Las hemorroides en los niños


Las hemorroides en los niños

Contrariamente a la creencia popular, de que las hemorroides es una enfermedad sólo para los adultos, por desgracia, no es raro su diagnóstico en los niños. Para ayudar a un niño con este problema y para hacer frente rápidamente a este problema desagradable, es necesario rechazar todos los métodos de automedicación y tan pronto como sea posible, ver a un médico.

Las causas de las hemorroides en los niños

Las hemorroides – es una enfermedad que es causada por las venas varicosas, que pasan dentro del recto. En los adultos, es el producto de los esfuerzos excesivos, durante el embarazo por la carga excesiva del vientre, sin embargo en los niños pueden surgir por varias razones las cuales se enumeran a continuación. Las causas pueden ser:

  • Las rabietas de los niños o el llanto que no se detiene durante mucho tiempo. Parecería difícil relacionar el estado emocional con las consecuencias físicas, pero esto se explica sencillamente. Debido al llanto se produce el aumento de la presión intra-abdominal, acompañada por un aflujo de la sangre a la pelvis menor. Si esto sucede con bastante frecuencia, la sangre se estanca en las venas y los capilares, provocando las hemorroides.
  • El estreñimiento, que pueden sufrir los niños de todas las edades – desde los bebés hasta los niños de la edad escolar. La razón de las dificultades con la defecación puede ser una violación de la microflora intestinal o la mala alimentación. Estos factores hacen que las heces se endurezcan y los fuertes intentos al tratar de defecar provocan un traumatismo de la mucosa rectal y un aumento del flujo de sangre a esta área.
  • Mucho tiempo sentado en el orinal o el inodoro. Esto puede ser un mal hábito, también por causas psicológicas o fisiológicas. A algunos niños les puede ser difícil de ir al baño en un ambiente extraño, mientras que otros tienen miedo de varios intentos debido al estreñimiento o al dolor en el recto.
  • Una inflamación o hinchado en el intestino.
  • La escasa actividad física. Esta razón es a menudo relevante para los estudiantes que pasan mucho tiempo con el ordenador.
  • Las anomalías congénitas. A veces, la extensión de las venas hemorroidales puede ser causada por los factores hereditarios o la predisposición congénita.

Para ver los primeros síntomas de las hemorroides en los niños, no es necesario tener un cierto conocimiento. Basta con escuchar las quejas del niño y hacer caso a las señales de alarma.

Los síntomas que acompañan a las hemorroides en los niños

A veces, la madre misma puede identificar que la salud del niño no está bién, lo cual se manifiesta con la ansiedad y el llorisqueo, la protrusión del ano, el sangrado vaginal durante la defecación. Los rastros de sangre pueden ocurrir en los casos de las grietas en el recto.

Otros síntomas pueden ser una sensación de un cuerpo extraño en el recto, dolor durante los movimientos intestinales, picor o ardor. Después de notar que el niño toca su ano con frecuencia, deben tomarse las medidas pertinentes y se debe visitar a un médico.

El aumento de la temperatura corporal de 37-38 grados – es un posible síntoma de las hemorroides. La hipertermía es causada por la inflamación de las hemorroides, que surge como el resultado de contraer una infección.

Cómo tratar las hemorroides en los niños

Trás la detección de los síntomas, para el diagnóstico y el tratamiento exitoso, es necesario contar con el apoyo de un número de especialistas. La primera queja la debe escuchar el pediatra, quien le dará una remisión para el gastroenterólogo, y tal vez haga una consulta con un cirujano.

Dado que las causas de las hemorroides pueden ser varias, su tratamiento debe ser complejo. Para eliminar el hinchado y el dolor, se prescriben los ungüentos y los supositorios. Por lo general, estos son los mismos medicamentos que se utilizan para el tratamiento en los adultos en las dosis adaptadas para el peso del niño.

¡Es importante recordar! Se debe evitar al máximo los consejos del personal no cualificado y de los amigos y de los familiares para tratar este problema. Sólo un médico puede evaluar la extensión de la enfermedad, así como el cálculo de la dosis requerida para los niños.

El tratamiento quirúrgico de las hemorroides en un niño se utiliza solo en los casos muy raros – cuando se trata de los problemas hereditarios.

 

Artículos relacionados:

Los síntomas y el tratamiento de una conmoción cerebral en los niños

¿Como evitar que los niños corran el riesgo de una descarga eléctrica en el hogar?

¿Qué hacer si un niño es picado por una abeja, una avispa o un abejorro?

¿Es seguro el tratamiento con los antibióticos de los niños?

¿Se le puede dar a su hijo paracetamol?

El hipo en los recién nacidos después de la alimentación: ¿qué hacer?

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *