Los síntomas de parásitos intestinales


Los síntomas de parásitos intestinales

Como se decía anteriormente, existen dos categorias principales de  parásitos intestinales en humanos, los Helmintos y protozoos. Los primeros son los organismos multicelulares (gusanos intestinales) de un tamaño que va desde unos pocos milímetros hasta varios metros. Los ejemplos más comunes de helmintos son teniasoxiuros y ascárides. Tales parásitos son visibles a simple vista cuando se encuentran en su etapa adulta. Después de haber alcanzado su edad adulta, los helmintos comienzan a multiplicarse dentro del cuerpo. Los protozoos, son organismos unicelulares, que tienen la capacidad de multiplicarse en el interior del cuerpo humano, y causar infecciones graves. La giardia y el cryptosporidium son los más comunes. Los parásitos intestinales en humanos pueden permanecer en estado latente durante varios años, y no mostrar ningún síntoma en sí. Sin embargo, una vez que se activan, los síntomas pueden ser graves.

Síntomas de la infección parasitaria intestinal

La infección por tenia. Esta infección se propaga a través de agua o alimentos contaminados con heces o tierra que tiene huevos de tenia. También se puede propagar a partir de la carne de un animal infectado. Por lo general, esta infección intestinal no provoca ningún síntoma. Pero en algunos casos, cuando lo hace, los síntomas pueden incluir:

  • Cansancio
  • Debilidad
  • Náuseas / vómitos
  • Falta de apetito (un síntoma importante)
  • El dolor en la región abdominal
  • Diarrea
  • Trastornos del sueño
  • Pérdida de peso anormal, se debe a que el parásito se alimenta de la mayoría de los nutrientes de los alimentos

La infección por oxiuros. También conocidos como lombrices, estos parásitos infectan el intestino grueso de los seres humanos. Cuando los niños van a la escuela, son los más afectados por esta infección. Por lo general, se propaga cuando las personas entran en contacto con agua o alimentos contaminados con huevos de lombrices intestinales. Cuando una hembra adulta pone sus huevos en la zona anal, causa picazón. Así que cuando la persona afectada alivia el picor por el rascado, los huevos son transferidos a sus dedos, y si no se lavan adecuadamente, pueden contaminar varios lugares u objetos en la casa. A menudo, esta infección parasitaria pasa desapercibida, ya que no causa ningún síntoma en algunas personas. Sin embargo, los síntomas que se producen pueden incluir:

  • La comezón anal
  • En las niñas, la comezón puede extenderse a la región vaginal
  • Trastornos del sueño
  • Dolor en el abdomen

Si aparecen los síntomas como falta de apetito y pérdida de peso anormal, entonces pueden indicar una infección grave. En algunos casos, la picazón severa puede llevar a infecciones bacterianas secundarias debido al rascado constante.
Infección por lombrices. Esta infección, también conocida como ascaridiasis, afecta principalmente al intestino delgado. Los niños pequeños son más susceptibles a contraer la enfermedad, ya que contactan con el suelo que está contaminado con heces que contienen huevos de lombrices. Sin embargo, la ascaridiasis no se transmite de persona a persona. Como la mayoría de los casos de la infección es leve, los síntomas son ignorados. Pero  una infestación (leve o fuerte) da lugar a síntomas graves. Hay dos etapas en las que aparecen los síntomas. En la primera etapa, los huevos eclosionan en el intestino delgado, y las larvas se mueven hasta los pulmones. Esto desencadena los síntomas tales como:

  • Fiebre (superior a 38 grados Celsius)
  • Dificultad para respirar
  • Tos seca
  • Sibilancias
  • La tos crónica

La larva madura en los pulmones, y luego hace  su camino de regreso hacia el intestino para reproducirse. En esta etapa, los síntomas que pueden ocurrir, incluyen:

  • Dolor en el abdomen
  • Náuseas y / o vómitos
  • Deposiciones sueltas o acuosas (pueden contener sangre)
  • La pérdida de peso, dolor abdominal severo, cansancio, y la presencia de gusanos en las heces indican infestación

Giardiasis. Se refiere a una infección causada por los parásitos microscópicos llamados giardia intestinalis. La infección se transmite a través del contacto de persona a persona, o la ingestión de alimentos o agua contaminados. Los síntomas de esta infección parasitaria pueden tener un comienzo repentino, o pueden aparecer con un ritmo gradual.

  • Heces acuosas, acompañadas de mal olor
  • Distensión, puede empeorar con calambres abdominales
  • Eructos, con mal sabor en la boca
  • Temperatura corporal entre 37 y 38 grados Celsius
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Falta de apetito

La criptosporidiosis. Es causada por el parásito protozoario Cryptosporidium, esta infección afecta al intestino delgado. Se transmite cuando alguien entra en contacto con los objetos que han sido contaminados por heces que contienen las células del parásito. Los síntomas que ocurren pueden incluir:

  • Diarrea
  • Cólicos estomacales
  • Malestar estomacal
  • Fiebre de bajo grado
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Náuseas que pueden o no estar acompañados de vómitos

Estos síntomas pueden ocurrir en casos imprevistos, mientras que en algunas personas, no se muestran en absoluto.

Opciones de Tratamiento

# Según el tipo de parásito que ha causado la infección, el tratamiento normalmente comprende fármacos antiparasitarios tales como:

  • Mebendazol (Vermox)
  • Tiabendazol (Mintezol)
  • Metronidazol (Flagyl)
  • La nitazoxanida (Alinia)

# Para un buen tratamiento, hay que abstenerse de las fuentes de carbohidratos simples como los alimentos refinados, frutas, zumos, productos lácteos y azúcares. Los alimentos como el ajo, semillas de calabaza, las granadas, las remolachas y las zanahorias poseen propiedades anti-helminticas, por lo que son beneficiosos para el tratamiento. Incluya frutas y verduras ricas en fibra, y beba mucha agua para mejorar los movimientos intestinales.

# Productos a base de plantas como las de agracejo, uva de Oregón, el aceite de árbol de té, ajenjo, menta rizada, y las nueces negras también ayudan en el manejo de los síntomas de las infecciones parasitarias intestinales. Sin embargo, antes de administrar estos productos, es aconsejable consultar a su proveedor de atención de la salud.

Una de las medidas preventivas más sencillas para evitar todas estas infecciones es buena higiene, como lavarse bien las manos con jabón (preferentemente anti-bacteriano) antes de las comidas y después de usar el baño. Los vegetales crudos y frutas deben lavarse muy bien antes de consumir. Los alimentos cocinados adecuadamente tienen un riesgo mínimo o nulo de propagar la infección de parásitos, por lo que hay que cocinar bien los alimentos. En resumen, mantenga la limpieza, coma sano y cuídese!

 

Artículos relacionados:

Las señales más comunes de los parásitos en los seres humanos.

Los parásitos intestinales en los seres humanos

Parásitos intestinales

Los síntomas de la teniasis.

Los síntomas de los oxiuros.

Los gusanos intestinales en el ser humano

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *