Quiste renal complejo 1


Quiste renal complejo

Los riñones son una parte del sistema urinario y cuidan del filtrado de impurezas tóxicas de la sangre. A medida que la gente envejece, hay posibilidades de formación de así denominados squiste renales. Hay dos tipos: quistes renales simples y complejos. Los quistes simples son sacos esféricos que pueden aparecer en cualquier parte dentro de los riñones. Estos sacos de paredes delgadas se llenan con líquido o sangre. Existe un riesgo del 50 por ciento que un quiste renal simple ocurra en personas mayores de 50 años. Cuán mayor sea la persona, mayor es el riesgo de tenerlo. No hay riesgo de que el quiste simple cause el cáncer de riñón.

Causas

Uno puede heredar un quiste renal congénito. Por otro lado, pueden ser adquiridos después del nacimiento, debido a problemas en el túbulo renal. Una de las causas del quiste renal es la infección por parásitos intestinales, como por la tenia. Los quistes renales son más frecuentes en los pacientes sometidos a la diálisis. Los pacientes que se someten a la diálisis peritoneal y la hemodiálisis tienen el riesgo de formación de los quistes renales múltiples y bilaterales especialmente. El paciente puede sufrir dolor, ya que el quiste se extiende cada vez más en su pared. Algunos de estos quistes llegan a ser mayores que el propio riñón, ejercen presión sobre él y obstruyen el drenaje del mismo. Además, también causan presión en los otros órganos vecinos tales como el estómago y el intestino. A veces se revientan, sangran y se convierten en un blanco fácil para la infección.

Los quistes renales complejos se manifiestan en muchos trastornos y enfermedades. Estas incidencias son la enfermedad poliquística renal, el riñón medular de la esponja y el desorden quístico medular. También aparecen en las enfermedades como quistes del seno renal (o linfangiectasia renal) y la enfermedad renal quística. También se encuentran en los pacientes con insuficiencia renal crónica y quistes multiloculares, que también se conocen como nefromas quísticos multiloculares. Estos quistes también pueden ser observados en tales trastornos como la displasia renal multiquística y quistes pielocaliciales. Otros trastornos que se caracterizan por la presencia de estos quistes son la nefronoptisis y la enfermedad de von Hippel-Lindau.

Quiste complejo renal y el cáncer

Los quistes simples de riñón difieren de los complejos en la regularidad de la forma, el revestimiento del quiste y la estructura interna. El quiste renal complejo dispone del revestimiento irregular y su estructura interna puede mostrar una forma irregular. Las paredes internas pueden dividirse en muchas partes. Estas paredes o el tabique en el interior del quiste renal complejo pueden ser delgadas o gruesas y toscas. La presencia de múltiples paredes internas da lugar a la posibilidad de que el quiste pueda convertirse en el cáncer de riñón. La calcificación del quiste es otra de las características de estos quistes. Una prueba de imagen de radiología como una tomografía computarizada o una ecografía, puede detectar la presencia de calcio en el interior del quiste renal. Estas pruebas también pueden revelar que una parte del quiste está bien abastecida con sangre. La presencia de una masa en el interior del quiste renal complejo aumenta el riesgo de contraer el cáncer de riñón. Se trata de una advertencia de que hay algún problema y hay que consultar a un urólogo competente sobre el tratamiento tan pronto como sea posible. El urólogo puede utilizar el método de clasificación de Bosniak para juzgar el riesgo de un quiste renal a transformarse en el cáncer de riñón. El método depende de la edad de la biología molecular, la apariencia del quiste en la TC con contraste, ecografía o resonancia magnética. Según el método de Bosniak, las categorías I, II, III y IV de quistes renales complejos tienen 2%, 18%, 33% y 92% posibilidades, respectivamente, de estar vinculados con el cáncer de riñón. La categoría IV de los quistes renales complejos suele estar relacionada con el cáncer de riñón.

Categorías de los quistes renales complejos según Bosniak

  • Categoría I: Describe un quiste simple benigno carente de septos o masa sólida. Tiene paredes capilares delgadas y no muestra signos de calcificación. Tiene la densidad del agua, no absorbe el material de contraste y no muestra mejora.
  • Categoría II: Las imágenes muestran un quiste benigno que alberga o no múltiples calcificaciones de rayitas finas. La presencia de lesiones y traumas en el quiste no se mejora con el uso de material de contraste. Estas lesiones son menores de 3 cm e indican cambios estructurales anormales. La pared del quiste también puede mostrar calcificación.
  • Categoría III: Describe un quiste que puede tener múltiples rayitas finas. Algunos de los tabiques, junto con la pared de la celda pueden ser espesos. Las imágenes también pueden mostrar calcificación gruesa y nodular, sin embargo, no hay aumento del contraste que muestre que haya tejidos blandos en el interior del quiste. También muestra las lesiones renales que no mejoran (3 cm o menos).
  • Categoría IV: Las imágenes muestran las lesiones en forma de masas quísticas, el engrosamiento de la pared del quiste y los tabiques.
  • Categoría V: Describe las lesiones que pueden resultar lesiones quísticas en forma de tejidos blandos.

En general, los quistes renales simples y complejos son causados por la dilatación de una parte de las nefronas o túbulos que están en los riñones o un conducto colector del riñón. Pueden conducir al dolor renal crónico y son conocidos por causar atrofia renal. En la mayoría de los casos de quistes en el riñón, el paciente no es consciente de su presencia, sin embargo, aquellos que se someten a la diálisis pueden experimentar dolor en el costado, infección renal y hematuria, es decir, sangre en la orina que necesita asistencia médica inmediata.

Artículos relacionados:

Dieta para la enfermedad renal poliquística

Diálisis renal. Esperanza de vida

Los efectos secundarios de la diálisis renal

Los antibióticos para la infección de riñón

Las causas del oscurecimiento de la orina.

Causas de la orina oscura


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Quiste renal complejo