El quiste anexial 1


El quiste anexial

Los anexos, es la región en el cuerpo de una mujer que está al lado del útero, los ovarios y las trompas de Falopio, junto con los vasos sanguíneos asociados, los ligamentos, el tejido conectivo, etc.  Una enfermedad patológica de los anexos, puede derivarse del útero, el intestino o el retroperitoneo. A veces, puede ser el resultado de la enfermedad metastásica de algún otro lugar del cuerpo, como el pecho o el estómago. El quiste suprarrenal es una formación de los tumores en esta región.

Las causas
En las mujeres, es bastante común que los ovarios que están funcionando normalmente, produzcan 6 o 7 quistes foliculares al año. Estos quistes anexiales són de carácter benigno y se resuelven por sí solos. Estos són considerados, como una parte común del ciclo menstrual. Sin embargo, presentan un problema cuando persisten durante mucho tiempo o se vuelven anormalmente grandes. En las mujeres pre-menopáusicas, las causas del quiste anexial, són los embarazos ectópicos, el endometrio, los ovarios poliquísticos, el absceso tubo-ovárico, etc. Por otro lado, el cáncer, los miomas, los fibromas,  el diverticular el absceso, etc., pueden ser la causa de un quiste anexial en las mujeres post-menopáusicas. La neoplasia, que forma parte de la formación del quiste anexial, puede ser benigna la mayor parte del tiempo, especialmente en las mujeres pre-menopáusicas. El quiste anexial maligno, es una enfermedad muy grave, que precisa de la intervención médica inmediata.

Los síntomas
En la mayoría de las mujeres, el quiste anexial no produce ningún síntoma en absoluto. A menudo, se les informa de una forma accidental, mientras se realiza el examen ginecológico de rutina. En muy pocos casos, los síntomas pueden provocar un dolor en la región pélvica. En el caso de las mujeres premenopáusicas, el quiste anexial puede causar la irregularidad en los períodos. En raras ocasiones, se puede producir un sangrado en la zona del quiste. Un quiste grande, a menudo, produce presión sobre la vejiga o el recto. Esto hace que sea muy difícil orinar y también puede conducir al estreñimiento. El aumento de la frecuencia de la micción es otro síntoma de esta afección. Los trastornos gastrointestinales són comunes en los casos de los quistes anexiales malignos.

El diagnóstico
La historia clínica de la mujer, juega un papel vital en el diagnóstico del quiste anexial. Los períodos irregulares, las fases largas de la amenorrea, etc., pueden indicar la posibilidad de un quiste del ovario o el síndrome del ovario poliquístico. Será necesario un amplio examen pélvico, para afirmar la posibilidad de un quiste anexial. También es importante identificar el tipo de quiste, de modo que pueda ser decidido el curso del tratamiento. Un instrumento llamado espéculo, se usa ampliamente en el diagnóstico del quiste anexial, que ensancha la vagina, para que su médico pueda obtener una mejor visión de la región pélvica. Si el médico sospeche de una neoplasia, entonces podrá pedirle que realize una prueba de ultrasonido o una ecografía pélvica. La ecografía detectará con éxito cualquier crecimiento anormal en la región anexial.

El ratamiento
Si los quistes anexiales desaparecen por su propia cuenta, entonces no será necesario ningún tratamiento para estos quistes. Estos quistes funcionales suelen ser inofensivos, pero pueden tomar su propio tiempo para resolverse. Los anticonceptivos orales pueden ser prescritos para fijar este proceso en las mujeres durante la edad reproductiva. Los quistes anexiales en mujeres post-menopáusicas, necesitan una supervisión durante bastante tiempo. Tienen que ser estrechamente monitorizados, para poder observar los niveles de crecimiento y la posibilidad de que puedan aparecer quistes nuevos. Se pueden eliminar mediante una cirugía. Si la presencia del quiste se observa en una chica joven (esto es posible, ya que se puede encontrar incluso en los fetos del sexo femenino), entonces la cirugía será la única opción para la cura.

El quiste anexial es un término muy genérico, que no indica la magnitud de la gravedad. Dado que, a menudo se detecta durante un examen de rutina, es importante conseguir ser examinada sistemáticamente por su ginecólogo, más aún, si está por encima de los 40 años de edad. También debe ser informada cualquier irregularidad en el patrón o en la duración de la menstruación.

Artículos relacionados:

El quiste del cuerpo lúteo

El quiste dermoide ovárico

El quiste hemorrágico.

El quiste ovárico complejo.

Los síntomas de un quiste ovárico

Los síntomas del quiste ovárico roto.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “El quiste anexial

  • Daniela

    Hola tengo una hija d quince años q fue operada de apendices y despues comenzo con fuertes dolores y le diagnosticaron un quiste anexial en el ovario izquierdo..la cirugia seria la solucion?