Reumatismo en los niños


Reumatismo en los niños

La artritis reumatoide se encuentra principalmente en los adultos, pero hoy en día la tasa de incidencias ha aumentado incluso en los niños. De acuerdo con un estudio estadístico realizado en los EE.UU., aproximadamente 30.000 niños sufren de la artritis reumatoide. El reumatismo en los niños, es una enfermedad autoinmune caracterizada por la inflamación de las articulaciones. En su mayoría afecta a los niños por debajo de la edad de los 16 años, por lo que estos sufren de un dolor grave en las articulaciones. No hay ninguna razón en particular del desarrollo de esta enfermedad. En la mayoría de los casos, el reumatismo se atribuye al factor genético. Los niños que tengan antecedentes familiares de la artritis reumatoide son los más propensos a desarrollar esta enfermedad.

El reumatismo en los niños, también se conoce como la artritis reumatoide juvenil (ARJ) y se clasifica en tres tipos principales:

  • La artrits pauciarticular: En este caso, la inflamación de un máximo de cuatro articulaciones, se observa con más posibilidades en las rodillas y las muñecas. El iris también puede estar inflamado, junto con los síntomas en las articulaciones.
  • La artritis poliarticular: Esto es más observado en las niñas que en los niños. Un mínimo de 5 articulaciones se vén afectadas con un dolor e hinchado intensos. La inflamación de las articulaciones que soportan un peso o de las manos, se ha detectado principalmente.
  • La artritis reumatoide juvenil sistémica: El primer síntoma es una fiebre intermitente, que aparece por la noche y cae abruptamente. Está acompañada de las erupciones en toda la piel, de la posible ampliación de los ganglios linfáticos y la inflamación de las articulaciones.

Los síntomas

Las causas exactas de reumatismo en los niños aún no se conocen. Las razones probables expuestas por los médicos indican, que el cuerpo desarrolla la autoinmunidad en las células de defensa, pero estas no son capaces de diferenciar entre células sanas y los otros invasores extraños. Los glóbulos blancos del sistema inmune en vez de destruir los virus y las bacterias, dañan los tejidos sanos del cuerpo por su mecanismo inmunológico. Esto causa dolor y la inflamación de los músculos y las articulaciones. Los síntomas del reumatismo infantil son evidentes y se mencionan a continuación.

  • Dolor en las muñecas, los dedos o las rodillas. El dolor y la calidez alrededor de la rodilla que lleva al cojeo.
  • El hinchado y la ampliación de las articulaciones acompañada de enrojecimiento y la inflamación.
  • La rigidez y el endurecimiento de las caderas, el cuello y parte de las articulaciones.
  • La aparición y desaparición repentina de sarpullido.
  • El aumento de la fiebre durante la noche y la declinación durante el día.
  • La fiebre intermitente que causa la pérdida gradual de peso.
  • La inflamación de los ojos, acompañada (o no) del dolor en las articulaciones.

Diagnóstico

El diagnóstico de la artritis reumatoide en los niños se basa en un análisis de sangre completo, para detectar el recuento de glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas. Las pruebas se realizan para determinar la presencia de una infección bacteriana en la sangre. La velocidad de la sedimentación de los eritrocitos, también se tiene en cuenta cuando la inflamación aumenta. Los niños que sufren de reumatismo, tienen el anticuerpo presente como el factor reumatoide en la sangre, y la presencia de los anticuerpos antinucleares es una prueba de confirmación de la autoinmunidad y de la presencia de la enfermedad de los ojos, junto con el reumatismo. Otras pruebas de diagnóstico, incluyen el examen de la médula ósea para detectar la presencia de la leucemia y una gammagrafía ósea completa para descubrir las alteraciones en la estructura ósea debido a la inflamación y el dolor.

Tratamiento

La remisión de los síntomas comienza con un diagnóstico temprano y el tratamiento. El tratamiento del reumatismo en los niños es realizado fundamentalmente con los medicamentos no-esteroides anti-inflamatorios no esteroideos (AINE). Las drogas más comunes son el naproxeno, el ibuprofeno, la aspirina, etc. Estos medicamentos limitan la secreción de las sustancias químicas nocivas que muestran la función autoinmune. Bajo las condiciones severas, los médicos suelen realizar el tratamiento con las modificadores de la enfermedad (los fármacos antirreumáticos) o los corticosteroides. Los fármacos de esta categoría son el metotrexato y la prednisona, respectivamente. Este es el caso, cuando los niños sufren de las enfermedades del corazón, junto con el reumatismo. Aparte de los medicamentos, una buena cantidad de fisioterapia y de ejercicios, ayudan a recuperar la flexibilidad de los músculos y de las articulaciones. Una serie de ejercicios de movimiento, ayudan a reconstruir la resistencia y la fuerza del cuerpo. De esta forma, los niños pueden evitar el reumatismo.

El reumatismo en los niños es una condición dolorosa, que puede afectar a los niños con la sensación de encierro. Por lo tanto, se recomienda llevar a su hijo a una ortopedia de renombre, con el fín de obtener el tratamiento correcto en una etapa temprana. El reumatismo se puede  curar completamente con el ejercicio regular y los medicamentos.

Artículos relacionados:

Las complicaciones de la cirugía de la rodilla

Tipos de cirugía de rodilla

Baño de cera de parafina

El costo de la cirugía de rodilla sin seguro

Tratamiento de la metatarsalgia

Reumatismo muscular

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *