Constante ardor de estómago

La pirosis o acidez se asocia generalmente con la enfermedad de reflujo de ácido. Se conoce que esta afección causa dolor y una sensación de ardor en el pecho, justo debajo del esternón. El dolor a veces puede irradiar desde el pecho y hasta el cuello, la garganta y la mandíbula. Sin embargo, este dolor no tiene nada que ver con el corazón humano, aun que proviene desde el pecho. Más bien, está relacionado con el esófago, que es un tubo estrecho que conecta la boca y el estómago. La acidez se produce cuando los ácidos del estómago y los alimentos son empujados de nuevo al esófago, causando dolor e irritación. Esta condición es resultado de una comida pesada, que es una condición muy común y no está asociada con ningún problema de salud importante. Sin embargo, la acidez estomacal y la indigestión crónica deben ser tomadas en serio, ya que estas pueden causar grandes daños en el esófago.

Causas de constante pirosis

Como se ha mencionado ya, el esófago es un tubo que conecta la boca y el estómago. En la unión del estómago y el esófago hay una estructura muscular, que se llama esfínter esofágico inferior. Al consumir alimentos,  estos primero entran al esófago y alcanzan el estómago. Después de eso el esfínter esofágico inferior se cierra y de ese modo previene el reflujo de los alimentos en el esófago. En otras palabras, el esfínter esofágico inferior mantiene el contenido del estómago en su lugar. Sin embargo, cuando este esfínter no puede realizar sus funciones correctamente, el contenido estomacal incluyendo los ácidos del estómago puede fluir de nuevo al esófago.

Ahora, el esfínter esofágico inferior  puede dejar de funcionar con normalidad, ya sea debido a la debilidad de los músculos del esófago o un defecto inherente en la estructura del propio esfínter. Aparte de esto, hay un número de factores que pueden aumentar el riesgo de experimentar esta condición. Tales factores incluyen, comer en exceso, el consumo de alimentos muy ácidos y grasos, el consumo excesivo de bebidas de cafeína, alcohol, el tabaquismo y enfermedades como la obesidad, etc. Tanto la obesidad como el embarazo pueden poner un exceso de presión en el estómago, lo que puede afectar la función del esfínter esofágico. Incluso el consumo de ciertos medicamentos como la aspirina y el ibuprofeno pueden desencadenar un ataque de acidez.

Los síntomas de pirosis constante

La pirosis constante se produce cuando el contenido digestivo o ácidos gástricos del estómago entran en el esófago, lo que irrita la mucosa del esófago. El estómago tiene un revestimiento o recubrimiento que lo protege de los ácidos gástricos. Pero, el esófago no tiene tal revestimiento protector, por lo cual se irrita e inflama fácilmente, cuando hay regurgitación del contenido del estómago. Por lo tanto, la condición puede manifestarse en síntomas como dolor o sensación de ardor en el pecho, justo debajo del esternón y un sabor ácido en la boca. El ardor de estómago a veces puede durar horas y se puede tener una sensación de algo atorado en la garganta. Muchas veces, puede ser una causa importante de la tos crónica. Otros síntomas incluyen ronquera en la voz, dolor de garganta y laringitis.

Tratamiento de la pirosis constante

Los episodios ocasionales pueden ser manejados con algunos pocos cambios del estilo de vida como comer comidas pequeñas varias veces al día en lugar de tres comidas grandes e identificar y evitar los alimentos que desencadenan la acidez. Los alimentos que producen la acidez pueden ser diferentes para diferentes individuos. Sin embargo, los alimentos y bebidas que son más comúnmente asociados con la enfermedad son los cítricos, los tomates, los alimentos fritos y grasos, chocolate, menta, mostaza, pimienta negro, el alcohol, el café y las bebidas carbonatadas. Por otra parte, los alimentos como, papaya, plátano y almendras se puede considerar como algunos de los remedios naturales eficaces.

Incluso beber un vaso de agua cuando se observan  los síntomas iníciales puede resultar muy bueno para lavar los ácidos del esófago. Si el sobrepeso es la razón principal detrás de los episodios frecuentes o ardor de estómago constante, luego de perder peso con ejercicios adecuados y una dieta saludable podrá proporcionar un alivio significativo. Sin embargo, la intervención médica se requiere para la acidez severa. Los medicamentos que se utilizan comúnmente son los antiácidos, inhibidores de la bomba de protones y antagonistas H-2 del receptor. Algunas veces, los medicamentos como, reglan y Gaviscon también se utilizan para tratar la acidez.

Si no se trata adecuadamente la acidez, puede conducir a una inflamación grave del esófago, y el desarrollo de úlceras. En los casos extremos, también puede requerir cirugía. Por lo tanto, es muy importante conocer las causas de la acidez estomacal y abordarlas con la ayuda de su médico. Esto puede ayudar a prevenir las complicaciones asociadas con la enfermedad.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *