El sangrado durante la defecación.


El sangrado durante la defecación.

El sangrado durante la defecación es médicamente conocido, como la hematoquecia. Es una señal grave que significa, que se ha producido una indisposición el origen del sistema digestivo. La sangre que sale a través del recto o del ano, puede surgir en cualquier parte del tracto gastrointestinal. Los malos hábitos alimenticios y el estilo de vida poco saludable, pueden afectar negativamente a los órganos del sistema digestivo y pueden causar problemas en el sistema digestivo, como un sangrado rectal.

Las causas de la sangre en las heces
Las hemorroides: Los vasos sanguíneos o las venas en la zona anal o rectal se dilatan, a causa de la presión excesiva sobre las paredes del recto. Las hemorroides se pueden sentir incluso desde fuera, o también pueden estar dentro y sin causar dolor alguno. El estreñimiento crónico es la principal causa de la sangre en las heces. Muchas mujeres experimentan el sangrado rectal durante el embarazo. Las pastillas de hierro, recomendadas durante el embarazo, pueden causar estreñimiento. Las tabletas o los agentes de carga, que ablandan las heces y reducen el esfuerzo, pueden ser utilizados para tratar las hemorroides. Las hemorroides sangrantes pueden causar un sangrado después de defecar durante el embarazo o en condiciones normales. Durante los últimos días del embarazo, este problema se nota más prominente por la presión creciente del útero. En condiciones normales, la cirugía es un medio muy común de tratamiento de las hemorroides.

Una fístula: Una secreción blanquecina o un flujo de sangre pueden ser causados debido a una fístula, que es un canal anormal de madriguera, que vá desde el recto hasta la piel alrededor del ano. No pueden haber inflamaciones crónicas de otras partes del intestino, conocidas como la Enfermedad de Crohn, que está asociada con la formación de las fístulas. La medicación adecuada y los antibióticos, pueden reducir los síntomas y pueden ofrecer un alivio. Si los síntomas son graves, será necesaria la cirugía.

La diverticulosis: Cuando se forman unos globos, unas bolsas o sacos en la pared intestinal, la afección se conoce como la diverticulosis. Los sacos que sobresalen, pueden sangrar. La cirugía es el único remedio para la diverticulosis grave. La acumulación de la materia fecal en los divertículos, puede conducir a la infección y a la inflamación, lo que resulta en un dolor abdominal, el estreñimiento y la fiebre. La infección puede extenderse a todo el colon, si no se trata a tiempo. La enfermedad se denomina como la diverticulitis.

La proctitis y la colitis: Una serie de trastornos gastrointestinales, pueden conducir a una superficie interna inflamada y una úlcera del colon que pueden sangrar. La colitis ulcerosa puede estar asociada con la diarrea, los calambres y el sangrado. Cuando el recto sólo se inflama, se conoce como la proctitis y cuando el colon se inflama, se denomina colitis. Una medicación adecuada y una dieta controlada són necesarias para el tratamiento de la colitis.

Una fisura: Las heces duras o la diarrea crónica, són las principales causas de las fisuras anales, En las que el  revestimiento interno de las paredes anales se vé afectado y desgarrado. Esto lleva a las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos abiertos, causando un sangrado durante y después de la defecación. Una dieta rica en fibras y los medicamentos, pueden ayudar a corregir este problema. En los casos graves, se podrá requerir la cirugía.

La protrusión del recto: Con la edad, los tejidos que soportan el recto se debilitan y una parte del recto se puede proyectar desde el ano, que puede sangrar. El sintoma se conoce como el prolapso rectal. El tratamiento eficaz, puede ser la cirugía.

El cáncer: Por lo general, la causa del sangrado rectal es menor y se puede diagnosticar fácilmente. Pero, a veces, la causa del sangrado durante la defecación puede ser un motivo de grán preocupación, al igual que el cancer del recto o el cáncer de colon, y por lo tanto, es importante que la causa específica del sangrado deba ser identificada tan pronto como sea posible. Entonces se iniciará el único tratamiento adecuado y el problema será corregido. El crecimiento anormal, pero benigno, de tejido en el colon se denomina el pólipo. Los pólipos grandes pueden sangrar y ciertos pólipos pueden convertirse en cáncer. El cáncer de colon se puede curar, si las señales de alerta se identifican a tiempo.

Cómo mejorar la salud intestinal
Las pruebas como la colonoscopia, la sigmoidoscopia, la anoscopia, el examen rectal, etc., ayudan a detectar la causa de la sangre en las heces. Beber mucha agua, incluir los alimentos ricos en fibra como los cereales integrales, las verduras frescas y las frutas en su dieta, caminar, nadar o realizar los ejercicios de yoga con regularidad, pueden ayudar a mejorar la condición. El ejercicio ayuda a mantener el equilibrio de las encimas y las hormonas, que promueven las funciones metabólicas del cuerpo. Llevar una vida sedentaria con ejercicio regular. La aplicación del hielo o de las pomadas alrededor del ano, pueden ayudar a aliviar la sensación de ardor. El sangrado rectal leve, puede curarse por sí mismo, pero si el sangrado es excesivo y se producen los síntomas de debilidad, entonces usted debe consultar con su médico inmediatamente. El humo excesivo y el consumo excesivo de la comida basura o la comida rápida, el alcohol, las drogas, etc., pueden afectar el funcionamiento de los sistemas del cuerpo. Mejorar los hábitos alimenticios ayudará a mejorar la salud del intestino. Lo más importante, es que cuando usted sienta la necesidad de ir al baño, nunca se debe esperar, debe ir inmediatamente. Si usted sigue estas instrucciones, será capaz de notar una mejoría significativa en la salud del intestino y también en la salud general, dentro de un par de semanas.

Artículos relacionados:

Recuperación trás la perforación del intestino.

Tiempo de tránsito colónico reducido.

Prevención de la obstrucción intestinal

Problemas del Intestino delgado

Perforación del colon durante la colonoscopia

La obstrucción intestinal

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulte a un Médico
5 Médicos están online.
¡Pregunte y obtenga su respuesta YA!
Obtenga su respuesta