La opresión en el pecho y la falta de aire 1


La opresión en el pecho y la falta de aire

El dolor en el pecho y la dificultad para respirar (conocida como la disnea) no siempre indican un ataque cardiaco inminente. Una persona que experimenta estos síntomas puede no estar sufriendo de un problema cardíaco. Aunque los síntomas están relacionados principalmente con los problemas cardíacos y pulmonares, el dolor agudo del cuello, el abdomen y la espalda, puede extenderse hasta el pecho y se pueden presentar estos síntomas. El suministro de sangre restringido o la acumulación de fluidos o de sangre, por lo general, conduce a la rigidez, la opresión y un dolor en el pecho. La respiración dificultosa es uno de los síntomas en el pecho apretado más importantes.

Las causas de la congestión del pecho y la dificultad para respirar

  • Estos síntomas indican una condición que amenaza la vida, el ataque del corazón. El suministro restringido de sangre y el oxígeno al corazón, es la principal causa del dolor en el pecho, el malestar general, los mareos, el dolor en el brazo izquierdo, el hombro o incluso el dolor en la mandíbula.
  • La disección aórtica (Un desgarro en la pared de la aorta) Puede causar un dolor severo en el pecho, un dolor de la espalda y la dificultad para respirar.
  • Las arterias bloqueadas Pueden dar lugar a un dolor llamado la angina recurrente.
  • La pericarditis (Inflamación de los tejidos alrededor del corazón) Pueden causar dolor y ahogo.
  • La pleuresía (Inflamación del revestimiento del pulmón) Puede causar dolor severo en la región del tórax, dificultad para respirar, sibilancias, etc.
  • El asma (Inflamación de los bronquios) Puede causar la opresión en el pecho. Es seguido por la tós y las sibilancias severas.
  • La embolia pulmonar (Un coágulo de la sangre en el pulmón) Puede conducir a los problemas respiratorios y el dolor.
  • Un trauma, las lesiones graves, el esfuerzo excesivo El ejercicio intenso y la tensión física pueden dar lugar a la presión en el pecho y la dificultad para respirar.
  • La exposición al polen, el polvo, las picaduras de las abejas, etc., pueden causar una reacción alérgica grave, que pueden dar lugar a los síntomas mencionados anteriormente.
  • Los fumadores són propensos a sufrir la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la enfisema (Tejidos pulmonares dañados). Estos pueden experimentar los síntomas.
  • La infección viral o bacteriana en los pulmones conduce a la inflamación de los pulmones y a menudo con el resultado de la neumonía.
  • La ansiedad y los ataques de pánico pueden conducir a la respiración rápida. La preocupación excesiva puede hacer que te sientas nervioso. La dificultad para respirar, los temblores, la sudoración excesiva, un dolor en el abdomen o en el pecho, pueden ser experimentados en tales casos.
  • Los problemas del sistema digestivo Tales, como la obstrucción o el ardor del estómago, la acidez, la disfunción vesicular, las úlceras del estómago, la trayectoria de la orina o de las heces puede ser una causa de la opresión en el pecho después de comer. Incluso comer en exceso, el exceso de gasas y la indigestión pueden conducir a tal problema.
  • Varias otras complicaciones de salud, como el neumotórax (colapso pulmonar), la bronquitis, la neumonitis por hipersensibilidad, el apnea del sueño, etc, pueden dar lugar a las molestias y la dificultad para respirar. No sólo los problemas cardíacos o pulmonares, sino que también los problemas en el esófago, los músculos del pecho, lesiones en los nervios, tendones o nervios, un nervio pellizcado, etc, también pueden causar un dolor y un malestar. El estilo de vida sedentario puede llevar a un coágulo sanguíneo en la pierna que se puede mover hacia arriba y puede causar dolor severo en el pecho.

Los síntomas

  • Las náuseas, la piel pálida o azulada, los mareos, la sudoración, la aceleración del ritmo cardíaco y la disnea.
  • El dolor en la región del tórax, que se irradia a la mandíbula, el brazo izquierdo o entre los omóplatos.
  • La tós excesiva, la sudoración, la dificultad para respirar, dolor de cabeza, temblores, fiebre y escalofríos, desmayos.
  • El aplaste repentino, o una enorme presión en el pecho.
  • Un dolor súbito y agudo en el pecho con dificultad para respirar, especialmente después de una cirugía.
  • El dolor agudo e intenso en el pecho después de unas largas vacaciones o después de la falta de movimiento durante varios días (después de reposo en cama).
  • La intensidad del dolor puede aumentar y convertirse en angina de repente, puede comenzar incluso con una actividad ligera o puede durar más tiempo que de costumbre. El dolor de la angina del pecho puede surgir incluso si usted está en reposo.

El tratamiento

Es difícil para una persona común juzgar si la causa de los síntomas antes mencionados es la acidez o algo más grave, como un ataque del corazón. Un retraso en el tratamiento (si los síntomas indican un inminente ataque al corazón) puede llevar a consecuencias muy graves de la salud. Dejando pasar por alto los síntomas, incluso puede llegar a ser fatal. Al notar los síntomas anteriores, se debe considerar acudir urgentemente al hospital de inmediato. Si usted tiene un problema en la deglución, entonces también, usted debe consultar inmediatamente con su médico.

Trás un examen físico completo, el médico puede pedirle someterse a ciertas pruebas. El médico vigilará su temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria, la presión arterial, etc. En primer lugar se centraría en la pared torácica, los pulmones y el corazón. Trás descartar la posibilidad de los problemas del corazón y de los pulmones, se comprobarían otros trastornos. Así pués, comprobaría los síntomas cuidadosamente, por ejemplo, podría realizar algunas preguntas como:

  • ¿El dolor en el pecho empeora cada vez?
  • ¿Cuánto tiempo dura el dolor?
  • ¿Siente más dolor al respirar profundamente, toser, comer o agacharse?
  • ¿Tiene los síntomas de la presencia de la tós?
  • ¿El dolor comenzó de repente? ¿Ocurre a la misma hora cada día?
  • ¿El dolor empeora durante el ejercicio? ¿Se siente mejor cuando descansa? ¿Desaparece o sólo duele menos cuando descansa?
  • ¿Se siente mejor después de tomar el medicamento nitroglicerígeno? ¿Ha disminuido el dolor trás harer bebido leche o haber tomado antiácidos? ¿Se reduce después de eructar?

Los antibióticos, el descanso suficiente y el tratamiento adecuado pueden ayudar a reducir los síntomas y ayudar a deshacerse de la infección de las bacterias en los pulmones. Los antiácidos pueden reducir la acidez estomacal debido a la acidez. Si los síntomas indican un problema cardíaco, el paciente puede tener que someterse a una angiografía y, si es necesario, la angioplastia o la cirugía de desviación.

La medidas cautelares

Para evitar problemas del sistema digestivo o circulatorio, usted debe tratar de mantener su peso dentro del margen normal para su altura. Usted debe intentar evitar el control de la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes con la ayuda de una dieta balanceada, los ejercicios y los medicamentos recetados. Las personas diagnosticadas con el asma deben mantenerse alejadas del aire muy frío, el ejercicio excesivo, la exposición a los alérgenos e infecciones. El tabaquismo y el consumo excesivo del alcohol en la salud de los pulmones y del corazón. Por lo tanto, usted debe dejar de fumar y evitar el abuso del alcohol también. La dieta saludable baja en grasas saturadas e hidrogenadas ayuda a mantener lejos las enfermedades y los trastornos. Una dieta libre de colesterol, que es alta en almidones (carbohidratos complejos) y la fibra (frutas y verduras) ayuda a mantener la salud del corazón. El médico puede recetar medicamentos contra la ansiedad, pero usted debe aprender algunas técnicas para aliviar el estrés, como el yoga y la meditación, ya que ayudarán a controlar el estrés. El ejercicio regular y ciertos ejercicios de respiración, como la pranayama, ayudarán a mejorar la salud de su corazón y los pulmones, y asegurarán la alimentación máxima del corazón por la sangre y el oxígeno.

Usted debe consultar con su médico y determinar la causa exacta del dolor en el pecho y la dificultad para respirar. Esto ayudaría a la hora de imponer un tratamiento adecuado. La tomografía, la radiografía del tórax, la ECG, etc., también ayudan a determinar la causa.

 

Artículos relacionados:

Los síntomas del broncoespasmo

Los efectos de respirar el aire frío.

La fatiga y la falta de aire

Falta de aliento en la noche

El dolor en el lado izquierdo al respirar.

¿Le duele el pecho cuando respira profundamente?


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “La opresión en el pecho y la falta de aire