Membrana sinovial


Membrana sinovial

La membrana sinovial es una membrana que recubre las articulaciones sinoviales. Esta membrana está formada por tejido blando que recubre las superficies no cartilaginosas en las articulaciones que tienen cavidades (articulaciones sinoviales). La palabra ‘sinovial’ viene de la palabra latina que significa “con huevo”, porque el líquido sinovial que está presente en las articulaciones se asemeja a la clara de huevo. Esta es una membrana importante que actúa como un agente lubricante para una circulación libre de estas articulaciones.

Estructura
Aunque la estructura de la membrana sinovial es variable, generalmente se compone de dos capas. La capa exterior, también conocida como subíntima, puede ser de casi cualquier tipo, es decir, componerse de tejido fibroso, graso o areolar aflojado. La capa interna, también conocida como íntima, se compone de una lámina de células, el espesor de las cuales es más fino que una hoja de papel. La capa subíntima está suelta y la íntima se encuentra en una membrana flexible. Esta membrana, junto con las células de la íntima, actúa como un tubo interior, que separa el líquido sinovial de los tejidos circundantes. Esto es un reflejo de protección, que ayuda a evitar que la membrana se comprima cuando se somete a impacto.

Las células intimales son de dos tipos, que son los fibroblastos y los macrófagos. Los fibroblastos son responsables de la fabricación de largas cadenas de polímeros de azúcar conocidos como ácido hialurónico. Esto le da al líquido sinovial su consistencia viscosa y ayuda a lubricar las superficies articulares. Los macrófagos son responsables de la ingestión de moléculas extrañas dañinas. La superficie de la membrana sinovial puede ser plana o puede estar cubierta de proyecciones microscópicas conocidas como vellosidades. Esto ayuda para que el tejido blando cambie de su forma con el movimiento de las articulaciones. El suministro de sangre se lleva a cabo por una densa red de vasos sanguíneos que están presentes justo debajo de la capa íntima. Éstos ayudan a proporcionar elementos nutritivos a la membrana sinovial y el cartílago avascular. La membrana sinovial y el periostio están también muy cerca uno al otro y, a veces, algunas áreas del cartílago adyacente necesitan obtener los nutrientes y, por lo tanto, pueden hacerlo indirectamente por difusión a través del cartílago.

Función
Contrariamente a la creencia común, el espacio en que se encuentra el líquido sinovial no es muy grande. Así, la membrana tiene una variedad de funciones, la más importante de las cuales es proporcionar separación o desconexión entre tejidos sólidos de modo que el movimiento pueda ocurrir suavemente sin ninguna fricción. La membrana sinovial también ayuda a actuar como un embalaje que puede cambiar de forma en la manera en que se necesita para los movimientos fáciles. Esta es la razón por la que tiene que ser tan flexible. La membrana también tiene tarea de controlar el volumen de líquido que está presente en la cavidad sinovial de modo que sea suficiente para permitir que los componentes sólidos se muevan libremente. Cualquier cambio repentino en este volumen podría resultar en diversas enfermedades y trastornos.

Patologías

Trastorno de la membrana sinovial Presentación de la enfermedad
Artritis reumatoide Exceso de proliferación celular sinovial, edema e inflamación de membrana sinovial básica
Esclerodermia Depósitos superficiales de fibrina
Hemocromatosis Exceso de depósito de hierro en las células de revestimiento sinovial
Artritis tuberculosa Granulomas caseificantes con células gigantes
Alcaptonuria Fragmentos de cartílago pigmentados
Sinovitis villonodular pigmentada Hipertrofia de las vellosidades
Gota Deposición de cristales de urato monosódico
Neoplasias Células malignas en la membrana sinovial

Esta estructura desempeña un papel muy importante para asegurar un buen funcionamiento de todas las articulaciones sinoviales en el cuerpo.

Artículos relacionados:

Las lesiones o trastornos del sistema esquelético

Lista de los huesos del esqueleto axial

La anatomía de los huesos del brazo

Proceso acromion

Apófisis coracoides

Las articulaciones en el cuerpo

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulte a un Médico
5 Médicos están online.
¡Pregunte y obtenga su respuesta YA!
Obtenga su respuesta