Tratamiento de la osteopenia


Tratamiento de la osteopenia

La osteopenia es una condición que representa una baja densidad mineral ósea. La densidad mineral ósea se refiere a la cantidad de minerales en los huesos que determina la fuerza de los huesos. A medida que la densidad mineral disminuye, los huesos se vuelven más delgados y vulnerables a las fracturas. Esto sucede cuando el equilibrio entre la formación y la pérdida de huesos se ha roto. Indica el debilitamiento de los huesos que eventualmente puede conducir a la osteoporosis. Pero esto no quiere decir que cada persona diagnosticada con osteopenia necesariamente desarrolla la osteoporosis. Esta condición puede conducir a la osteoporosis si no se trata en el momento adecuado.

La osteopenia se observa generalmente en mujeres a pesar de que se produce en hombres también. Los huesos comienzan a ser más delgados y débiles a medida que se envejecen. Se observa que las mujeres después de la menopausia son más propensas a la osteopenia. Esto es debido a la reducción de la hormona estrógeno después de la menopausia. El estrógeno es necesario para tener huesos fuertes y densos. No hay síntomas significantes de este trastorno. Uno no puede darse cuenta de que está sufriendo de la osteopenia hasta que los huesos se vuelven demasiado débiles y tienden a romperse. Aunque la osteopenia puede ser tratada con la ayuda de medicamentos, se encuentran varios efectos secundarios en muchos casos. Por lo tanto, es aconsejable mantener unos huesos fuertes con la ayuda de la dieta o el ejercicio físico y mantener la osteopenia a distancia.

Tratamiento de la osteopenia
La osteopenia debe prevenirse o tratarse en la primera etapa con el fin de evitar la osteoporosis. El objetivo principal es hacer que los huesos sean resistentes a las fracturas.

Medicación
Hay un montón de medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la osteopenia, algunos de ellos son bifosfonatos alendronato, Fosamax, Actonel, Boniva y Reclast, calcitonina, calcio de ostras, tamoxifeno y fosteum. Los bisfosfonatos se utilizan en mayoría de los casos. Ellos hacen los huesos más fuertes al adherirse a las superficies minerales de los huesos. Esto aumenta la densidad mineral de los huesos. Sin embargo, durante un período de años, los huesos comienzan a llegar a ser frágiles. Los medicamentos también tienen varios efectos secundarios, siendo la irritación nasal la más común. Además, estos fármacos tienen que ser tomados por un largo período de tiempo, y uno se convierte en dependiente de ellos. Para evitar medicamentos, un tratamiento natural para la osteopenia es la opción más segura. Hay muchas maneras de tratar la osteopenia de modo natural, como cambiar la dieta y estilo de vida, hacer ejercicios regulares y tomar ciertos suplementos.

Dieta
Los minerales como el calcio y el magnesio juegan un papel vital en el crecimiento y el mantenimiento de los huesos. La deficiencia de estos minerales y vitaminas como la vitamina D y vitamina K provoca que los huesos pierden su masa, por lo tanto siendo cada vez más débiles y más delgados lo que lleva a la osteopenia. Para tener huesos fuertes, se debe incluir en la dieta diaria la cantidad suficiente de calcio. Se puede tomarlo mediante alimentos o suplementos.

Usted puede obtener vitamina D al exponerse al sol por la mañana o comer ciertos alimentos como el salmón, caballa, atún, huevos, setas, etc. Los granos enteros, cereales, legumbres y verduras en su dieta regular pueden satisfacer las necesidades diarias de magnesio y vitamina K requeridas por el cuerpo. En pocas palabras, su dieta debe ser bien balanceada y saludable. Es el mejor tratamiento para la osteopenia. Aparte de los alimentos que contienen todos los nutrientes vitales, también se puede optar por suplementos dietéticos.

Ejercicios físicos
Los ejercicios regulares son una manera barata de prevenir la osteopenia. Ayudan a mantener los huesos rígidos y conservan la densidad ósea. Los ejercicios fortalecen los músculos y protegen el cuerpo contra las fracturas. Hay variedad de ejercicios contra la osteopenia, ir en bicicleta o caminar son los más fáciles. Otros ejercicios como correr, bailar, saltar y hacer ejercicios aeróbicos también ayudan a aumentar la densidad ósea. Además hay que concentrarse en los ejercicios para mejorar el equilibrio y la coordinación, con el fin de prevenir caídas y fracturas. Varios ejercicios de cadera, espalda y muñecas pueden resultar beneficiosos. También se puede incluir una combinación de varios ejercicios en su rutina de ejercicios diaria. El tai chi, una forma de arte marcial chino, también resulta beneficioso para el fortalecimiento de los huesos y el mantenimiento del equilibrio y la coordinación.

Osteopenia en hombres
Aunque las mujeres son más propensas a la osteopenia, los hombres también pueden ser afectados por esta enfermedad. Una mala dieta carente de nutrientes necesarios y la falta de ejercicio físico pueden ser causas de la osteopenia. Por lo tanto, es necesario tener una dieta bien balanceada y nutritiva. Hay que participar en los ejercicios físicos como el levantamiento de pesas, ciclismo, natación y carreras para ayudar a que los huesos sean más fuertes.

En pocas palabras, una dieta balanceada combinada con ejercicios regulares y un estilo de vida saludable pueden reducir el riesgo de la osteopenia. Pero asegúrese de consultar a su entrenador antes de hacer cambios drásticos en su programa de acondicionamiento físico.

Artículos relacionados:

Los nodos de Bouchard

La enfermedad degenerativa de los huesos

Recuperación de fractura de codo

Los síntomas de la osteopenia

Diferencia entre la osteopenia y la osteoporosis

Los ejercicios de la osteopenia

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *