A veces, unas piedras duras se desarrollan en las amígdalas, lo que puede ser bastante doloroso. Sin embargo, con un tratamiento efectivo, usted puede deshacerse de la incómodidad, que provocan estas piedras o los tonsilolitos.

El tratamiento de piedras en las amígdalas.

Las amígdalas son una parte de nuestro sistema inmune tanto de los microorganismos, como de las bacterias o los virus. Cuando aluno de estos patógenos trata de invadir el cuerpo, las amígdalas absorben estos microorganismos para impedir su entrada adicional en el cuerpo. En algunos casos, las amígdalas se infectan y una persona experimenta las amígdalas inflamadas. Estos son los síntomas, las causas y el tratamiento de los cálculos amigdalinos.

Causas
Las piedras en  las amígdalas son raras, pero las causas siguientes o una combinación de estas, pueden provocar esta condición en una persona:

  • Las bacterias orales
  • Dead WBC (los glóbulos blancos)
  • La secreción de mucosidades
  • Fumar sin filtro
  • Los residuos de la acción de las enzimas en los alimentos retenidos
  • La hiperfunción de las glándulas salivales

Síntomas
Una persona que padece las piedras en las amígdalas, muestra los siguientes síntomas:

  • El mal aliento o la halitosis, es un primer indicador de los tonsilolitos.
  • Los grumos sólidos de material blanco en la parte posterior de la garganta, es el signo más indicativo de las piedras en las amígdalas.
  • La dificultad al tragar se experimenta a menudo, si un paciente está sufriendo de la formación de las piedras en las amígdalas.
  • La inflamación de las amígdalas debida a una infección, es otro síntoma común.
  • En algunos casos se experimenta el dolor del oído.
  • El dolor de la garganta, con dolor y molestias en la zona donde las amígdalas se infectan, es otro síntoma común.

Tratamiento
El tratamiento dependerá de lo grandes sean los tonsilolitos y del grado de molestias, que le están causando al paciente. Si las piedras en las amígdalas són mayormente asintomáticas, entonces es posible, que no se necesite ningún tratamiento especial.

Tratamiento en el hogar: ¿Se está preguntando acerca de cómo curar estas piedras mediante los remedios caseros? Las gárgaras con el agua salada es la respuesta. Hervir 2 vasos de agua con 2 cucharadas de sal de mesa, esperar a que la solución se vuelva tibia y luego hacer gárgaras de la garganta con la misma. Repita este remedio 3 veces al día, para aliviar el malestar. Este también es un remedio eficaz para el tratamiento de las anginas inflamadas. Muchas personas usan los hisopos o los picos, para desalojar los cálculos amigdalinos aunque es recomendable ponerse en contacto con su médico antes de optar por este tratamiento.

Tratamiento médico: En el caso, de que usted está sufriendo de la fiebre o experimenta la dificultad al tragar, entonces es necesaria la ayuda médica. El médico le recetará algunos antibióticos y unas pastillas anti-inflamatorias. Generalmente, el médico le dará un tratamiento de 10 días del uso de los antibióticos, para deshacerse de la infección por completo. En los casos extremos de las amígdalas inflamadas, junto con las piedras en las amígdalas, si a una persona se le hace imposible tragar la comida, la pueden hospitalizar  y administrarle los líquidos por la vía intravenosa.

Extirpación quirúrgica: La cirugía se realiza, cuando una persona ha sido tratada por las piedras en las amígdalas sin resultado alguno durante un año, o en el caso, de que muestre síntomas extremos. Los tonsilolitos son más comunes en los pacientes, que padecen la amigdalitis continua. En tales casos, la cirugía o la amigdalectomía se utiliza como el último recurso, porque la eliminación de las amígdalas, es como la eliminación de una parte del sistema inmune. El médico utilizará una anestesia local, y extraerá  las amígdalas mediante la cirugía. Este procedimiento proporciona un alivio permanente a una persona, que haya estado sufriendo de las amígdalas inflamadas y de la piedras durante mucho tiempo.

Consejos de prevención: Para las personas que padecen de la amigdalitis con frecuencia, son necesarias algunas medidas preventivas, como evitar comer cualquier alimento, que les pueda provocar un dolor de la garganta. Estos alimentos, son los alimentos ácidos, los alimentos fríos y los alimentos grasos o fritos. Estas personas también deben tratar las infecciones de la nariz o de la garganta lo antes posible, para evitar que las amígdalas se infecten. El cepillado de la boca y la superficie de la lengua correctamente limpia, también pueden reducir la posibilidad de la infección por las bacterias. Todas estas medidas de prevención, definitivamente reducen la posibilidad de la aparición de las piedras en las amígdalas.

Estas fueron las opciones de tratamiento y los consejos para la prevención de los tonsilolitos. En el caso, de que usted esté sufriendo de los síntomas leves de las amígdalas, utilice el agua salada para hacer gárgaras, pero busque la ayuda médica, si se presentan los síntomas severos.

 

Leave a Reply