Las amígdalas inflamadas sin el dolor de la garganta.


Las amígdalas inflamadas sin el dolor de la garganta.

El dolor de la garganta es una infección bacteriana o viral. El dolor de la garganta puede causar irritación en las partes del cuerpo, como la boca, la nariz y la garganta. La faringitis estreptocócica es una infección bacteriana, que causa la inflamación de las amígdalas y hace que tragar sea algo difícil. Cuando las bacterias o los virus intentan entrar en el cuerpo a través de la nariz o la boca, las amígdalas absorben estos microorganismos, y en muchas ocasiones, estas se infectan. Por lo tanto, en los casos de alergia, las enfermedades infecciosas bacterianas o virales, como la sinusitis, la faringitis o el dolor de la garganta, las amígdalas también pueden infectarse. Por lo tanto, las amígdalas inflamadas sin dolor de la garganta són muy posibles.

Las causas
Una persona puede tener las amígdalas inflamadas, debido a un dolor de la garganta o cuando sufre una inflamación de las amígdalas debido a las alergias, las infecciones sinusales, etc.  Existen otros factores que causan la inflamación de las amígdalas.

  • Una infección viral o bacteriana, causada por el contacto con una persona infectada, puede causar la inflamación de las amígdalas.
  • Muchas veces, los niños pequeños con la amigdalitis crónica por virus del resfriado común o la gripe.
  • Los adultos y los adolescentes en su mayoría, tienen las amígdalas inflamadas debido a una infección de la garganta por las bacterias.
  • En los casos raros, las bacterias que causan las enfermedades, como la escarlatina o la difteria, también podrían provocar la inflamación de las amígdalas.
  • Las alergias alimentarias también pueden causar la inflamación de las amígdalas.

Los síntomas
A continuación veremos una lista de los síntomas, que se observan en las personas que padecen esta condición.

  • Una infección de la garganta con o sin dolor.
  • La coloración blanca o amarilla de las amígdalas.
  • La inflamación de las amígdalas.
  • La fiebre y los escalofríos.
  • La aspereza de la voz.
  • Dificultad para hablar.
  • El mal aliento.
  • La inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.
  • El enrojecimiento de la garganta.
  • La tós.
  • Dolores musculares.
  • Dificultad al tragar y al respirar (lo que puede ocurrir, si el tamaño de las amígdalas aumenta el doble de su tamaño normal).

Si usted tiene las amígdalas inflamadas con manchas blancas, entonces probablemente usted está padeciendo las piedras en las amígdalas, que són trozos pequeños de materia calcárea, que se forman en las mismas.

El tratamiento
Ahora veremos algunos remedios caseros y de medicina natural para curar las amígdalas inflamadas. Sin embargo, el tratamiento más eficaz y permanente para las amígdalas inflamadas, es una operación.

Remedios caseros

  • Los remedios caseros incluyen hacer gárgaras con el agua salada. Hacer gárgaras es muy eficaz para las amígdalas inflamadas, con o sin dolor de la garganta. Añadir una cucharadita de sal en un vaso de agua. Hierva el agua y deje que se enfríe a una temperatura tibia. A continuación, utilice este agua para hacer gárgaras de la garganta. Repita este procedimiento tres veces al día, para reducir la infección y obtener un alivio.
  • También se debe evitar el consumo de cualquier alimento picante, graso, ácido o frío. Coma alimentos que sean fáciles de tragar y no estén muy calientes.
  • Al cojer cualquier infección, esta puede agravar aún más el problema, por lo tanto, evite salir cuando haga frío.
  • Beba mucho agua y líquidos cuando tenga la amigdalitis. Además, consuma los alimentos ricos en vitamina C. También puede tomar aditivos de la vitamina C para aumentar su inmunidad y combatir mejor la infección.
  • Usted puede beber una taza de leche caliente, mezclando una pizca de cúrcuma, antes de ir a la cama. Esto le ayudará a dormir mejor, y la cúrcuma reducirá la infección.

Tratamiento Médico: Si usted tiene fiebre y está experimentando dificultades para tragar, busque la atención médica. El médico puede recetarle unas pastillas anti-inflamatorias y unos antibióticos. En los casos de emergencia, cuando sea imposible tragar la comida, uno puede ser hospitalizado y se pueden administrar líquidos por la vía intravenosa.

Cirugía: La eliminación de las amigdalas a través de la cirugía, debe ser el último recurso. La amigdalectomía, que es la extirpación de las amígdalas medianre una operación quirúrgica, es una solución permanente. Sin embargo, debe llevarse a cabo, sólo si el paciente haya estado padeciendo los casos repetidos de la amigdalitis.

Así que, cuando usted tenga un dolor de la garganta y una inflamación de las amígdalas, vaya al médico y reciba el tratamiento adecuado.

Artículos relacionados:

Tratamiento de las amígdalas inflamadas

Remedios caseros para las amígdalas inflamadas

Las amígdalas agrandadas

La pús en las amígdalas.

Complicaciones de la amigdalectomía

Las amígdalas inflamadas con manchas blancas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulte a un Médico
5 Médicos están online.
¡Pregunte y obtenga su respuesta YA!
Obtenga su respuesta