Durante el siguiente artículo, puede conocer todo lo que usted desearía saber, acerca de los síntomas de la leucemia en las mujeres. Siga leyendo, para saber más...

Los síntomas de la leucemia en las mujeres.

La leucemia es un tipo de cáncer, que afecta a la médula ósea y el sistema linfático del cuerpo. Existen cuatro tipos de leucemia. La mayoría de estos afectan a los niños y muy poco a los adultos. La leucemia afecta a los glóbulos blancos del cuerpo, que ayudan a proteger el cuerpo de las infecciones. Sin embargo, en las personas con la leucemia, estas células blancas de la sangre crecen y se dividen de manera anormal y aumentan en número. Si una prueba de la sangre muestra un aumento anormal de los glóbulos blancos, se denomina como una característica de la leucemia.

Los síntomas de la leucemia en las mujeres
Existen muchos síntomas de la leucemia no específicos. Las mujeres y los hombres tienden a tener más o menos los mismos síntomas. Si usted es una mujer, entonces usted debe estár muy atenta a su salud. Muchas mujeres corren el riesgo de desarrollar el cáncer de la mama, el cáncer uterino, el cáncer de los ovarios, el cáncer del cuello uterino y la leucemia. Las mujeres deben ser conscientes de los signos sutiles de sus órganos, que dán a conocer lo que indica un crecimiento anormal de las células dentro de su cuerpo. Los siguientes síntomas de la leucemia en las mujeres, le ayudarán a detectar el cáncer anticipado y recibir un tratamiento lo tán pronto, como sea posible.

La tós crónica
Uno de los primeros síntomas de la leucemia en las mujeres, es la tós crónica o el dolor del pecho. Usted debe prestarle atención a la tós persistente o los ciclos repetidos de la tós sin un motivo aparente. Además, si usted experimenta un dolor, que se irradia desde el pecho hacia abajo o hacia el brazo o el hombro, visite a un médico para realizar unas pruebas. Una tós persistente o la bronquitis, pueden ser un signo de leucemia o del cáncer de pulmón.

Las infecciones frecuentes
¿Está usted enfermo o se desmaya todo el tiempo y experimenta la fiebre repetida? Esto puede ser un signo de leucemia, los glóbulos blancos comienzan a reproducirse de forma anormal. Las células anormales de la sangre no pueden combatir las infecciones y provocan, que una persona sea vulnerable a las diferentes infecciones. Si usted está siempre quejándose de la fiebre, los dolores, los síntomas de la gripe, que se producen de repente, consulte con su médico para ser revisado para la leucemia.

La inflamación de los ganglios linfáticos
Como se explicó anteriormente, la leucemia es un cáncer de la médula ósea y de los ganglios linfáticos. Si uno está desarrollando la leucemia, se produce un aumento del ganglio linfático o la inflamación de la axila, el cuello, el abdomen y el área de la ingle. Estos bultos inflamados són indoloros y si el tumor persiste por más de 6 semanas, indica una señal de advertencia de la leucemia. Es necesario acudir al médico lo tán pronto, como sea posible.

Los hematomas
Si usted observa unas marcas negras y azules inexplicables en su cuerpo, esto puede sugerir que algo está mal con sus plaquetas y con sus glóbulos rojos. Si se daña fácilmente en los lugares extraños, como los dedos y las manos, puede ser uno de los síntomas de la leucemia.

El exceso de sangrado
El sangrado inusual y excesivo de las encías o el flujo fuerte durante sus ciclos menstruales, puede sugerir la leucemia. Esto significa, que las células leucémicas están aumentando en número rápidamente y se produce una disminución de los glóbulos rojos y las plaquetas. Esto disminuye la capacidad de la sangre para coagularse e incluso de transportar el oxígeno.

Las petequias
Unas manchas extrañas o líneas rojas en la cara, el cuello y el pecho, són los síntomas de una enfermedad, denominada las petequias. Esta condición es un signo de leucemia y usted debe ser revisado por un médico.

La debilidad
¿Se encuentra más cansado de lo habitual? ¿Se siente cansado, incluso después de haber dormido toda la noche? Los signos de la debilidad general y la fatiga, són un síntoma del cáncer. Si usted se siente inusualmente cansado y su cuerpo no responde a más horas de sueño y de descanso, entonces usted debe ser revisado para la leucemia. Además, el letargo puede ser un signo de los diferentes tipos de cáncer de la leucemia.

El dolor abdominal
Las células de la leucemia pueden hacer, que el aumento del bazo provoque un dolor abdominal. Si usted experimenta un dolor en la pelvis, es una señal de alerta roja de la leucemia, o incluso de otros tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de los ovarios, los fibromas, etc. Debe ser revisado por un médico, ya que el dolor pélvico y el dolor abdominal, pueden ser algunos de los muchos síntomas de la leucemia.

Otros síntomas de la leucemia en las mujeres
Si usted experimenta la pérdida inusual de apetito, la pérdida de peso, un sangrado de las encías, etc., realícese unas pruebas. El dolor en las articulaciones y la sensibilidad en los huesos, són los síntomas crónicos de la leucemia. Los glóbulos blancos anormales atacan los huesos y la médula ósea, que se vuelven débiles y quebradizos. La sudoración excesiva, especialmente por la noche, puede ser un síntoma del inicio de la leucemia en las mujeres. La falta de aliento y los largos períodos de la tós, són también signos de la leucemia. Los síntomas agudos de la leucemia en las mujeres, incluyen los dolores de la cabeza, los vómitos, la confusión, la pérdida del control muscular e incluso las convulsiones. La cantidad de los glóbulos rojos en la sangre disminuye, lo que se debe al aumento de los glóbulos blancos anormales. Esto puede conducir al desarrollo de la anemia, que indica la leucemia.

Las causas de la leucemia en las mujeres
La leucemia se puede deber a varios factores. Estos factores generalmente se asocian con el estilo de la vida y con los genes. Algunas de las causas són las siguientes:

  • Uno de los factores de riesgo importantes para la leucemia, es el tabaquismo. Se ha visto que un mayor número de fumadores, són más propensos a la leucemia y otros cánceres, que los no fumadores. Sin embargo, los no fumadores también corren el riesgo de desarrollar la leucemia.
  • Las personas que trabajan con los productos químicos, como el formaldehído y el benceno, o están expuestos a estas sustancias químicas, corren el riesgo de desarrollar la leucemia. Sin embargo, se considera que el riesgo es mínimo.
  • La exposición a los rayos X, la tomografía computarizada u otros rayos radiactivos, aumentan las posibilidades de desarrollar leucemia.
  • Las personas que se someten a quimioterapia, así como a la terapia de la radiación para curar otros tipos de cáncer, la leucemia se puede desarrollar a  largo plazo.
  • La infección con el virus de la leucemia humana de las células T 1 (HTLV-1) aumenta el riesgo de desarrollar leucemia.
  • Las personas que desarrollan un trastorno sanguíneo poco común, conocido como el síndrome mielodisplásico pueden desarrollar la leucemia.
  • Las personas que tienen un pariente cercano que padezca la leucemia linfocítica crónica, tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad, que aumenta 4 veces, que aquellas personas, que no tienen antecedentes familiares de la leucemia.

Las mujeres deben realizarse un control rutinario de todo el cuerpo, una prueba de papanicolaou y la mamografía, para proteger su cuerpo del cáncer. Si usted está experimentando cualquiera de estos síntomas de la leucemia, consulte con su médico. Estos signos y síntomas tempranos de la leucemia, podrían ser una indicación de otro trastorno de la salud. La única forma de evitar el cáncer desde la raíz es escuchar su cuerpo, cuando esté mostrando las señales sutiles de los problemas antes de que sea demasiado tarde.

Aviso: Este artículo es solamente para los fines informativos y no debe ser utilizado para reemplazar los consejos de un médico experto. Le informamos, que consulte con su médico antes de consumir cualquier remedio casero, cualquier suplemento o de realizar cualquier tratamiento aconsejado por alguien. Su médico será capaz de proporcionar un asesoramiento eficaz y seguro para las necesidades específicas de cada persona y de diagnosticar un problema de la salud, basándose en su historial clínico personal.

Leave a Reply