¿Se les puede dar la miel a los niños?


¿Se les puede dar la miel a los niños?

Las propiedades beneficiosas de la miel son conocidas por todos: la miel combate los resfriados y mejora la inmunidad, ayuda a dormir, actúa como un agente antibacteriano y mejora la digestión. No es de extrañar, que los padres traten de poner la miel en la dieta del niño tan pronto como se pueda. Pero ¿es recomendable dar miel a los niños? ¿Y a qué edad es mejor hacer esto?

¿Se les puede dar miel a los niños lactantes?

Hace algunos años se creía, que la miel era un producto absolutamente seguro y extremadamente útil a cualquier edad. Con ella los padres endulzaban los panecillos, las frutas y alguna que otra comida. Los científicos modernos han demostrado, que la administración de la miel a los bebés no es recomendable, ya que sus beneficios pueden ser significativamente menores que el daño potencial que puede causar. Los motivos médicos de preocupación son dos:

  • La alta alergenicidad de la miel;
  • El contenido de las bacterias dañinas, las que pueden causar el botulismo.

Por la facilidad con la que causa la alergia, a la miel se le puede poner a la par con los cítricos. Lo más peligroso de esta alergia, es que no siempre la reacción aparece inmediatamente. El mal uso de este producto en la infancia puede dar lugar a las manifestaciones de la alergia a la miel en el futuro. La introducción de la miel en la dieta de un niño debe ser muy cuidadosa, en pequeñas porciones, mientras se controla la reacción del organismo.

Si la alergenicidad de la miel es conocida por muchas personas, la intoxicación por la toxina botulínica, es conocida por muy pocos. El hecho es, que este producto contiene las esporas bacterianas, causantes de esta enfermedad peligrosa. Y si el sistema inmunológico y digestivo en los adultos puede suprimir el desarrollo de los microorganismos patógenos, el cuerpo del bebé es demasiado débil aún para enfrentarse a esta situación.

¿Cuándo se puede incluir la miel en la dieta del niño?

Teniendo en cuenta las propiedades de la miel, los médicos no recomiendan que se les dé a los niños hasta que cumplan los dos años y medio. Si un niño es propenso a las alergias, la familiaridad con el producto de la apicultura se debe posponer hasta más tiempo. La miel se debe comenzar a administrar en pequeñas raciones o gotitas, y si la respuesta del cuerpo es negativa, entonces, la cantidad de la miel en los 18 meses de edad se puede aumentar hasta media cucharadita pequeña al día. Después de los dos años el niño puede comer con seguridad alrededor de una cucharadita pequeña de miel todos los días.

A los niños de 5 años se les puede dar una cucharada grande de miel al día, y en los 6-8 años, se puede aumentar hasta 3 cucharadas. La dosis para los niños, que sobrepasan los 9 años, es de 80 gramos del producto o 5 cucharadas grandes.

No hay que olvidar que todo es muy individual, y si unos superan la dosis recomendada sin amenaza alguna para la salud, en otros, el exceso puede causar erupciones cutáneas y otros síntomas de alergias a los alimentos.

Con la introducción de la miel en la dieta de un niño, la regla básica es que debe ser un producto de calidad impecable. De lo contrario, no sólo será un conjunto de hidratos de carbono inútil, sino también puede ser perjudicial.

¿Cómo elegir la miel para un niño?

La composición de la miel se compone de más de 60 sustancias minerales beneficiosas para el organismo – enzimas, vitaminas y minerales, que fortalecen los sistemas inmunológico, nervioso y digestivo. Debido a esto, este producto puede proporcionar al niño un beneficio indudable:

  • Mejora la composición de la sangre. Al aumentar el nivel de la hemoglobina en la sangre, la miel proporciona la energía a los niños debilitados, anémicos, mejora su estado de la salud.
  • Fortalece el aparato óseo. La miel ayuda a absorber mejor el calcio y el magnesio, los que son responsables de la adecuada formación y el desarrollo de los huesos y de los dientes.
  • Influye positivamente en la visión, debido al contenido de la tiamina, del caroteno y del ácido ascórbico en la misma.
  • Contribuye a la curación de la enuresis.
  • Ayuda a calmar la tós, mejora la expectoración.

Para comprar la miel de alta calidad, es mejor tener vendedores probados que mantienen su apiario. A menudo, los productos del mercado son unos sustitutos artificiales de la miel, que lo único que tienen en común con la misma, es el olor.

Los amantes de la miel líquida deben recordar, que esta se mantiene en el estado líquido solamente durante un par de meses después de su adquisición. Por lo tanto, al comprar durante el invierno un producto “natural”, usted pagará por un jarabe de azúcar o por la miel recalentada, que bajo la influencia de las altas temperaturas ha perdido sus propiedades útiles y se ha convertido en un cancerígeno.

 

Artículos relacionados:

El eczema en los niños. Las causas y los síntomas del eczema

¿Cómo sacar una astilla de la piel del niño?

Los esguinces del niño, los síntomas y el tratamiento

Las fracturas en los niños. Los primeros auxilios, los síntomas y el tratamiento

Las normas de azúcar en la sangre para los niños

¿Que se debe hacer, si un niño tiene una temperatura de 40ºC?