Fiebre alta y los efectos secundarios.

La fiebre, cuando se explica en lenguaje común, no es más que un aumento en la temperatura del cuerpo. En la mayoría de los casos, esto indica, que algo está mal en el cuerpo. La temperatura normal del cuerpo humano es de 37 grados Celsius (98,6 grados Fahrenheit). La fiebre no es más que una molestia para los adultos, a menos que se eleva a 39,4 C (102,92 F) o más. Pero cuando se trata de niños, un ligero aumento en la temperatura de su cuerpo, es lo suficientemente potente, como para crear serias complicaciones si no se tratan. En general, para los niños menores de 5 años, el 37,5 C (99,5 F) se considera, como fiebre alta, y por lo tanto es de 38 C (100,4 F), para niños de más de 5 años. Sin embargo, también es importante saber, que el grado de fiebre no es siempre proporcional a la gravedad de la enfermedad. Los expertos médicos hán observado, que alguien con la fiebre alta, se diagnostica con una enfermedad leve, mientras que una persona que tiene un poco de fiebre, se descubre que en realidad, padece una enfermedad grave.

Las complicaciones de la fiebre alta

En Niños
Los efectos secundarios de la fiebre alta, són más alarmantes en los niños pequeños. Una complicación frecuente, que se diagnostica en un pequeño porcentaje de los niños, en su mayoría entre las edades de 6 meses a 3 años, es lo que se conoce, como crisis convulsivas febriles. También se conocen, como convulsiones febriles o convulsiones de fiebre inducida. Se desencadenan, debido al aumento repentino de la temperatura del cuerpo, que es generalmente causadas por una infección. Un síntoma evidente de este efecto secundario, es la fiebre que puede subir más de 38.9 C (102,02 F). Aparte de esto, otros síntomas clásicos y obvios, són agitaciónes involuntarias o sacudidas de las extremidades en ambos lados del cuerpo, y el cuerpo se vuelve rígido. La pérdida de la conciencia y el control del intestino y la rotación de los ojos, són otros síntomas importantes que pueden indicar, que la fiebre ha progresado a convulsiones febriles. Dificultad para respirar, vómitos, y la aparición de espuma en la boca, también pueden acompañar.

Lo más probable, es que estos efectos secundarios causados ​​por convulsiones febriles, pueden parecer alarmantemente peligrosos para los padres. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no lo són. Los informes dicen, que un ataque de fiebre inducida es normalmente inofensivo, y es poco probable, que se desencadene un problema a largo plazo en el paciente. Y por eso se recomienda, que los padres lleven a su hijo al pediatra inmediatamente después, de que los ataques hayan cesado, para que la causa subyacente pueda ser determinada.

En Adultos
Los adultos suelen ser más resistentes a la fiebre alta a diferencia de los niños y los bebés, y no sufren los síntomas, como fiebre inducida por convulsión, como se describió anteriormente. Sin embargo, si la fiebre se acompaña de inflamación severa de la garganta, erupción cutánea, sin ninguna razón aparente, dolor y rigidez en el cuello, aumento de la sensibilidad a la luz brillante, dolor del pecho y dificultad para respirar, la atención médica inmediata es necesaria. Además, si se produce un dolor de la cabeza es severo, comportamiento irritable extremo, confusión, dolor al orinar y vómitos persistentes, acompañados de la fiebre alta, entonces podría indicar, que la situación es sumamente grave, y requiere la intervención médica.

Las causas más comunes de fiebre alta

La mayoría de los casos de la fiebre o de la fiebre alta, están asociados a uno u otro tipo de infección bacteriana o viral. Pero cuando las infecciones no són las culpables, los factores como el agotamiento por el calor, quemaduras solares, ciertos medicamentos y vacunas, pueden aparecer también. Aunque sea raro, el cáncer de riñón también es conocido por desencadenar la fiebre alta, y también lo hace la artritis reumatoide.

Es importante saber, que si el factor causal de la fiebre alta, es una infección viral, entonces se aconseja esperar. Las infecciones víricas no se vén afectadas por los antibióticos, pero al mismo tiempo, se autoresuelven. Tomando un descanso adecuado, y beber abundantes líquidos, es suficiente para reducir los síntomas. Y si la infección bacteriana es el caso, entonces los antibióticos són el primer tratamiento.

You may also like...

1 Response

  1. Ireisy dice:

    hola, yo tuve hace unos días una fiebre alta de 38,5 a 39 la tuve por 11 horas sin bajar de esa temperatura, luego de esta fiebre la cabeza me ha quedado con una sensación de mareo o peso en la cabeza, y no sé si es de la fiebre que tuve por tantas horas, quisiera que me dieran alguna respuesta. gracias
    le saluda,
    ireisy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *