¿Cómo detener los ataques de la tós?

Los ataques de tós pueden afectar a cualquier hora del día y se pueden producir por muchas razones. Se puede presentar una tós seca, mientras que usted se encuentra en un ambiente seco, o puede ser un síntoma de otra enfermedad, como una infección de la garganta, la bronquitis, una infección viral, goteo post-nasal, infecciones del tracto respiratorio, e incluso la neumonía. La tós ayuda a deshacerse de la mucosidad en la garganta, que se compone de los irritantes que la causan, y es un método, por el cual las vías respiratorias de una persona se cierran. A veces, sin embargo, la tós se vuelve persistente y es difícil deshacerse de la misma fácilmente, debido a que el moco se acumula en la parte posterior de la garganta, especialmente mientras se está acostado. Por otro lado, también podría ser una tós seca y áspera, la que está causando el ataque de la tós. Mientras que usted tendrá que tomar los medicamentos para tratarla , es importante tomar algunos remedios rápidos para ayudar a detenerla. Así es como los ataques de la tós, se pueden detener con algunos remedios caseros.

Los remedios caseros para los ataques de la tós

Algunos remedios caseros simples, pueden ayudarle a deshacerse de un ataque de la tós y hacer que usted se sienta mejor. Al iniciarse la tós persistente, es importante que siga al menos una de estas soluciones.

La miel y zumo de limón
La miel se ha utilizado como un remedio tradicional para tratar cualquier tipo de la tós. Cuando usted tiene un ataque de la tós, combine una cucharadita de zumo de limón con una cucharadita de miel y consúmalo. Trate de hacer esto tn a menudo como sea posible durante el día, para evitar cualquier ataque de este tipo.

Los vapores
A veces, es un ambiente seco el que causa el ataque de la tós. Vaya a la ducha y permanezca bajo el agua caliente. Deje, que el vapor se engulle y abra sus vías respiratorias para que pueda detener la tós. Como alternativa, pruebe a utilizar un vaporizador para tomar un poco de vapor y aliviar la tós. Añada al agua del vaporizador unas gotas de aceite de eucalipto o una pequeña porción de Vicks Vaporub.

El aire fresco
En algunos casos, todo lo que necesita es un poco de aire fresco para detener la tós. Sólo tiene que salir a la calle o a la terraza y tratar de respirar con normalidad. Usted encontrará, que la tós desaparecerá lentamente y de forma constante.

La postura del cuerpo
El cambio de la postura del cuerpo puede ayudar a detener un ataque de tós casi al instante. Basta con sentarse en una silla y doblar el cuerpo hacia las rodillas. Mientras lo hace, trate de controlar la tós y respire con normalidad por la nariz. Aguante la respiración por unos segundos y vuelva a respirar mientras se encuentra en la misma posición. Luego, levante la cabeza y siéntese en una posición vertical. Concéntrese en su respiración en lugar de en la tós. Es probable, que esta se reduzca a continuación.

El té de hierbas
Si usted no encuentra alivio, tome una taza de té de hierbas, cualquiera que usted desee, como el té verde, que se puede condimentar con una buena cantidad de jengibre, una pizca de pimienta negra o pimienta de cayena, una pizca de sal, una cucharadita de miel, una o dos hojas de albahaca fresca y un chorrito de zumo de limón. Estos son todos los ingredientes, que tienen la capacidad para tratar la tós, y cuando se utilizan en combinación, están obligados a ser eficaces para detener el ataque de la tós.

Por último, si usted se encuentra incómodo, incapaz de respirar, o poniendose azul, visite a su médico o la sala de emergencias inmediatamente. En algunos casos, una tós persistente, puede estar señalando el inicio de otro problema de la salud y no se debe pasar por alto. Visite a su médico y reciba el tratamiento adecuado de la condición para obtener los mejores resultados.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *