Quiste ovárico complejo

El sistema reproductor femenino consta de un par de ovarios, las trompas de Falopio y útero. Los ovarios son los órganos más importantes de este sistema, ya que producen óvulos maduraron (o huevos) para la fertilización. A veces, debido a las anomalías, los quistes crecen en los ovarios. Los quistes son pequeños sacos que se llenan de líquido y se ven en uno o ambos de los ovarios. La mayoría de las mujeres tienen quistes ováricos y apenas se dan cuenta de esta condición. Estos quistes son relativamente inofensivos y no causan ninguna molestia. A veces, estos sacos pueden desaparecer, tal y como se formaron, sin dejar rastro. Sin embargo, en algunos casos, debido a la presencia de infecciones y que pueden conducir a un número de complicaciones, algunas de las cuales puede llegar a ser perjudicial. Los quistes son menos comunes en las mujeres que han entrado en la menopausia.

Hay tres tipos de quistes ováricos, es decir, quistes endometrioma (causado por la endometriosis), quistes dermoides (formado a partir de los óvulos) y cistadenomas (pasado de ser el tejido en el ovario). El endometrioma, que se forma fuera de la pared del útero puede resultar en complicaciones en el ovario que pueden conducir a cáncer de ovario, en caso de rotura del quiste. Cistoadenomas son quistes de gran tamaño llenas de moco y líquido y causar mucho dolor, si crecen retorcidos. El último tipo de quiste, que es el quiste dermoide, es benigno, pero puede ser un quiste doloroso, si se tuerce. Un quiste complejo en el ovario es una consecuencia de la masa sólida que puede ser benigno o maligno en la naturaleza. Esta masa de tejido se forma cuando el óvulo producido por el folículo no se libera en el útero. Este crecimiento saludable es el resultado de un desequilibrio hormonal o el crecimiento excesivo de los folículos. Los quistes también pueden causar debido al exceso de medicamentos para la fertilidad, que se traducen en la estimulación excesiva de los ovarios.

Los síntomas ováricos del quiste

Un quiste en el ovario casi no muestra ningún síntoma, cuando es de pequeño tamaño. Pero si se agranda o se rompe, entonces el líquido puede extenderse a otros órganos en el cuerpo y las afectan. También se puede desencadenar la inflamación y el dolor. En algunas mujeres, el dolor puede ser tan severa que limita el movimiento y también puede requerir la extirpación quirúrgica. A continuación se presentan algunos de los signos de un quiste roto, que pueden ser indicaciones de la presencia de esta condición de riesgo en el cuerpo.

  • El síntoma más común y dominante de un quiste de ovario que se ha roto es el dolor intenso, que puede ser insoportable. Este dolor por lo general los resultados debido a un ovario torcido y comienza en la región pélvica y se irradia hacia el abdomen y la espalda.
  • Las irregularidades en el ciclo menstrual
  • Menstruación dolorosa y prolongada
  • Experimentar presión sobre la región abdominal y una sensación de hinchazón es también uno de los síntomas de los quistes en cualquiera de los ovarios.
  • Dolor durante el coito
  • Dolor repentino pélvica, acompañado de náuseas, vómitos y fiebre inducida por
  • Dolor sordo en la región baja de la espalda también es un síntoma de un quiste
  • El dolor y molestias durante la micción y el intestino

El tratamiento de los tumores de ovario

La extirpación quirúrgica del quiste es muy esencial para evitar complicaciones. El tratamiento para los quistes ováricos depende totalmente de la magnitud y la naturaleza (si es benigno o maligno). Antes de administrar el tratamiento, el médico realizará pruebas como un examen manual de la pelvis, ecografía vaginal trans y una resonancia magnética para diagnosticar la condición exacta del quiste. Una vez hecho el diagnóstico, el médico puede prescribir anticonceptivos orales (o las píldoras anticonceptivas) como un método de tratamiento. Si el quiste aumenta de tamaño, entonces el médico puede recomendar la cirugía para extirpar la parte afectada y evitar que afecte a otros órganos. En los casos graves, donde el quiste es maligno y se ha convertido en el cáncer, el paciente puede tener que someterse a una histerectomía donde los ovarios y el útero afectados se elimina por completo.

Un quiste ovárico complejo es una afección potencialmente mortal, si no es diagnosticada y tratada a tiempo. En algunos casos, el crecimiento saludable de los tumores también pueden conducir al cáncer. Así que si usted experimenta dolor extremo en la región abdominal y pélvica, visitar a un ginecólogo inmediatamente.