La tós con flema.


La tós con flema.

La tós es una respuesta reflejo, que ocurre debido a la estimulación de los nervios sensoriales en el revestimiento interior de las vías respiratorias. Por lo general, se produce debido a la obstrucción en las vías respiratorias por la inhalación de partículas de polvo en el aire, o cuando un trozo de comida baja por el paso equivocado. La flema o la mucosidad es un líquido espeso, como una gelatina de diferentes colores, que se expulsa de la garganta. La palabra flema viene de la palabra griega phlegma, que significa toser el moco, que se ha acumulado en la región de la garganta. Sin embargo, el moco es una parte de la respuesta inmune natural, que ayuda en la eliminación de los invasores de nuestro cuerpo. Cuando el moco es expulsado del cuerpo a través de la tós o el estornudo, a menudo, el invasor también es expulsado a través de los mismos.

El color original de la flema es blanco. El moco claro o amarillo aparece en las fases iniciales de la enfermedad o cuando el cuerpo trata de expulsar al invasor. El moco amarillo se vé en el caso de una infección bacteriana, una infección del tracto respiratorio, la sinusitis, el resfriado o la gripe. La tós con flema verde es un signo de una afección grave en la mayoría de los casos, ya que apunta a la neumonía, la tuberculosis, etc., pero la tós con flema y sangre, indica que hay mucha congestión de tránsito en las vías respiratorias, o daños menores en el tejido del seno maxilar y las cavidades nasales, por lo tanto, el paciente requiere la atención médica inmediata. El moco con sangre es de color rojo o rosa.

Las causas de la tós con moco y flema.

Este síntoma puede producirse por diversas causas, que se comentan a continuación:

  • El resfriado común, es una causa frecuente de tós aguda con flema en la garganta.
  • Las alergias causadas por las sustancias irritantes, como el polvo, la caspa de las mascotas, los humos químicos, etc.
  • Las enfermedades graves, como la neumonía, el asma, la insuficiencia cardíaca aguda o la embolia pulmonar (un coágulo de los vasos sanguíneos de los pulmones), pueden conducir a toser con flema durante 3 semanas.
  • El fumar causa la tós con flema de color verde amarillo, marrón oxidado, manchado de sangre o mal olor.
  • El reflujo gastro-esofágico o las infecciones bacterianas o virales en los pulmones, como la bronquitis aguda, la tós ferina o la difteria en los niños.

El tratamiento para la tós con moco y flema.

El tratamiento para la tós con moco depende principalmente de los síntomas diagnosticados por el médico durante un examen físico o las pruebas, como una radiografía del tórax, el análisis de sangre, el examen del esputo, la ECG y el examen de TC. Generalmente, se prescriben los expectorantes y los mucolíticos, ya que estos ayudan a romper el moco o la flema, por lo tanto, facilitan su eliminación. Los tratamientos homeopáticos, como el Kali mur, el Kali sulph y el Kali bich, ayudan a controlar la producción del moco, alivian la tós sin el riesgo de los efectos secundarios. Estos són muy eficaces en las personas de todas las edades y proporcionan la curación más rápida del cuerpo. Los remedios naturales para la tós y el moco se han utilizado durante siglos, algunos de los cuales són los siguientes:

  • La inhalar los vapores del agua muy caliente (no hitviendo) o tomar una ducha caliente, ayudan a aflojar el moco en la garganta y en la descongestión de las vías respiratorias.
  • Beber mucha agua o al menos 7 u 8 vasos de agua todos los días, también afloja la flema. Siempre que sea posible, lo mejor es consumir agua no muy fría o caliente para un alivio más rápido de la flema.
  • Los productos lácteos, la carne o los alimentos fritos incrementan la producción del moco en el cuerpo y, por lo tanto, deben ser evitados.
  • El uso de un humidificador o un vaporizador por la noche especialmente en invierno, afloja la flema de la garganta. Añadir unas gotas de aceite de eucalipto al vaporizador, también ayuda a aliviar la congestión del pecho.
  • Limitar la exposición a los alergenos, como el polvo doméstico, los productos de la limpieza, los vapores de la pintura, los productos químicos, los perfumes, etc.
  • Dejar de fumar, ya que esto empeora las afecciones respiratorias. Después de dejar de fumar, el paciente puede observaruna grán reducción de la flema y la descongestión de las vías respiratorias.
  • Hacer gárgaras con el agua salada, con o sin la cúrcuma ayudará a calmar las vías respiratorias, así como la garganta.

La tós con flema también puede ser tratada con el té de limón verde o la sopa de pollo, ya que ayuda a disolver la mucosidad y aliviar la congestión respiratoria. A pesar de que el moco puede ser extremadamente irritante, hay que tener cuidado con no secar demasiado, ya que es una parte esencial del sistema inmune del cuerpo. En lo posible, se recomienda no utilizar supresores de la tós de venta libre, ya que pueden no ser lo correcto para tratar su condición. Si usted ha estado tosiendo moco durante varios días, sin la posibilidad de curarse a sí mismo, lo mejor es consultar con su médico y buscar un tratamiento adecuado.

Artículos relacionados:

Tos crónica con flema

Picazón en la garganta con sangre en la flema

La sangre en la flema.

Remedios contra la flema en la garganta

Colores de moco

La flema en el pecho.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *