Cáncer del conducto biliar. Esperanza de vida

La bilis es un líquido producido en el hígado, y se almacena en grandes cantidades en la vesícula biliar. Es requerida por el cuerpo para la digestión de las grasas. Ahora, las estructuras que transportan este líquido son largas, similares a tubos, y cada uno de ellos es conocido como conducto biliar. Estos tubos llevan la bilis desde el hígado hasta el intestino delgado.

Cada célula en el cuerpo contiene lo que se conoce como el ácido desoxirribonucleico (ADN). Contiene la información que indica que las células crecen, se dividen y mueren de una manera ordenada. Sin embargo, ciertos factores causan cambios no deseados en el ADN, dando lugar a lo que se conoce como mutación. Y cuando esto sucede, las instrucciones que controlan el crecimiento celular se interrumpen. Y esto puede resultar en un ADN mutado e impedir a la célula que siga creciendo. De esta manera, una célula afectada puede crecer y dividirse en una forma incontrolada, por lo general más rápido, y formar una masa del tejido conocido como tumor. Con el tiempo, estas células cancerosas comienzan a invadir los tejidos y diseminarse a otras partes del cuerpo, utilizando los sistemas sanguíneo y linfático, como los modos de transmisión. En este caso, los tumores cancerosos empiezan a formarse en el conducto biliar, lo que conduce al cáncer del conducto biliar, también conocido como colangiocarcinoma. Afortunadamente, esta condición se considera como un acontecimiento raro, y las personas entre los 50 a 70 años son conocidas por ser las más vulnerables. Además, la condición se presenta más en los hombres que en las mujeres.

Pronóstico de cáncer del conducto biliar

# Por desgracia, en algunos casos (1 de cada 10 casos) el cáncer se detecta cuando ya ha comenzado a desarrollarse, y la persona es incapaz de tener una recuperación completa. Según los estudios, en la mayoría de los casos, la esperanza de vida de una persona después de ser diagnosticada con cáncer del conducto biliar, es de dos años en promedio. Sin embargo, pueden haber excepciones con algunas personas, en las cuales, 1 de cada 20 personas puede sobrevivir con la enfermedad durante más de 5 años.

# Como pasa con la mayoría de los tipos de cáncer, éste es conocido por ser una enfermedad asintomática (sin síntomas), por lo menos cuando está en su fase inicial. Y cuando los síntomas aparecen en la superficie, significa que el cáncer ya ha progresado a una etapa avanzada en la que el tumor detiene el flujo de la bilis desde el hígado hasta el intestino. Y este mal funcionamiento provoca tales síntomas como ictericia, heces de color arcilla, picazón en la piel, orina oscura, pérdida anormal de peso, dolor en el abdomen, fiebre, escalofríos o sudores nocturnos.

# Debido a que este tipo de cáncer no muestra ningún tipo de manifestación en sus primeras etapas, se diagnostica cuando ya ha alcanzado una etapa avanzada en la que las posibilidades de curar la condición son muy pobres. El pronóstico de la enfermedad es más brillante cuando está todavía en su etapa inicial. Aquí, las células cancerosas se localizan, o en otras palabras, son contenidas en el interior del conducto biliar. Y así, una parte o la totalidad del conducto biliar afectado puede ser extirpado quirúrgicamente, y la condición puede curarse. Pero una vez que el cáncer haga metástasis (diseminación fuera de su lugar), entonces las expectativas de una cura de la enfermedad se vuelven más sombrías.

A pesar de la esperanza de vida baja en este tipo de cancer, el tratamiento adecuado puede hacer una gran diferencia en el manejo de los síntomas, y mejorar la calidad de vida. Hablando de su prevención, por lo que las causas exactas del cáncer no se conocen, no existen formas de garantía para evitar su desarrollo. Sin embargo, hay formas que pueden reducir los riesgos. Estas pueden incluir evitar fumar, beber alcohol con moderación, y tener protección contra la hepatitis B y la hepatitis C virales. Para añadir a esto, la mayoría de los expertos aconseja a la gente ir a chequeos médicos regulares. A menudo sucede que una persona es diagnosticada con cáncer durante un examen físico de rutina, a pesar de que él / ella no tiene síntomas. Y como ya se mencionó, cuanto más pronto se detecte el cáncer, mejor será el pronóstico y, por lo tanto, la esperanza de vida será mayor. ¡Tenga cuidado!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. ROSA ANA TAMAYO dice:

    SOY SOBREVIVIENTE DE CANCER DE SENO, DE LA NOCHE A LA MANANA ME EMPECE A SENTIR MEDIO RARA ME HICIERON ESTUDIOS Y RESULTE CON CANCER DE HIGADO, EN ETAPA 4, TENGO TANTO MIEDO DE MOMENTO NO PREGUNTE NADA DE PORQUE CUALES SON MIS PROBABILIDADES DE GANAR ESTA BATALLA, VOY A VER A MI MEDICO CADA MES Y ESPERO TENER UNA LISTA COMPLETA DE TODAS MIS DUDAS AL RESPECTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *