Aceite de semillas de uva para la piel

Cuando se trata de cuidar de la propia salud o belleza, la gente empieza a volver a lo básico. Muchos se convierten en vegetarianos, y en cuanto se refiere al cuidado de la piel, cambian los cosméticos químicos por los de productos naturales. Uno de esos productos de cuidado de la piel natural que ha capturado la imaginación de muchas mujeres es el aceite de semillas de uva. A pesar de que ha sido previamente utilizado para cocinar y hornear, los investigadores ahora están proclamando que tiene también algunos beneficios increíbles para la piel.

Para aquellos que se preguntan: “¿Es bueno el aceite de uva para la piel?”, es ante todo importante saber cómo se hace este aceite. El aceite de semillas de uva se hace cuando las semillas de la uva vitis vinifera se presionan en condiciones de calor extremo. La uva vitis vinifera es muy usada para la elaboración del vino. El aceite de semillas de uva es de color verde pálido, de textura ligera y es casi inodoro. Todas estas cualidades hacen de él un excelente aceite para la piel.

Hidrata
El aceite de semillas de uva puede ser muy fácilmente absorbido por la piel. Cuando se aplica sobre la piel, apenas deja restos de aceite. Además, este aceite ayuda en la regeneración de tejidos. Su capacidad para bloquear la humedad y reparar los tejidos hace que el aceite de semillas de uva sea muy útil y eficaz como humectante para la piel.

Tonifica y ayuda en el estiramiento
El aceite de semillas de uva tiene propiedades astringentes. Por lo tanto, si se aplica regularmente sobre la piel, ayuda en el estiramiento de la piel y la tonifica. Las personas con piel grasa pueden beneficiarse especialmente de su aplicación regular.

Evita las ojeras
Otro uso es que si se aplica en la piel alrededor de los ojos cada noche antes de dormir, puede ayudar a minimizar los círculos oscuros dentro de algunas semanas. A diferencia de las cremas para los ojos, el aceite de semillas de uva es totalmente libre de sustancias químicas, por lo que es una buena opción para aplicarlo en tales áreas sensibles como debajo de los ojos.

Cura el acné
El aceite de semillas de uva es muy rico en ácido linoleico, un ácido graso que ayuda en el mantenimiento de las membranas celulares, así como la piel. Por lo tanto, su uso regular puede ayudar en el tratamiento de muchos de los problemas de la piel como el acné. Muchas mujeres usan el aceite de semillas de uva para el acné de la cara debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Sus aplicaciones regulares ayudan en la prevención de la obstrucción de los poros, lo que reduce la incidencia de brotes de acné.

Minimiza la apariencia de las arrugas
El aceite de semillas de uva es rico en proantocianidinas, ya que que ayuda a revertir los daños del envejecimiento de la piel. Es por eso que muchas mujeres usan el aceite de semillas de uva para las arrugas. Además de ser rico en antioxidantes, hidrata la piel y tiene propiedades nutritivas. Por lo tanto, si se aplica sobre la piel seca, mantiene la piel hidratada, y como todo el mundo sabe, la piel hidratada está menos expuesta a las líneas finas y arrugas secas.

Otros usos
Algunos de los ácidos grasos que componen el aceite de semillas de uva para mejorar la belleza ideal son palmitoleico, esteárico linolénico, alfa, docosanoico e icosenoico. Estos ácidos grasos son muy útiles para la piel, ya que ayudan a protegerla del sol, ayudan en la cicatrización de heridas, reducen las varices e incluso se sabe que reducen las estrías.

Como se ve, hay muchas ventajas de la utilización del aceite de semillas de uva para el cuidado de la piel. Algunos estudios científicos han demostrado que sus propiedades antioxidantes son aún mayores que las de las vitaminas C y E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *