Aftas en la lengua

¿Sabía usted que aproximadamente el 20% de la población mundial sufre de aftas bucales en un momento dado del tiempo? ¡Sí, son tan comunes! Las úlceras bucales, también llamadas úlceras aftosas, en términos médicos, es una condición en la cual las úlceras se desarrollan en la lengua, en el interior de las mejillas, en los labios internos o en las encías. Las aftas en la lengua no son contagiosas pero son extremadamente dolorosas. Son más comunes en mujeres que en hombres. Además, la población adolescente es más propensa a esta afección que cualquier otro grupo de edad. Ellas son de color rojo y pueden tener un recubrimiento blanco. Su diámetro puede variar entre 1 mm y 10 mm o a veces es incluso más.

¿Cuáles son las causas?

No existen causas específicas conocidas de las aftas. Pueden surgir debido a cualquiera de las siguientes condiciones:

  • Debido a objetos como palillos de dientes, cepillos de dientes o mordiscos.
  • Infecciones virales.
  • Herencia.
  • Cambios hormonales, tales como durante la menstruación en las mujeres.
  • Alimentos picantes y salados.
  • Lesiones debidas a los aparatos en los dientes.
  • Jugos de alto grado de ácido como el jugo de naranja, jugo de limón, etc.
  • Falta de vitaminas y minerales esenciales.

Cómo tratarlas

Las úlceras bucales sanan por sí mismas dentro de 10 días. Sin embargo, si tiene llagas dolorosas y persistentes, es posible que desee tratarlas lo antes posible. El tratamiento de las aftas en la lengua implica el uso de ciertos medicamentos de la farmacia, así como remedios caseros. A continuación le presentamos una lista de remedios para curar las aftas en la lengua.

Peróxido de hidrógeno
El peróxido de hidrógeno es un antiséptico muy eficaz contra todo tipo de infecciones. Su aplicación sobre la herida mata los gérmenes y ayuda a tratar las aftas en la lengua. Es fácilmente disponible en la farmacia, pero tiene que ser diluido en un 50% antes de aplicarlo. Aplíquelo 3 – 4 veces al día sobre las llagas hasta que se curen completamente. Echar unas gotas de peróxido de hidrógeno en el cepillo de dientes es una buena manera de prevenirlas.

Benzocaína
La benzocaína es un ingrediente principal de casi todos los geles bucales anestésicos. No tiene propiedades anti-sépticos pero adormece el dolor durante algún tiempo. Se aplica por vía tópica sobre las aftas en la lengua. A pesar de que sus efectos comienzan a desaparecer al cabo de media hora, no es recomendable aplicarla cada media hora.

La sal y el bicarbonato de sodio
La sal y el bicarbonato de sodio son sustancias naturales antisépticas. Hay que tomar una cantidad igual del bicarbonato de sodio y la sal y diluirlos en agua. Aplique esta mezcla sobre las aftas en la lengua por lo menos 3-4 veces al día.

Remedios recetados
Si el dolor en la lengua es muy insoportable, entonces es mejor tomar los medicamentos con receta para curar el problema. Estos incluyen principalmente los esteroides o enjuagues bucales con unas fuertes dosis de benzocaína.

Inicie la cura rápidamente

  • Tome tres pastillas de acidophilus al día.
  • Machaque un comprimido de aspirina y aplíquelo sobre la llaga o deje que se disuelva en la llaga.
  • Frote un poco de miel en las aftas en la lengua.
  • Use pasta de dientes sin el ingrediente llamado lauril sulfato de sodio (SLS).
  • La aplicación de una mezcla de cal y sal de roca también ayuda a curar las úlceras bucales.
  • Los empastes dentales de amalgama son una de las razones para las aftas persistentes en la lengua. Por lo tanto, consulte a su dentista para reemplazarlos con un material diferente.
  • Hacer gárgaras con agua oxigenada también ayuda a reducir las aftas.

Las aftas en la lengua son extremadamente dolorosas y pueden hacer que comer sea una tarea traumática. Por lo tanto, si las tiene durante mucho tiempo, se recomienda que consulte a un médico.

Un comentario en “Aftas en la lengua”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *