El mal aliento en un niño


El mal aliento en un niño

Si usted ha notado, que su hijo tiene un mal aliento en la boca, no se debe ignorar esta situación. Este puede ser un síntoma de una enfermedad, y usted debe asegurarse de comprender sus causas. En los niños sanos siempre hay un olor fresco, sin ningún tipo de impurezas.

Las causas del mal aliento pueden ser:

  • Los alimentos que consume su niño. Estos son conocidos por todos: el ajo y la cebolla, así como también la col, el maíz, los refrescos, el queso, la carne, etc. Los productos no digeridos completamente pueden causar un olor desagradable.
  • La mala higiene bucal es la segunda causa más común del mal aliento. Muchos niños son reacios a cepillarse los dientes por la noche, dejándose restos de la comida entre los dientes, los que al descomponerse crean este mal olor. En este caso, se puede recomendar que se cepillen los dientes de nuevo, pero son siempre los padres, los que deben servir como ejemplo de los buenos hábitos. También se puede mantener una conversación con el niño donde se le explique la importancia de esta necesidad, mostrarle en Internet las diferentes ilustraciones sobre el tema de los dientes y llevarlo al dentista al menos una vez al año.
  • Especialmente en la temporada fría, es cuando aumenta la falta de la producción de la saliva. La saliva juega un papel importante en la salud oral, ya que tiene propiedades antibacterianas y protege la boca del niño. Cuando se produce poca saliva, puede aparecer el mal aliento, ya que no hay agentes desinfectantes naturales. Por lo tanto, se recomienda ventilar con frecuencia y humidificar la habitación, evitar las zonas de polvo y humo.
    El mal olor en la boca puede ocurrir por cuenta de un resfriado (tanto alérgico como bacteriano), o por las consecuencias de los medicamentos (es necesario leer cuidadosamente las instrucciones de uso de cualquier medicamento).
    A veces, la sequedad es causada por la candidiasis oral (candidiasis), la que a menudo se produce después del uso prolongado de antibióticos.

Después de realizar un análisis, el médico prescribirá los agentes antifúngicos, y el olor desaparecerá.

  • El olor también puede ser causado por una variedad de enfermedades inflamatorias de la cavidad oral, como la estomatitis y las caries, casi todas las enfermedades infecciosas agudas, así como la inflamación de los órganos internos y la disfunción de los sistemas del cuerpo, pueden producir un olor desagradable en la boca, así que se hace necesaria la visita al pediatra para que le sea recomendado el especialista adecuado (un dentista, un gastroenterólogo, u otro médico). No se debe entrar en pánico, pero hay que prestar una grán atención y tomar las medidas que sean necesarias.
  • La presencia del mal aliento puede ser debido a alguna inflamación en los órganos otorrinolaringológicos: el comienzo de un dolor de la garganta, la amigdalitis, la faringitis, la laringitis, y las infecciones latentes de las vías respiratorias inferiores (la bronquitis o la neumonía).
  • La inflamación del tracto gastrointestinal (principalmente en los niños) contribuye a la aparición del mal aliento. Acudir al gastroenterólogo puede ayudar a deshacerse de este problema.
  • A veces, el mal olor indica la presencia de los gusanos en el cuerpo. En este caso, serán necesarios los análisis de las heces o de la sangre para notar la presencia de los anticuerpos frente a los helmintos.
  • Si la boca huele a amoníaco, esto puede indicar los problemas con los riñones, por lo que se sugiere un análisis de la orina y la consulta de un urólogo.

Los métodos de prevención del mal aliento en un niño:

  • Cepillarse los dientes dos veces al día
  • Limpiarse la lengua adecuadamente
  • Una dieta bién balanceada
  • Asistir al dentista dos veces al año y una vez al año, a un ortodontologo

No se recomienda usar el enjuague bucal y los caramelos de olor, los cuales son malos para los niños.

 

 

Artículos relacionados:

¿Qué hacer si un niño se siente mareado?

La nariz congestionada en el niño

La disminución de la temperatura en el niño

La discapacidad auditiva en los niños

La hemofilia en los niños: los síntomas y el tratamiento

Un cuerpo extraño en las vías respiratorias de un niño

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *