El análisis de la orina en los niños – la transcripción

Para la prevención o la confirmación de varias enfermedades en los niños, a menudo es necesario hacer una prueba de la orina. El procedimiento es totalmente indoloro y no causa ningún malestar a los pequeños. Sin embargo, los beneficios de la misma, son innegables, ya que a veces, los compuestos de la orina pueden indicar la presencia de los problemas graves de la salud en el bebé, que a primera vista pede parecer completamente sano. Entonces, si usted ya tiene el resultado del análisis, y una cita con el médico aun demora, es posible estudiar independientemente la conclusión del laboratorio. Para ello, será útil conocer la transcripción de los análisis de la orina en los niños.

El análisis general (clínico) de la orina en el niño

Al igual que en cualquier otro análisis de laboratorio, el análisis de la orina tiene sus propias normas. Un médico con experiencia debe prestar atención a las variaciones en los datos y averiguar lo que ha causado estas variaciones.

La explicación de los análisis de la orina en el niño:

  1. El color de la orina. Normalmente, la orina debe ser de un color amarillo claro. El color oscuro o la orina turbia puede indicar los problemas en el hígado (incluyendo la hepatitis), así como un fuerte daño tóxico al organismo. La orina de color rojo suele ser en el caso del uso de ciertos medicamentos o por el consumo de ciertos alimentos (por ejemplo, la remolacha).
  2. La transparencia. En un bebé sano, la orina debe ser transparente. La presencia de diferentes impurezas indica la inflamación del sistema genitourinario.
  3. El nivel del pH. Existe de tres tipos, el pH ácido, alcalino y neutro. La norma se considera el pH ácido de la orina. Las desviaciones de los niveles de este dato están asociadas con una inflamación de las vías urinarias.
  4. La densidad. Normalmente, debe estar entre el nivel de 1018 a 1025. sin embargo, si en la descodificación de una prueba de la orina se indican números más altos, se habla de la deshidratación del organismo y de un alto contenido de azúcar en la sangre. En los niveles más bajas de lo normal, vale la pena analizar la posibilidad de la insuficiencia renal. Un  resultado similar puede ser obtenido al ingerir grandes cantidades de líquido antes de la toma de la muestra de orina.
  5. La proteína (normalmente no más de 0,033%). Una grán cantidad de proteína en la orina, por lo general indica o bién una infección, o una inflamación. Los datos de la norma superiores, pueden aparecer después de un esfuerzo físico intenso.
  6. Los eritrocitos. Estos datos no deben estar presentes en la orina de un niño sano, ni aparecer en cantidades muy pequeñas. De lo contrario, el alto contenido de las células rojas de la sangre en la orina, puede indicar las enfermedades renales graves, las alteraciones inmunológicas y el cáncer.
  7. Los glóbulos blancos. Tampoco deben aparecer en el análisis normal de la orina. Si el análisis revela la presencia de las células blancas de la sangre, entonces puede indicar, que en el cuerpo pueden surgir algunos procesos inflamatorios, tales como la prostatitis, la cistitis o una inflamación de los riñones.

¡Importante! No subestime el resultado del análisis de la orina alterado. Aunque a primera vista, nada perturbe al niño, será necesaria una consulta con un médico, ya que puede prevenir el desarrollo de las enfermedades bastante graves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *