¿Cómo frenar los espasmos musculares?

Una contracción muscular involuntaria puede llegar a ser muy dolorosa y continuarse durante unos segundos, minutos o incluso horas y se conoce como “calambre”. Durante la realización de cualquier actividad física la contracción voluntaria de los músculos juega un papel principal. Pero cuando el cerebro envía señales que hacen que el músculo se contraiga en contra de la voluntad del cuerpo, uno experimenta espasmos musculares y dolor intenso. Los calambres musculares en las piernas son muy comunes. Del mismo modo los calambres musculares en la espalda o el cuello también son bastante comunes. Las personas que experimentan los calambres con frecuencia, se encuentran en busca de nuevas formas de prevenirlos. Aquellos que están pensando en cómo frenar los espasmos musculares primero deben echar un vistazo a sus causas. La detección de la causa subyacente exacta ayuda a determinar el tratamiento adecuado.

Causas del espasmo muscular 

  • Cualquier tipo de lesión puede ser una causa de los espasmos musculares.
  • La deshidratación es una de las principales causas de las contracciones musculares bruscas.
  • Los calambres musculares pueden surgir como resultado de la reacción del cuerpo a ciertos venenos.
  • Los nervios dañados o cualquier tipo de daño a la médula espinal pueden dar lugar a calambres musculares.
  • La formación de los tumores cerca de los músculos puede crear presión sobre los nervios, tejidos y músculos que producen los espasmos.
  • El envejecimiento es la principal causa de los espasmos en los músculos. Con la edad los músculos se vuelven débiles y pierden flexibilidad de forma natural.
  • La mala alimentación que carece de nutrientes esenciales (especialmente calcio y magnesio) es también una de las principales causas de este trastorno.
  • Un estrés mental excesivo, debilidad después de una cirugía o enfermedad, náuseas o vómitos pueden causar calambres musculares.
  • Correr excesivamente, hacer ejercicios en exceso son unas de las causas más comunes de calambres musculares. Los deportistas y atletas a menudo tienen que hacer frente a este problema.
  • La realización de sólo una actividad durante todo el día trabajando en la misma posición o sentado en una posición durante largas horas también puede conducir a calambres y espasmos musculares.
  • Las mujeres pueden sufrir de dolor de los espasmos durante la menstruación o el embarazo. Esto puede ser debido a cambios hormonales o el peso/presión cada vez mayores durante el embarazo.
  • Ciertas enfermedades como parálisis cerebral o esclerosis múltiple pueden causar espasmos frecuentes en los músculos. Frenar los espasmos musculares en las piernas, espalda, cuello, estómago puede ser un verdadero problema para estas personas.
  • Si los músculos no están bien tonificados, lo que puede suceder en el caso de la falta de ejercicio, estilo de vida sedentario, entonces usted puede experimentar espasmos musculares frecuentes. Los espasmos en la espalda superior e inferior son muy comunes en estos días.
  • Los espasmos de los músculos del corazón o la angina de pecho indican daño de la salud del corazón. La mala circulación sanguínea puede ser experimentada en varias situaciones. La angina de pecho puede dar lugar a espasmos en el cuello, el pecho o incluso en la mandíbula.

A veces, los médicos no pueden determinar la causa exacta de los espasmos frecuentes. En tales casos, la forma de detener los espasmos puede ser un verdadero problema. Si los médicos son capaces de detectar la causa exacta, entonces el tratamiento tiene como objetivo eliminar la causa.

Prevención y tratamiento

¿Cómo frenar los espasmos musculares en el cuello, las piernas o la espalda? Mediante la aplicación de almohadilla térmica en la zona afectada. Usted puede cubrir el área con una toalla caliente también. El tratamiento debe centrarse en la relajación de los músculos y la reducción rápida del dolor. Sentarse en una bañera con agua caliente o conseguir una ducha de agua caliente ayuda a disminuir el dolor y hace que te sientas lleno de energía. Un masaje con aceites también puede ayudarle a relajar los músculos. Los médicos suelen recetar medicamentos relajantes musculares y antiinflamatorios para detener los espasmos. También ayudan a reducir la hinchazón en la zona afectada. Aquellos que con frecuencia experimentan espasmos musculares, deben aprender algunas técnicas sencillas de respiración profunda y ejercicios de relajación. Estos promueven la relajación progresiva del músculo. En caso de lesión muscular, se puede utilizar aerosoles y cremas musculares relajantes.

Regularmente realizar ejercicios de yoga (o de cualquier otro ejercicio de su propia elección) ayuda a evitar los espasmos. El estiramiento antes y después del ejercicio o deporte es muy esencial. Los ejercicios adecuados de calentamiento y enfriamiento ayudan a prevenir los calambres. Beber mucha agua mantiene el cuerpo hidratado y ayuda a prevenir calambres. Una dieta sana y equilibrada desempeña un papel importante en la prevención de los espasmos musculares en las mujeres embarazadas, deportistas y otras personas. Dependiendo de la causa, usted puede optar por algunas de las medidas que se mencionan a continuación, para prevenir los espasmos musculares frecuentes.

  • Realice el ejercicio de estiramiento antes de acostarse para evitar los calambres nocturnos
  • Evite una posición incómoda de los pies, espalda, cuello durante el sueño
  • Evite los tacones altos
  • Ajuste la posición de su silla
  • Tómese un descanso durante una actividad
  • Tome magnesio, vitamina D, suplementos de vitamina E después de consultar a su médico
  • Aumente su ingesta de líquidos
  • Informe a su médico acerca de sus medicamentos de rutina. Puede cambiar algunos de los medicamentos que podrían ser responsables de los espasmos repentinos.

Los cambios simples en su dieta, comer y dormir, hábitos y estilo de vida pueden ayudarle a prevenir los espasmos musculares repentinos y dolorosos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *