Remedios caseros para los espasmos y calambres musculares

Hay un buen número de remedios caseros para los espasmos musculares y calambres que pueden ayudarle a conseguir a través de la agonía que los calambres llevar con ellos. Son simples, eficaces y de bajo costo también. Vamos a ver lo que son, en este artículo.

Un espasmo muscular o calambre lo puede capturar completamente fuera de guardia y durante los primeros 5 segundos, le hará por completo incapaz de concentrarse en otra cosa que el dolor punzante en la pantorrilla o el brazo o en cualquier otra parte de su cuerpo. Aunque se puede prevenir la aparición de los espasmos musculares, se puede hacer sólo hasta cierto punto. Por lo tanto, siempre es una buena idea  conocer algunos remedios caseros útiles para los espasmos musculares y calambres que se pueden utilizar en caso de que los experimente. Algunos de ellos los encontrará  en este artículo.

Remedios caseros eficaces para espasmos y calambres musculares

Las causas de los espasmos musculares y los calambres son innumerables. Podría ser debido a la falta de minerales en el torrente sanguíneo o por esfuerzo excesivo de una parte de su cuerpo. Cualquiera que sea la razón , el dolor y el malestar causado por los espasmos musculares pueden llegar a ser bastante insoportables a veces. Con el fin de evitar tal situación, esta sección le dará algunos remedios caseros fáciles que usted puede utilizar para aliviar la tensión en sus músculos.

Masaje
Uno de los mejores remedios caseros para los espasmos musculares y calambres es un buen masaje  de la zona que se ve afectado o, simplemente, en todo el cuerpo. Pruebe un masaje a base de hierbas con aceites o similares. Masajeando suavemente la zona ayudará a aliviar la tensión que los músculos están experimentando.

Baño caliente
Otro método de probada eficacia para aliviar el malestar causado por espasmos musculares y calambres es disfrutar de un baño de agua caliente. Un baño de agua caliente podría ser un baño  en la bañera o una ducha en la que tienen agua caliente rociando directamente sobre la zona afectada. El punto importante a tener en cuenta es que la parte afectada de su cuerpo queda completamente empapado por el agua caliente. Esto le ayudará a mejorar la circulación de la sangre y los músculos no se sentiran muy tensos.

El tratamiento en frío
En lugar de agua caliente, también puede disfrutar de todo lo contrario, es decir, el tratamiento en frío para el espasmo muscular o calambres que usted está experimentando. Tome una bolsa de hielo y colóquela sobre la zona afectada. También puede envolver cubitos de hielo en un paño suave y acariciar suavemente el área de los calambres. Esto ayudará a adormecer el área y el dolor disminuirá gradualmente.

Ejercer
Si bien es cierto que el descanso de la parte lesionada de su cuerpo es muy importante, un espasmo o calambre es simplemente el resultado de una tensión entre la expansión y contracción de los músculos. Por lo tanto, con el fin de aliviar esta tensión, hay algunos ejercicios simples que usted puede hacer. Pruebe algunos ejercicios simples de estiramiento de la zona afectada. Siga estos sencillos ejercicios durante media hora. Sin embargo, asegúrese de que usted no se esfuerce demasiado.

La dieta adecuada
Muy a menudo, estas tensiones musculares tienen lugar debido a la deficiencia de ciertos nutrientes en nuestro cuerpo. El calcio y el potasio son los principales minerales, la deficiencia de la que puede dar lugar a calambres y espasmos. Por lo tanto, el consumo de una dieta que sea rica en calcio y potasio, ayudará a reducir el nivel de malestar causado por los espasmos musculares. Alimentos ricos en calcio incluyen productos lácteos, y alimentos ricos en potasio son los cereales integrales, papas, apio, tomates, etc. Además, durante el espasmo o calambre, usted puede consumir té de manzanilla, ya que le ayudará a calmar y relajar los músculos irritados.

Tener un régimen de ejercicio razonable y el cuidado de los alimentos que usted consume   puede  reducir  los casos de espasmos musculares y calambres. Sin embargo, si usted los experimenta, usted puede probar cualquiera de los  tratamientos indicados anteriormente para aliviar el dolor.