Los quistes en el hígado

Meredith se ha desvelado por dos noches. La razón es que ella ha estado sufriendo de dolor abdominal agudo desde los últimos dos días, por lo que es imposible para ella para dormir. Fue sólo cuando su esposo, John la llevó al médico, que eran capaces de saber que Meredith ha desarrollado un pequeño quiste en la parte superior del hígado. Ella va a tener Tomografía computarizada de la próxima semana. La pareja estaba preocupado por la salud. Sin embargo, el médico les aseguró quistes hepáticos no causan ningún daño y se puede curar fácilmente. Después de unas pocas semanas, el médico trató a sus quistes hepáticos y ella fue capaz de deshacerse de su miedo. “

Como Meredith, muchos pacientes se preocupe por una pregunta: “¿Son quistes en el hígado peligroso? Bueno, la buena noticia es que los quistes hepáticos no son en absoluto peligroso. Vamos a saber lo que son los quistes. En general, los quistes se definen como el saco cerrado como las estructuras, que pueden o no pueden contener moco. Los quistes son muy comunes en el cuerpo y se puede desarrollar en cualquier parte del cuerpo, independientemente de la edad y el género. El contenido de los quistes pueden incluir algo de flujo gaseoso, líquido o sólido semi. Los quistes pueden ser de varias formas. En casos extremos, los quistes pueden crecer tanto, que pueden cubrir todo el tejido donde se forman. Quistes en el hígado es una de las formas más comunes de quiste, que afecta a los seres humanos. Los quistes hepáticos por lo general van desde un tamaño de 2 mm a 20 cm.

Síntomas
Como tal no hay síntomas de quistes hepáticos. Casi el 95% de los casos de quistes en el hígado nunca muestran ningún síntoma. Sin embargo, si los quistes hepáticos han crecido a un tamaño grande, entonces puede mostrar ciertos síntomas. Los síntomas más comúnmente observados de quiste hepático es el dolor abdominal. Sí, el dolor en el abdomen se observa principalmente en personas que sufren de quistes en el hígado. Para algunos, el dolor es muy fuerte, mientras que para algunos, puede ocurrir en intervalos cortos de tiempo. Ha habido casos en que la persona siente un dolor agudo en los hombros o la parte superior derecha del abdomen, lo cual puede ser un indicio de sangrado del quiste hepático. Una condición general rara es la hinchazón en el hígado, que causa molestias a la persona. Aquí está una lista de algunos de los síntomas más posibles de los quistes en el hígado:

  • Los quistes de erupción provoca hemorragia y dolor intenso.
  • Las náuseas y los mareos.
  • Los problemas de los conductos biliares.
  • Agrandamiento del hígado.

Causas
Las causas de quistes simples o quistes hepáticos no se conoce con exactitud. Sin embargo, los expertos médicos dicen que los quistes hepáticos surgen cuando las células de una cierta parte del hígado mueren o se degeneran. Es posible que esto puede ser debido al estilo de vida pobre y los hábitos poco saludables. Mucha gente tiene una pregunta en su mente, si quiste hepático y el alcohol tienen alguna conexión. Como se dijo anteriormente, los quistes hepáticos son benignos y no están relacionados con el consumo de alcohol, sin embargo, se recomienda no consumir demasiado alcohol, ya que tiene varios otros beneficios de salud negativos. Los quistes hepáticos como tales no se clasifican como enfermedades, porque nunca causar un problema para la función hepática. Sin embargo, si el dolor y el malestar causado por el aumento de los quistes, se debe tener cuidado de. Los expertos en salud también creen que varias enfermedades del hígado pueden causar quistes hepáticos. Enfermedad poliquística del hígado, cáncer del hígado, enfermedades de Caroli, quistes de colédoco y otras enfermedades del hígado se cree que causa quistes hepáticos.

Diagnóstico y tratamiento
Generalmente, los quistes hepáticos se detectan durante la comprobación de otros problemas del sistema digestivo. El médico puede realizar una TC (tomografía computarizada) o una ecografía de la zona abdominal, que determinará si los quistes hepáticos están presentes o no.

Los quistes hepáticos que son muy grandes, puede ser tratada por procedimientos quirúrgicos. A menudo, el quiste en el hígado que se llena de líquido o moco es aspirado por la ayuda de la aguja o catéter, que se inserta en la cavidad del quiste. Si no es fácil de diagnosticar los quistes en el hígado, a continuación, las imágenes radiológicas se puede utilizar con el fin de acceder al quiste en el hígado fácilmente. Es de hacer notar, que los quistes hepáticos raramente son problemáticas y no perturbar el funcionamiento normal del hígado. Así que, a menos que la causa exacta no se conoce, la gente debe darse prisa y tomar los medicamentos sin supervisión médica. Es recomendable visitar al médico y seguir su prescripción. Una atención médica adecuada puede curar los quistes hepáticos.