por lo que deben usar máscaras. En segundo lugar, los médicos o los voluntarios deben usar las máscaras ya que están constantemente en contacto con los pacientes que sufren de las enfermedades infecciosas.

 Manténgase alejado de las personas enfermas: Las enfermedades que causan el virus se propagan rápidamente de una persona a otra. Por lo tanto, se debe evitar estar cerca de las personas que sufren de las infecciones virales como el resfriado común y la gripe. La prevención de estas enfermedades, también puede prevenir sus complicaciones, como la bronquitis.

 Tener una dieta equilibrada: Tener una dieta sana, nutritiva y equilibrada mejora la inmunidad. El sistema inmunológico protege a la persona contra la infección por el virus causante de la enfermedad. Por lo tanto, hay menos posibilidades de contraer la enfermedad. Usted debe incluir frutas frescas, verduras, frutos secos, etc., en su dieta diaria para mejorar la inmunidad.

 Mantener la higiene: A medida que la bronquitis se desarrolla, debe seguir ciertos pasos para evitar la infección. Debe utilizar un pañuelo mientras estornuda o tose, lavarse las manos, así como hacer uso de un desinfectante. En segundo lugar, no se deben compartir los artículos personales y la ropa de las personas que sufren de las enfermedades infecciosas virales.

 Evite fumar: Fumar es una de las causas importantes de la bronquitis. Cuando una persona fuma, inhala el humo del tabaco. Este humo que inhala, causa la irritación en sus vías respiratorias y produce la mucosidad, que posteriormente se desarrolla en la bronquitis. Por lo tanto, el fumar debe ser detenido completamente.

 Evitar el tabaquismo pasivo: Puede que no sea consciente, pero el tabaquismo pasivo es perjudicial para la salud, como el tabaquismo activo. Estar expuesto al humo (de primera o de segunda mano) irrita los bronquios, causando la bronquitis. Por lo tanto, debe evitar estar en compañía de los fumadores, o estar en los áreas llenos de humo de los cigarrillos.

Fumar y la bronquitis
Recuerde, que fumar estimula la bronquitis. Como las vías respiratorias de los fumadores están constantemente expuestas al humo del tabaco, se inflaman y producen la bronquitis. Los fumadores tienen probabilidades diez veces mayores de contraer la enfermedad, que los no fumadores. Una vez que los fumadores contraen la enfermedad, les es más difícil recuperarse, que para otros pacientes. Si los fumadores que sufren de la bronquitis aguda siguen fumando, los cilios en los pulmones se dañan permanentemente, lo que provoca un caso crónico. Cuando es sostenido por un largo tiempo, se convierte en un precursor del cáncer de pulmón. Los fumadores empedernidos, fumando 10-20 cigarrillos diarios durante casi 10 años, están en un alto riesgo de contraer la bronquitis. Una vez que deje de fumar, mejorará la función pulmonar y el cáncer del pulmón se podrá evitar.

Aunque la bronquitis es una característica de los fumadores,  es aconsejable, que siga todas las medidas preventivas antes mencionadas. Pueden ayudar a tener una vida sana, y libre de las enfermedades. Por último, siempre se debe recordar, que «¡Más vale prevenir, que curar!” Este artículo es solamente para los fines informativos y no debe ser utilizado para reemplazar los consejos de un médico experto. ¡Tenga cuidado!

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *