Los tipos de fiebre.


Los tipos de fiebre.

Las diferentes enfermedades y las diferentes infecciones, como la bacteriana, la viral o la parasitaria, producen un síntoma común, que es la fiebre. La fiebre, no es más que la temperatura elevada del cuerpo. La temperatura normal del cuerpo, cuando se mide por la vía oral, puede ser 98,2 ± 1,3 º F o 36,8 ± 0,7 º C. El proceso de sudoración ayuda a mantener la temperatura normal del cuerpo. El cerebro, las glándulas sudoríparas en la piel, los vasos sanguíneos y las hormonas juegan un papel importante en el mantenimiento de la temperatura corporal normal. Las encimas y las hormonas en el cuerpo, no pueden funcionar correctamente, si la temperatura del cuerpo aumenta o disminuye del nivel normal. La fiebre alta y persistente puede llegar a ser fatal. El cuerpo eleva su temperatura para eliminar los patógenos. Este es un mecanismo adaptativo, que ayuda a acelerar el sistema inmunológico.

Los diferentes tipos de fiebre.

La fiebre puede ser clasificada de acuerdo con sus síntomas asociados, su causa y su tipo. La fiebre puede ser baja (la temperatura del cuerpo es menor de 101 º F) o alta (la temperatura del cuerpo es mayor de F º 104). El tipo de la fiebre, a menudo ayuda a diagnosticar la enfermedad. Éstos són los diferentes tipos de la fiebre.

  • La fiebre continua.
    Una persona puede notar, que la temperatura del cuerpo es más alta de lo normal, pero no se dá cuenta de las fuertes variaciones de la misma. Una variación pequeña de alrededor de 1 ºC, puede ser observada dentro de las 24 horas. Este tipo de la fiebre continua, se observa en las personas con una infección del tracto urinario, el tifus, la neumonía lobar o la brucelosis. Cuando los niños y los adultos padecen la fiebre tifoidea, su temperatura corporal se mantiene elevada durante un largo período de tiempo prolongado (fiebre sostenida). Esta fiebre desaparece solamente después de haber tomado la medicación.
  • La fiebre remitente.
    Cuando una persona tiene fiebre, experimenta fluctuaciones de la temperatura, más de 1 ºC durante 24 horas, ésta se denomina como la fiebre remitente. Por ejemplo, las personas que padecen la endocarditis infecciosa, pueden experimentar este tipo de fiebre.
  • La fiebre intermitente.
    Una persona puede experimentar la fiebre durante un cierto período de tiempo. Sin embargo, al pasar este tiempo, su cuerpo vuelve a la temperatura normal. Este tipo de fiebre se observa durante la malaria, la fiebre negra, o la septicemia. La fiebre intermitente, que se denomina como la fiebre cotidiana, se experimenta durante 24 horas. Cuando se mantiene durante 48 horas, se conoce como la fiebre terciana. Los pacientes de la malaria pueden experimentar un tipo de fiebre cotidiana o terciana. Las personas que padecen el plasmodium malariae, sufren una fiebre que se experimenta durante 72 horas. Este tipo de fiebre, se conoce como la fiebre cuartana. La temperatura corporal, que presenta un tipo típico de “altibajos”, también es conocida como la fiebre episódica.
  • La fiebre recurrente.
    Cuando la fiebre reaparece después de un cierto período de tiempo, se denomina como la fiebre recurrente. No sólo una vez, ya que la fiebre puede aparecer varias veces. Los que tienen un sistema inmune débil, tienen que hacerle frente a este problema.
  • La fiebre de Pel-Ebstein.
    Algunos médicos no la consideran como un tipo de fiebre. Algunos no están de acuerdo con que este tipo de fiebre exista. Este tipo de fiebre se observa en los pacientes con linfoma de Hodgkin, un cáncer de los glóbulos blancos. Se observa en los pacientes, que padecen la fiebre alta durante una semana y la fiebre baja durante la semana siguiente.

Durante los últimos años, los diferentes tipos de la fiebre y sus síntomas, pueden variar de acuerdo a la causa subyacente de la fiebre.

La fiebre y sus síntomas.

La siguiente tabla puede ser útil en la identificación de algunas de las enfermedades comunes y los diferentes tipos de la fiebre en los niños y los adultos.

 El tipo de la fiebre  Los síntomas Enfermedad
La fiebre reumática de la más baja a la más alta, en los niños pequeños y en los adolescentes. Dolor en las articulaciones, el funcionamiento afectado del corazón y el sistema nervioso. Reumatismo inflamatorio crónico.
Los escalofríos y la fiebre, de la más baja a la más alta, comunes en los niños y los adultos. Dolor de garganta, dolor del cuerpo, la congestión nasal, la tós, debilidad. Influenza, infección viral.
La fiebre baja, común en los niños. Dolor de cabeza, los ojos llorosos, la tós, una erupción rojiza en la piel, debilidad. Sarampión.
La fiebre alta. Escalofríos y temblores, la sudoración excesiva, debilidad, dolor de cabeza, dolor del cuerpo. Malaria.
La fiebre baja, se produce sobre todo en los pacientes sometidos a la quimioterapia. El sistema inmunológico débil, debido a la falta de los neutrófilos, que combaten la infección, la propagación repentina de la infección. Neutropenia febril.
La fiebre alta repentina (de F º 104-105). Dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, dolor muscular, inflamación de los ganglios linfáticos, las náuseas, la pérdida del apetito. El dengue.
La fiebre alta (101 º F o más). Dolor de cabeza, capa blanca en la lengua, cubierta de puntos rojos, la inflamación de los ganglios en el cuello, la garganta inflamada, enrojecida, el oscurecimiento de los pliegues de la piel, la piel pálida, erupciones en la piel en forma de manchas rojas. Escarlatina.

La lista no termina aquí, ya que es simplemente imposible describir los tipos de fiebre y sus síntomas en un solo artículo. Los niños que padecen la amigdalitis pueden tener fiebre, mientras que los miembros mayores de la familia pueden padecer la fiebre debido a una artritis severa. La fiebre se puede producir después de la vacunación, o incluso después de un esfuerzo excesivo. Diferentes enfermedades comunes presentan fiebre como un síntoma. Una fiebre leve seguida de los síntomas leves, puede desaparecer sin tratamiento alguno, mientras que la fiebre persistente o la fiebre alta requiere la atención médica inmediata.

Artículos relacionados:

Fiebre alta y persistente

Tipos de dengue

Fiebre alta y los efectos secundarios.

La tos y la fiebre

Temperatura corporal alta

La fiebre durante el embarazo

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *