Los remedios caseros para la neumonía.


Los remedios caseros para la neumonía.

La neumonía es una enfermedad de los pulmones, que puede afectar a las personas de todas las edades. En los pulmones se encuentran unos sacos de aire, que absorben el oxígeno, sin embargo, debido a la infección por la neumonía, estos sacos no son capaces de realizar su tarea. Durante el cambio se llenan de líquido, lo que causa la inflamación de los pulmones. A menudo, la acumulación del líquido puede causar una infección viral o bacteriana, fúngica o parasitaria. Los síntomas de la neumonía en los adultos incluyen la tós, las sibilancias, dolor del pecho, la fiebre, la dificultad para respirar, dolores de cabeza, dolores musculares, etc.,  Si no se toman medidas para tratar la enfermedad a tiempo, también puede ser fatal. Se sabe, que la neumonía puede tener consecuencias graves si afecta a las personas mayores o a los niños. Al mismo tiempo, las personas con el sistema inmunológico debilitado, también están en riesgo. Es importante tener en cuenta, que las personas con el sistema inmunológico debilitado y las personas mayores, pueden no mostrar síntomas graves de la enfermedad. El tratamiento para la condición, dependerá de la condición del paciente. A menudo, los remedios caseros tomados junto con el tratamiento médico, se toman mucho tiempo para el tratamiento de la neumonía.

Los remedios caseros para la neumonía en los adultos

El uso de los remedios caseros para el tratamiento de la neumonía es fácil. Una de las mejores cosas acerca de estos remedios, es que estos no tienen ningún efecto secundario. La mayoría de las personas parecen beneficiarse de estos remedios caseros, cuando se toman junto con los medicamentos recetados por el médico.

Las semillas de sésamo combinadas con la linaza: Si se observa una grán cantidad de flemas, entonces este es el remedio casero adecuado para su condición. Ponga 15 gramos de semillas de sésamo en remojo en 250 ml de agua durante un par de horas. Después añada una cucharada de semillas de lino, una cucharadita de miel y una pizca de sal a la mezcla de sésamo. Tome la mezcla para el alivio de las flemas.

El ajo: El ajo se ha utilizado para el tratamiento de la neumonía, desde los tiempos antiguos. Se puede utilizar internamente, así como externamente para el tratamiento de la condición. Beber el té hecho con el ajo, a menudo resulta ser muy útil. Alternativamente, el jugo del ajo, también se puede consumir. El consumo del ajo ayuda a bajar la temperatura corporal, la frecuencia del pulso y ayuda a mejorar la respiración. La pasta de ajo se puede aplicar en el pecho, lo que también ayuda a deshacerse de la congestión.

Las semillas de fenogreco: Si usted tiene fiebre, junto con la neumonía, las semillas de alholva es el remedio para usted. Usted puede beber el té hecho de las semillas de fenogreco para el mismo. Beber el té de fenogreco ayuda en la producción de sudor, el disipado de la toxicidad y también ayuda a reducir los síntomas de la fiebre.

La miel: La miel es una grán medicina para aliviar el catarro, la tós, la neumonía, etc.  Añadir una cucharadita y media de miel en un vaso de agua tibia. Tome 3 o 4 vasos de agua. Esto le ayudará a calmar los síntomas de la neumonía.

El aceite de trementina: Este remedio casero tiene que ser utilizado externamente para el tratamiento de la neumonía. El aceite es para realizar los masajes en el pecho y alrededor de la zona del pecho. Pídale al paciente que lleve siempre ropa de abrigo. Esto ayudará a reducir el dolor causado por la neumonía. El alcanfor también se puede mezclar con el aceite de trementina antes de aplicarlo en el pecho.

El agua caliente: El agua potable caliente a intervalos regulares durante el día, se recomienda para las personas que sufren de la neumonía. La cúrcuma en polvo también se puede añadir al agua caliente. El agua caliente se debe beber por lo menos dos veces al día, al despertar por la mañana y antes de irse a la cama.

Las hojas de albahaca y de la pimienta negra: Extraer el jugo de las hojas de albahaca y mezclarlas con la pimienta negra recién molida. Tomár esta mezcla cada 5 o 6 horas para curar la neumonía más rápido.

Estos fueron algunos de los remedios caseros para la neumonía. Antes de utilizar cualquiera de los recursos, se recomienda que consulte con su médico. Asimismo, es importante que continúe con el tratamiento, que el médico le haya recetado. Si usted observa, que su condición no mejora, entonces es importante que usted lo notifique a su médico para descartar cualquier enfermedad grave.

Artículos relacionados:

Para recuperarse de la neumonía.

Neumonía bilateral.

Tiempo de recuperación de la neumonía

Neumonía. Los efectos secundarios de la vacuna

La neumonía y el dolor de la espalda.

Tratamiento de la clamidia pneumoniae

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *