Remedios caseros para el acné infantil


Remedios caseros para el acné infantil

El acné infantil podría ser una vista intimidante para un padre. El acné puede ser de color rojo, lleno de baches o granular. Pueden haber un grupo de “constelaciones” o puede diseminarse por toda la superficie del cuerpo del bebé. Como la piel del bebé es tan sensible, a un padre no le gusta correr el riesgo de la condición más grave y confiar en los métodos de ensayo y error. Los padres no son culpables si pulsan el botón de pánico antes de tiempo. Sin embargo, lo que podría hacerse para evitar la situación es emplear algunos remedios caseros para controlar la condición. Los padres pueden dar un suspiro de alivio, ya que el acné del bebé no es una condición grave. Tiende a desaparecer por sí solo con el tiempo. Todo lo que proponen los remedios caseros es controlar la situación y hacer que los síntomas sean menos frecuentes. El acné va a desaparecer una vez que su pequeño llegue a los 6 meses de edad. Sin embargo, la negligencia en su nombre no puede ser una buena idea para el bienestar de su bebé. Consulte a un experto cuando el acné persiste más de seis meses.

También conocido como el acné del recién nacido, el acné del bebé es el resultado de las hormonas maternas que viajan a través de la placenta. Estas hormonas se mantienen en el sistema del bebé y como un efecto de culminación activan las glándulas sebáceas. Es por esta razón que los niños tienen su zona T, que es su frente, nariz y barbilla afectada por el acné.

Remedios seguros para tratar el acné infantil

#1 – El uso de limón y la miel para curar el acné de bebé. Una cucharadita de miel y un poco de jugo de limón podrían convertirse en una pasta y aplicarse en el área de piel afectada. Todo lo que necesita hacer es dejar la pasta en el área durante 30 minutos y limpiarla con un paño suave humedecido con agua tibia hervida. Repita este remedio hasta que el acné se reduzca considerablemente.

#2 – Evite el uso de lociones y cremas en la piel del bebé tanto como sea posible. De lo contrario, esto podría activar las glándulas sebáceas y agravar la condición aún más.

#3 – Utilice un jabón suave para bañar a su bebé. Use agua tibia y asegúrese de no romper el acné en la cara o el cuerpo del bebé. Un pinchazo puede empeorar la situación, ya que el acné puede multiplicarse. Evite dar un baño con agua caliente a su bebé. Asegúrese de que el agua no está muy caliente. El agua caliente puede provocar la piel seca y escamosa. Es necesario frotar la piel con suavidad para evitar la sequedad. Use una toalla suave para bebés para hacerlo.

#4 – Sea muy cuidadoso con sus movimientos al realizar esta actividad. Corte las uñas del bebé con un par de tijeras. Cuando las uñas no se cortan y no se presta atención a ellas, el bebé puede rayar su piel con los bordes ásperos de las uñas, lo que agrava aún más el problema del acné.

#5 – Las madres deben mantener una dieta saludable. Incluya jugos de frutas frescas y coma los alimentos que no son demasiado grasosos o fritos.

#6 – Aplique la leche materna en el acné. Aplíquelo sobre la zona afectada directamente con un algodón o un hisopo de algodón. Déjelo actuar durante 10 o 15 minutos y limpie los restos con un paño suave humedecido en agua tibia.

#7 – Siempre limpie las secreciones de saliva de alrededor de la boca del bebé. Asegúrese de que no se quedan ahí para siempre, cuando la saliva se seca forma manchas blancas que pueden llevar a la picazón.

#8 – Mezcle una cucharadita de vinagre con ¼ de taza de agua. Con una bola de algodón, aplíquelo en el área de piel afectada. Déjelo actuar durante 10 minutos y limpie con un paño humedecido en una solución de agua caliente. Use la solución con moderación, ya que la piel del bebé es extremadamente sensible y puede reaccionar con la solución aplicada de una manera negativa.

#9 – Utilice un detergente suave cuando remoja y lava la ropa de su bebé o la ropa de cama. Cualquier residuo de jabón en la ropa puede hacer que el bebé desarrolle acné o empeorar la situación actual del acné.

#10 – Cuando lleva a su bebé con usted, asegúrese de que está bien cubierto. La exposición a la luz solar directa puede hacer que el sudor del bebé active las glándulas sebáceas, causando con ello que los sedimentos de grasa se queden en la superficie de la piel.

Los remedios caseros mencionados en este artículo, pueden dejar a su bebé libre de acné. Sin embargo, si el acné no disminuye su intensidad hacia la piel de su bebé, sería recomendable que visite a su proveedor de atención médica sin demora.

Artículos relacionados:

El tratamiento láser del acné. El costo del tratamiento

El acné quístico: las causas y el tratamiento

Remedio casero para el acné quístico

Acné en los bebés

La erupción cutánea en los bebés

El acné del recién nacido

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *