Tomar un baño teniendo fiebre


Tomar un baño teniendo fiebre

¿Qué hacer cuando de repente  empiezas a sentir frío y fiebre? Es probable que se envuelva en una docena de mantas  para quitarse el frío y tal vez con la esperanza de reducir la temperatura. Tomar un baño teniendo fiebre parece ser absurdo, ¿no? Es probable que termine haciendo todas las cosas mal, cuando se tiene fiebre y está tratando de recuperarse en casa. Aunque meterse debajo de la ducha o en la bañera suena una idea cruel, cuando esté tiritando de frío, puede ser realmente beneficioso para el tratamiento de la fiebre. Sigue leyendo para saber cómo tomar un baño teniendo fiebre.

¿Cómo tomar un baño teniendo fiebre?

La fiebre se caracteriza por un aumento de la temperatura corporal y es a menudo acompañada de escalofríos. Es el mecanismo propio del organismo de deshacerse del exceso de calor en el interior del cuerpo. Normalmente, las personas tienden a envolverse en ropa de abrigo. Esto es en realidad una práctica errónea y logra el efecto contrario. Al cubrir su cuerpo con capas de ropa, se evita que el calor se escape del cuerpo. El calor atrapado no proporciona  disminución de la temperatura. Como resultado, la fiebre se mantiene. Por otro lado, cuando usted toma un baño, el agua realmente ayuda a que el calor se escape. En pocos minutos, usted notará un fuerte descenso de la temperatura. Sin embargo, esto puede ser una fase temporal y usted todavía necesita continuar con las soluciones convencionales para la fiebre.

Tipos de Terapias de  baño cuando se tiene fiebre

El baño con agua tibia teniendo fiebre le ayuda en varias formas, ya que te relaja, al tiempo que reduce la temperatura de su cuerpo. Usted tiene que elegir la terapia de baño tibia de acuerdo a su edad y su temperatura.

  1. Baño de esponja
    Baño de esponja es particularmente eficaz para los bebés y niños pequeños. Los adultos con fiebre alta, que no pueden bañarse por sí mismos también pueden beneficiarse de baño de esponja. Para un baño de esponja, tomar  agua tibia o agua a una temperatura ambiente, en una pequeña tina. Remoje un pedazo de esponja en ella y luego apriete suavemente para eliminar el exceso de agua. Limpie el cuerpo de la persona que sufre de fiebre con esta esponja. Usted puede agregar unas gotas de aceites esenciales como lavanda o manzanilla, para que la persona se sienta fresca. Baño de esponja con fiebre alta es muy eficaz para reducir la temperatura rápidamente.
  2. Bañera
    Si se siente lleno de energía suficiente para bañarse, entonces usted puede intentar un baño de espuma en una bañera. Llene la bañera con agua tibia y vierta dos tazas de jabón líquido en su interior. Evite el uso de agua fría, ya que puede hacer que usted tiemble lo que aumentara la temperatura del cuerpo. Podrá relajarse y pasar un tiempo en la bañera hasta que el agua comience a enfriarse. Salga de la bañera y séquese adecuadamente, con una toalla limpia. Usted deberá sentirse mejor que antes. Tomar una ducha con fiebre puede que no sea una buena idea, ya que puede sentirse mareado e inestable mientras está de pie en la ducha.

Tomar un baño teniendo fiebre es útil sólo si tiene fiebre moderada o baja. Si la fiebre  es más de 103 ° F, debe buscar ayuda médica para evitar que la temperatura aumente más. Colocar hielo en la frente y en la parte posterior del cuello también ayuda a controlar la fiebre.

 

Artículos relacionados:

Dolor de cabeza y fiebre en niños

Causas más comunes de la fiebre

La fiebre sin otros síntomas.

Fiebre recurrente en niños

La fiebre en los bebés. El gráfico de la temperatura.

Fiebre baja después de la cirugía

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *