Causas de la hinchazones menstruales

Las mujeres de todo el mundo experimentan una serie de problemas de salud durante su ciclo menstrual. Si bien hay muchas mujeres que no están sujetas a las complicaciones durante sus períodos menstruales, hay muchas otras que sufren de forma regular. Algunos de los síntomas incluyen dolor de estómago, dolor de espalda, dolor en el cuerpo, náuseas, debilidad, aumento de peso y sensación de hinchazón incesante. ¿Cuáles son las causas de distensión abdominal menstrual?, lo trataremos de saber en este artículo.

Causas de distensión abdominal

Los efectos de aumento de estrógenos
Cuando los niveles de estrógeno fluctúan, a menudo causan el exceso de agua que se retiene en el cuerpo, lo que no hubiera pasado si las hormonas se mantuvieran en el equilibrio. El estrógeno causa  el almacenamiento de agua en el cuerpo, por lo que las mujeres tienden a ganar unos kilos superficiales durante su ciclo menstrual. Este aumento de peso se produce, durante los primeros días antes del inicio del ciclo menstrual, así como unos pocos días después del ciclo. Esta agua a menudo se acompaña con los residuos de la sangre, y la materia, que se descarga durante los periodos. Esta es la razón por la cual  al 3er día el estómago parece menos dilatado e hinchado.

Los niveles de estrógeno se sabe que aumentarán sustancialmente durante el embarazo. Del mismo modo que se eleva durante los períodos, en la fase folicular, cuando los folículos del ovario maduran y se preparan para expulsar el ovulo en busca  de fertilización. Los niveles de estrógeno caen aún más después de la fase de ovulación del ciclo menstrual. Esto nos lleva a la conclusión, que las mujeres experimentan diferentes niveles de distensión durante el ciclo menstrual normal, siempre y cuando el nivel de aumento o de caída de los estrógenos se mantenga en norma.

La flatulencia y problemas intestinales
Algunas mujeres tienden a perder el apetito durante sus períodos, ya que son incapaces de digerir los alimentos correctamente. Las investigaciones demuestran que un aumento o una disminución en los niveles de estrógeno, obstruye la secreción de bilis en la vesícula biliar, lo que crea problemas en el sistema digestivo. Las dificultades en la digestión, causan retraso y trastorno en nuestra rutina normal y a menudo conducen al estreñimiento. Esta fluctuación en los niveles de estrógeno, también puede causar síntomas repentinos de diarrea y distensión abdominal durante los periodos.

Hinchazón menstrual durante la menopausia

El nivel bajo de estrógenos causa aumento de grasa
Las mujeres que están pasando por la perimenopausia o la menopausia, también se quejan de flatulencia, sensación general de pesadez  y la irritabilidad. La razón es una vez más correlacionada con el nivel de estrógenos, que son secretados por los ovarios. La pérdida de estrógeno adecuada hace que sea difícil para el cuerpo quemar grasas tan eficientemente, en comparación a cuando los períodos menstruales eran regulares. Durante la fase de transición de la menopausia y después de ella, la mayor parte de la grasa nueva consumida se almacena. La hinchazón afecta a la totalidad del bienestar de las mujeres entre el grupo de edades de 45 a 55, y causa otras condiciones tales como dolores de cabeza, acidez estomacal, eructos, dolor de estómago y una sensación de pesadez.

Niveles bajos de estrógeno son causa de los problemas digestivos
La secreción de la hormona del estrógeno cae drásticamente durante la perimenopausia y postmenopausia, lo que conduce a la obstrucción del aparato digestivo a través del tiempo. El sistema digestivo tiene dificultades para digerir los alimentos adecuadamente, por lo que reacciona y provoca problemas intestinales como el estreñimiento y gases.

Remedios

Evite los alimentos grasos
La única manera de experimentar un respiro de la hinchazón es lograr ciertos cambios positivos en el estilo de vida. Las mujeres deben tratar de evitar alimentos ricos en grasas, ya que son difíciles de digerir durante los períodos, así como después de la menopausia. La carne roja y la alimentación en exceso debe ser detenida por completo. Cocine sus alimentos con poco aceite, a fin de evitar el consumo de grasa innecesaria, y manténgase alejada de pollo frito, pescado, patatas fritas, frutos secos y patatas francés.

Di “no” a la sal y el azúcar
Evite los alimentos saturados de sal, ya que la sal tiene una tendencia innata de absorber la humedad y el agua. El consumo excesivo de sal puede llevar a la retención de agua. Las conservas disponibles en el mercado como las sopas, aperitivos y comidas congeladas, están saturadas de sal y conservantes que no son saludables. Una alternativa más saludable es la idea de cocinar sus comidas a partir de cero, mientras use los ingredientes frescos. Del mismo modo, debe mantenerse alejada de tentadoras delicias azucaradas, ya que estas están llenas de grasa, que sin duda se acumulan en el sistema y pueden añadir a su peso unos kilos demás.

Beber agua tibia
Usted debe hacer un hábito de beber agua tibia, a intervalos regulares, durante todo el día. Su primer vaso debe ser tomado por la mañana temprano, tan pronto como usted se despierta. Esto ayudará a una limpieza de los intestinos, y eliminara el exceso de flatulencia. El agua tibia también ayudará en el proceso de digestión. Sin embargo, no beba agua durante las comidas ya que ralentiza la digestión. El agua potable una hora antes y una hora después de cada comida, ayuda a reducir la hinchazón en gran medida.

Evite los alimentos que provocan gases
Los alimentos como la col, brócoli, coliflor, lentejas, maíz, guisantes, patatas, salvado de trigo, leche, alcachofas y habas, no deben ser consumidos durante el ciclo menstrual y deben ser detenidos por completo después de la menopausia. Estos alimentos son difíciles de digerir y por lo tanto aumentan la flatulencia y distensión abdominal en las mujeres.

Más verduras y frutas
Es saludable incluir, verduras fibrosas como la espinaca, la remolacha, y el aguacate en su dieta. Las frutas frescas como los plátanos, los tomates, uvas, sandía, limón y las naranjas son excelentes para reducir la hinchazón. Las frutas secas y nueces se deben incluir en la dieta diaria también. Con el fin de compensar la falta de calcio en su dieta, usted debe incluir yogur en cualquiera de sus comidas de forma regular. Usted debe tener 4-5 comidas saludables pequeñas, a lo largo del día, lo que garantizara que usted no se sienta hinchada.

Haga ejercicio a diario
Pequeñas sesiones de entrenamiento vigoroso  pueden ayudar mucho en la reducción de la sensación general de pesadez y la presencia de gases. Ejercicios abdominales leves, como tratando de tocar sus pies mientras está de pie, o sentado, ayudan mucho. De 15 a 30 minutos a pie en la cinta deportiva, en el parque, o en el interior de la casa, puede ayudarle a sentirse mejor. Usted también puede tratar de subir las escaleras un par de veces con el fin de dar a su cuerpo un poco de ejercicio. Hay ejercicios suaves de yoga que se centran específicamente en el alivio de los gases en el estómago y la reducción de la retención de agua.

En caso de que su condición no ha mostrado signos visibles de mejora, entonces puede optar por un tratamiento médico adecuado. Sin embargo, la terapia natural es mucho más segura que cualquier medicamento, que puede causar sus propios efectos secundarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *