La sangre en la orina durante el embarazo.


La sangre en la orina durante el embarazo.

La hematuria se denomina, como la presencia de la sangre en la orina de una mujer durante el embarazo y esto puede producir el pánico. La sangre en la orina puede ser un indicio de algunos problemas graves. Estos se producen, como resultado de los niveles anormales de las células rojas de la sangre en la orina. La hematuria afecta a casi el 10% de la población en general y puede ser un síntoma, asociado con una grán cantidad de problemas de la salud. Por lo tanto, puede atribuirse a múltiples factores, tales como los cálculos en la vejiga, los problemas renales o las infecciones del tracto urinario.

Generalmente existen dos tipos de la hematuria, la hematuria macroscópica y la hematuria microscópica. Mientras que la hematuria, es una enfermedad caracterizada por la sangre en la orina, que es visible a simple ojo, una persona afectada con la hematuria microscópica, no puede diferenciar la sangre en la orina, a menos que se realice un examen microscópico. Durante el embarazo, la sangre se puede producir en la orina, debido a la vejiga o cálculos renales. Sin embargo, la causa más común de este problema, es la presencia de una infección del tracto urinario.

Las causas de la hematuria durante el embarazo.

Existen muchas razones para que se produzca la sangre en la orina durante el embarazo, desde las condiciones más graves como el cáncer de la vejiga, a las menos importantes, como las infecciones virales y las inflamaciones no específicas del riñón. Esta es una lista de las causas comunes de la hematuria durante el embarazo.

  • La infección del Tracto Urinario
    La infección del tracto urinario o una infección crónica de la vejiga, es una de las causas más comunes de la aparición de la sangre en la orina. Las mujeres embarazadas están en un mayor riesgo de contraer esta infección bacteriana, que es bastante común entre las mujeres durante el embarazo. A medida que el útero crece, su aumento de peso puede bloquear el drenaje de la orina desde la vejiga, causando así la infección que conduce a la presencia de la sangre o de las mucosidades en la orina.
  • Las piedras en el riñón y la vejiga
    La presencia de la sangre en la orina, también puede ser el resultado de los cálculos renales, que pueden causar un fuerte dolor y el sangrado, cuando la piedra pasa a través del conducto urinario. La presencia de los depósitos minerales endurecidos en los riñones, también puede provocar un dolor constante en el abdomen, especialmente en la zona de los riñones, lo que puede ser acompañado de náuseas o vómitos. Además, estos depósitos minerales se pueden acumular como cálculos en la vejiga y de esta forma causar el dolor y el sangrado, ya que bloquean la misma.
  • Los trastornos de los riñones
    La hematuria puede ser causada por los daños en el conducto urinario superior, o un riñón infectado.
  • La vejiga y el cáncer del riñón
    La presencia de la sangre en la orina, también puede indicar el cáncer de la vejiga o el cáncer del riñón. Sin embargo, esta es una preocupación más común entre las personas mayores de 40 años de edad.

Además, la sangre en la orina se detecta en las mujeres embarazadas, afectadas por las enfermedades como el lupus, la anemia de las células falciformes o la diabetes. En la mayoría de los casos, se produce una cantidad elevada de proteínas, que están presentes en la orina.

Los síntomas.

Los rastros de la sangre en la orina, es un síntoma de este trastorno. En el caso de una mujer embarazada, que se ve afectada por la hematuria macroscópica, la orina aparece de un color rosado, rojo o marrón ahumado, acompañado de pequeños coágulos de sangre. Además de esto, puede producirse un dolor de la espalda, de la parte baja del vientre o la ingle, acompañado de una sensación de ardor al orinar. En algunos casos, puede haber fiebre, náuseas, una pérdida de peso y la disminución del apetito. Si la persona se vé afectada por la hematuria microscópica, entonces ninguno de estos síntomas pueden estar presentes.

El diagnóstico y tratamiento.

La sangre persistente en la orina durante el embarazo, debe ser diagnosticada y tratada tán pronto, como sea posible. Para el diagnóstico, se realizará un examen físico completo, junto con una evaluación con un cultivo de la orina, realizado en el laboratorio. La primera prueba realizada en el departamento de emergencia o el consultorio médico, es una tira reactiva, que sumerge una tira de papel tratado químicamente en un vaso que contenga una muestra de su orina. En el documento se muestran los colores diferentes para indicar la presencia de la sangre, las proteínas, la glucosa, o una infección de la orina. Esto es seguido por un análisis de la orina formal, donde se examina la orina bajo un microscopio, para verificar si los glóbulos rojos y los glóbulos blancos muestran una infección. Para la detección de los cálculos renales, se deberá realizar una ecografía o un solo disparo de los rayos X. En la mayoría de los casos, se proporcionarán unos antibióticos adecuados para el embarazo, para el tratamiento de la condición. En el caso de que la causa, sea la presencia de los cálculos renales después de litotricia, se tratán de evitar.

El mejor que se puede hacer trás la detección de la sangre en la orina, es consultar con su médico inmediatamente, sobre todo, si se observa la hematuria macroscópica. Después de identificar la causa, su médico podrá determinar el tratamiento exacto que usted necesite. Recuerde, que la salud de su bebé dependerá de su bienestar, por lo tanto, hay que buscar la ayuda tan pronto como sea posible. ¡Tenga cuidado!

Artículos relacionados:

Glóbulos blancos y rojos en la orina

Los coágulos de sangre en orina en los hombres

La sangre en la orina en los niños

Orinar con los coágulos de sangre - Las causas

Sangre en la orina, pero sin dolor

Sangre en la orina y en las heces.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *