Una de las articulaciones más complejas en nuestro cuerpo es la rodilla. Lea este artículo para saber más acerca de las diferentes partes de la rodilla humana y sus funciones.

Las diferentes partes de la rodilla humana.

Antes de comenzar con las partes de la rodilla, practique un ejercicio. Bloquee la articulación de la rodilla y trate de correr, de caminar o de bailar, o simplemente trate de sentarse. ¿Es capaz de hacerlo fácilmente? Seguro de que no lo es. Esto demuestra la importancia de las rodillas y de su funcionamiento. La rodilla humana es una de las articulaciones más complejas. Pero su complejidad es directamente proporcional a su utilidad. Para entender la rodilla humana usted necesita conocer cuáles són las diferentes partes de la rodilla. En este artículo vamos a ver las distintas partes con un diagrama adecuado de la rodilla. Lo que se muestra a continuación, es el diagrama de la rodilla, que es seguido por la descripción de sus diferentes partes.

El diagrama de la rodilla humana

La anatomía de la rodilla

Existen muchas partes en la rodilla humana, que se combinan entre sí y forman una de las articulaciones en bisagra más complicadas de nuestro cuerpo. Esta es la razón por la que se debe conocer las diversas partes de la rodilla humana, así como para mantenerlas en un buen estado y para comprender los problemas relacionados con las mismas. A continuación se presentan las funciones y los nombres de las partes de la rodilla, que trabajan juntas y hacen la locomoción posible para un ser humano.

Los huesos de la rodilla
En realidad, la rodilla consta de tres huesos, el fémur, la tibia y la rótula. El fémur es el hueso del muslo, la tibia es el hueso de la espinilla y la rótula es la tapa pequeña, una estructura que se apoya en los otros dos huesos. El fémur es considerado como el hueso más grande en el cuerpo humano. El fémur y la tibia se encuentran en los restos tibiofemorales conjuntos y la rótula, en la parte superior de esta articulación. Todos estos tres huesos permanecen juntos con la ayuda de muchos músculos y tendones.

Los cartílagos de la rodilla
Los cartílagos són los tejidos que están presentes entre las articulaciones de la rodilla. Se encuentran como un saco delgado entre las capas de la estructura, que reduce la fricción entre los huesos y facilita el movimiento suave y normal. Existen dos tipos de cartílagos en la rodilla, el menisco y el cartílago articular o hialino. El cartílago menisco se comporta como un amortiguador y está presente entre el fémur y la tibia. Además, se divide en el menisco medial y el menisco lateral. El cartílago hialino cubre los huesos de la capa exterior y les ayuda a moverse suavemente. La disminución en el cartílago o el arranque, puede causar un dolor severo en la rodilla y los problemas durante los movimientos de la rodilla. También puede desaparecer con el tiempo.

Los músculos de la rodilla
La rodilla está rodeada de varios músculos. Estos músculos vienen siendo: los cuatro músculos del cuadriceps, que apoyan la rectificación de la pierna y están presentes en la parte delantera, los músculos isquiotibiales, que ayudan en la flexión y están presentes en la parte posterior de la rodilla y, por último, los músculos de la pantorrilla, que controlan el movimiento de la rodilla al caminar. Los músculos de la pantorrilla són útiles para los movimientos de la rodilla, pero no se incluyen en las partes de la rodilla. Además de estos músculos, existe otro músculo tensor de la fascia del músculo sartorio, que ayuda en los  movimientos de la rodilla.

Los tendones de la rodilla
Al igual que en otras partes del cuerpo, los tendones de la rodilla conectan con los músculos de los huesos. La banda iliotibial se extiende desde la tibia al peroné del hueso y mantiene los músculos conectados a los huesos. Asimismo, el tendón patelar conecta la tibia con la rótula.

Los ligamentos de la rodilla
Los ligamentos són los tejidos conectivos que unen un hueso con el otro. Existen cuatro tipos de ligamentos, que se encuentran en las rodillas. El ligamento colateral medial o MCL y el ligamento colateral lateral o LCL, ofrecen la estabilidad a la parte interior y a la parte externa de la rodilla, respectivamente. Los otros dos ligamentos són el ligamento cruzado anterior o LCA  y el ligamento cruzado posterior o PCL, los que limitan el avance y el retroceso de la tibia y mantienen la rodilla en conjunto.

Las bolsas de la rodilla
Las bolsas contienen el líquido sinovial (la bursa), que funciona como un cojín para la articulación y los tendones. Estos ayudan en el movimiento suave de las articulaciones y reducen la fricción. Existen 13 bolsas que rodean las articulaciones de la rodilla. Cuatro de los laterales, la parte frontal y cinco desde el lado medial. La inflamación de la bursa se conoce como bursitis.

Todas las partes mencionadas anteriormente están conectadas a los nervios. Estos nervios són los responsables de la coordinación y la orientación sensorial en las articulaciones. Esta coordinación ayuda a la rodilla llevar a cabo las diversas actividades, como caminar, correr, sentarse, etc., són delicados e incluso una lesión menor puede afectar los nervios y provocar dolor. Esperamos haberle aclarado las diferentes partes de la rodilla humana y sus funciones. En el caso de las lesiones y de los problemas de la rodilla, existen  muchos tratamientos y terapias, que són útiles y són muy eficaces. Las cirugías del reemplazo de la rodilla deben ser la última opción en el caso de un estado crítico. La sustitución puede realizarse de cualquier parte de la articulación de la rodilla que está dañada o de la articulación de la rodilla entera. A pesar de que estas cirugías del reemplazo sean eficaces, no le puede proporcionar la misma flexibilidad y la misma función de la articulación de la rodilla original y sana. Por lo tanto, cuide sus rodillas.

Leave a Reply