Las manchas blancas en las amígdalas.


Las manchas blancas en las amígdalas.

La presencia de las manchas blancas en las amígdalas, es una indicación de la acumulación de pús en las amígdalas. Esto suele ir acompañado de un dolor de la garganta, que puede empeorar al tragar la comida. Cuando un dolor de garganta es persistente, se apunta hacia el hecho, de que les pasa algo a las amígdalas. Así que, ¿Por qué las amígdalas se hinchan y se muestra la formación de la pús? La razón se explica a continuación:

Las causas

  • Las piedras de las amígdalas: En este síntoma, las hendiduras o los rincones de las amígdalas, muestran la formación de unos depósitos blancos y endurecidos de los desechos, que están compuestos por las mucosidades, las bacterias, células muertas y partículas de los alimentos. Estos tejidos glandulares (las amígdalas) hacen un excelente trabajo de prevención de las bacterias y los virus para que estos no entren en los pulmones. Las amígdalas contienen las células, que combaten las infecciones y los microbios nocivos, que se adhieren a estos tejidos y se destruyen con el tiempo. Sin embargo, con el tiempo, esta toda esta basura puede quedar atrapada en las amígdalas y puede solidificarse e infectarse, lo que lleva a la formación de las piedras en las amígdalas.
  • La amigdalitis: La inflamación de las amígdalas (amigdalitis) está típicamente marcada por una temperatura corporal elevada, es decir, la fiebre y la dificultad para tragar los alimentos. Un examen cuidadoso de las amígdalas en esta condición, ha puesto de manifiesto la aparición de las manchas blancas en las amígdalas, lo cual no es otra cosa, que la formación de la pús. La presencia de la pús en las amígdalas es una indicación de una infección viral o bacteriana. Este síntoma puede dar lugar a otros síntomas, como la rigidez en la nuca, la fiebre y también un dolor de la cabeza.
  • El dolor de la garganta: El dolor de la garganta, también se conoce como la faringitis estreptocócica, se refiere a la infección bacteriana de la garganta y esto puede conducir al desarrollo de las manchas blancas en las amígdalas. Esta condición puede causar un dolor de la garganta severo, especialmente al tragar los alimentos. Esta condición provoca un malestar y una sensación inusual de picores en la garganta. Además de las amígdalas, una persona también puede presentar una inflamación de los ganglios linfáticos y la fiebre de más de 101 grados Fahrenheit.
  • La candidiasis oral: La candidiasis oral, que no es más, que una infección por hongos en la boca, también puede ser la culpable de la aparición de las manchas blancas en las amígdalas. El hongo que invade la mucosa de la boca y causa esta infección, es a menudo como una levadura o la Candida albicans. Estos microorganismos están siempre presentes en la boca y en el intestino y no causan ningún daño hasta que su cantidad supere el límite normal. La candidosis bucal causada por el crecimiento excesivo de la levadura, se caracteriza por la formación de las lesiones blancas que se ven en las mejillas interiores y la lengua en la mayoría de los casos, estos depósitos de color crema también se notan en las amígdalas y la parte superior de la boca. Aunque en este caso, las amígdalas pueden no parecer hinchadas, el paciente no puede disfrutar del sabor natural de los alimentos. Las personas que usan drogas de la quimioterapia o aquellos, con la alteración del sistema inmunológico debido a la mala nutrición, són más propensos a sufrir de las aftas orales. Los problemas médicos, como la diabetes y el VIH/SIDA, también aumentan el riesgo de la candidiasis oral.
  • La mononucleosis: Esta es una infección viral, que provoca un cansancio persistente, el dolor de la cabeza y la fiebre. Durante la mononucleosis, los pacientes, por lo general adolescentes, también se quejan del dolor de la garganta severo, que normalmente se caracteriza por la inflamación de las amígdalas cubiertas de pús. Los ganglios linfáticos, situados en la zona del cuello se hinchan y puede surgir una erupción en cualquier parte del cuerpo.

El tratamiento

El tratamiento para las manchas y los parches blancos en las amígdalas, depende de la condición que ha provocado este cambio no deseado en la garganta. Cualquiera que sea la causa subyacente, los remedios caseros simples, como hacer gárgaras con el agua salada, són útiles para aliviar el malestar de la garganta. Los fumadores tienen que permanecer temporalmente lejos de los cigarrillos, ya que el hábito de fumar puede empeorar la condición, lo que prolonga el tiempo de la recuperación. Los pacientes que tengan fiebre, no deben olvidar beber mucha agua. Evite el consumo de los alimentos picantes y calientes, las verduras crudas, las patatas fritas y los alimentos con el contenido alto del ácido, como la salsa de tomate, ya que estos pueden empeorar el dolor. Si después de un examen de la garganta, se diagnostica la amigdalitis y la causa es debida a la infección bacteriana, será necesario el consumo de los antibióticos para el tratamiento. Cuando el paciente sufre de frecuentes episodios de la amigdalitis, el médico puede recomendar una cirugía (la amigdalectomía), que consiste en sacar las amígdalas.

En el caso del síntoma de los estreptococos en la garganta, se necesitará el consumo de los antibióticos en las dosis recomendadas, para hacerle frente a este síntoma de la garganta con éxito. Para reducir el dolor de la garganta, el uso de los analgésicos, como el ibuprofeno o el paracetamol, también es recomendable. También hay que evitar comer alimentos picantes, ya que estos pueden empeorar el dolor de la garganta.  Para la candidiasis oral, se recomienda consumir el yogur casero que no contienga azúcares, así como los medicamentos antifúngicos, que són algunas de las opciones de tratamiento para curar esta infección. Por otro lado, para el tratamiento de las piedras de las amígdalas, el consumo de los antibióticos no será necesario, si no existe alguna necesidad en particular. Sin embargo, para las piedras de grán tamaño, eliminarlas quirúrgicamente es la única opción.

Las complicaciones

Al sentir dolor durante la amigdalitis estreptocócica, como también puede suceder al digerir los alimentos, uno simplemente no puede darse el lujo de ignorar el tratamiento. En el caso de que el tratamiento se retrase, el problema se puede agravar y extenderse a otras partes del cuerpo. Para ser precisos, las amígdalas inflamadas no le permiten a la persona respirar correctamente. Las complicaciones del tratamiento ignorado no se limitan a los problemas de la respiración. La faringitis estreptocócica no tratada, también puede hacer, que el paciente sea altamente susceptible a las infecciones del oído y de los senos. En raras ocasiones, puede causar problemas renales como la glomerulonefritis.

Tenga en cuenta, que aunque las infecciones de la garganta antes mencionadas causan la fiebre, no es necesariamente siempre el caso. Las manchas blancas en las amígdalas y la fiebre, no pueden indicar la inflamación de las amígdalas solamente. Por lo general, el paciente tiene que someterse a una prueba de los estreptococos en la garganta, en el que se frota la garganta y se examina la presencia de las infecciones por bacterias. Por lo tanto, la fiebre no es el síntoma principal de estos problemas y el diagnóstico se realizará trás examinar las muestras de la garganta.

Artículos relacionados:

Las manchas blancas en las amígdalas

Las amígdalas inflamadas sin el dolor de la garganta.

Tratamiento de las amígdalas inflamadas

Remedios caseros para las amígdalas inflamadas

Las amígdalas agrandadas

La pús en las amígdalas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulte a un Médico
5 Médicos están online.
¡Pregunte y obtenga su respuesta YA!
Obtenga su respuesta