Síntomas de la neumonía por aspiración


Síntomas de la neumonía por aspiración

La neumonía por aspiración es causada por la inhalación de materiales extraños en los pulmones. Por lo general, las secreciones de alimentos, contenido del estómago, saliva y moco nasal se inhalan a causa de esta enfermedad. Cuando cualquiera de estos materiales entra en los pulmones accidentalmente, puede causar obstrucciones o daños de los bronquiolos. En tales situaciones, el sitio afectado puede desarrollar hinchazón y drenaje. En algunos casos, el sitio afectado también puede ser atacado por unos agentes patógenos, como bacterias. Esto agrava el problema.

Más información sobre la neumonía por aspiración

Como se mencionó anteriormente, la neumonía por aspiración es causada por la inhalación de materiales extraños en los pulmones. Normalmente, las personas aspiran o inhalan pequeñas cantidades del contenido oral o gástrico, pero el mecanismo de defensa del cuerpo se encarga de ello. Sin embargo, en las personas con problemas pulmonares o problemas de defensa la inhalación de materiales extraños en grandes cantidades puede causar la neumonía por aspiración, con o sin absceso pulmonar. Se caracteriza por una inflamación de los bronquiolos. Los alvéolos en esta región se llenan de líquido, como una reacción del sistema inmune. Si el material aspirado es de naturaleza ácida, puede ocurrir una inflamación química. Se ha observado que la neumonía por aspiración a menudo está relacionada con la parte derecha y las partes inferiores de los pulmones. Los que aspiran en una posición vertical desarrollan problemas principalmente en las partes inferiores de los pulmones. La gravedad depende a menudo de la posición.

Causas

En la mayoría de los casos, los materiales extraños se aspiran por los pulmones involuntariamente o debido al mecanismo de deglución deteriorado. La inhalación involuntaria a menudo se observa en las personas con alteración de la conciencia, como las bajo anestesia o en estado de embriaguez. Incluso el uso de ciertas drogas y cuando uno ese encuentra en un estado inconsciente, pueden dar lugar a la aspiración involuntaria. La vejez y la infancia también son ligadas a esta condición. En el caso de los recién nacidos o bebés, el trabajo de parto prolongado y grandes cantidades de líquido amniótico pueden ser una causa de la neumonía por aspiración. En tales casos, los síntomas de la neumonía por aspiración en los bebés incluyen la incapacidad para succionar la leche materna y la fiebre. Las personas con problemas dentales y trastornos del esófago también son propensas a esta condición. Incluso las condiciones médicas como apoplejía, enfermedad de Parkinson, lesiones en la cabeza, convulsiones, esclerosis múltiple pueden causar la neumonía por aspiración.

Síntomas

Los síntomas y la gravedad de esta afección médica pueden variar de una persona a otra. Se ha probado que los síntomas, así como la gravedad del estado se basan en la naturaleza del material inhalado y su volumen. Si el paciente ha aspirado un material extraño en gran cantidad, pueden desarrollarse unos problemas respiratorios graves dentro de una o dos horas. En la mayoría de los casos de neumonía por aspiración, los síntomas se desarrollan a un ritmo muy lento, pero pueden empeorarse rápidamente.

  • El síntoma más común de la neumonía por aspiración es la tos, que puede ser frecuente. La tos podrá también llevar a producir flema con pus o con sangre. Puede ser maloliente y espumosa también.
  • La persona afectada puede también experimentar dificultad para respirar, así como una mayor frecuencia cardíaca en reposo. Además puede tener sibilancias y dolor en el pecho durante la tos o la respiración.
  • Otros síntomas de la neumonía por aspiración incluyen el mal aliento, mareos, confusión, fiebre, escalofríos y nerviosismo. La persona puede sudar mucho e incluso puede desmayarse.
  • Aparte de lo dicho anteriormente, el paciente puede tener dificultad para tragar y coloración azulada de la piel.

Lo mencionado arriba es sólo un breve resumen, porque los síntomas de esta condición pueden variar con la gravedad de la condición, la edad y el estado de salud del paciente y la naturaleza del material aspirado. El tratamiento para esta condición puede variar también en cada caso particular. En el caso de una causa bacteriana, los antibióticos pueden ser administrados. Si hay reflujo ácido, los medicamentos pueden ser administrados para reducir el ácido estomacal. En caso de inhalación de materiales sólidos, la broncoscopia se realiza para quitarlos. El paciente también puede recibir oxígeno. Los casos severos requieren hospitalización y vigilancia constante. La neumonía por aspiración requiere un tratamiento adecuado y oportuno para evitar complicaciones potencialmente mortales.

Artículos relacionados:

Señales de peligro por la neumonía

Los remedios caseros para la neumonía.

Para recuperarse de la neumonía.

Neumonía bilateral.

Tiempo de recuperación de la neumonía

Neumonía. Los efectos secundarios de la vacuna

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *