La inflamación gingival en los niños (la gingivitis)


La inflamación gingival en los niños (la gingivitis)

La mayoría de los padres de hoy quisieran ver los dientes de sus hijos deslumbrantes y blancos como la nieve. Sin embargo, no todos los niños pueden darse ese lujo. No sólo el cuidado oral higiénico (aunque por supuesto esto es un factor muy importante), sino también las características genéticas y fisiológicas de la formación de la mandíbula y de los dientes, pueden influir directamente en la formación de una dentadura blanca y sin irregularidades.

Debido al rápido desarrollo de la medicina dental, casi cualquier defecto en los dientes y las encías se puede corregir. Pero por desgracia, evitar por completo las visitas al dentista es totalmente imposible. Por lo tanto, sería bueno y necesario que cada niño tuviera su especialista, el cual vá a relacionarse con el niño y lo conocerá cada día mejor en los aras de poderlo ayudar y mantenerle una buena condición de la dentadura, además de que se ahorrará un coste adicional debido a que no estará de clínica.

La queja más común de los padres al pediatra es la inflamación de las encías en los niños o en otras palabras, la gingivitis. Vale la pena señalar que sólo los padres perezosos que no supervisan adecuadamente la higiene de la cavidad bucal y los dientes de los niños, no se darán cuenta de esta patología.

Los síntomas de la gingivitis en un niño

  • Las quejas de dolor en las encías durante la comida, las sensaciones dolorosas como el hormigueo y el picor.
  • El mal aliento.
  • El sangrado de las encías.
  • En algunos casos aparecen los nodos, la fiebre y la inflamación de los ganglios debajo de la mandíbula.

Como regla general, los padres atribuyen estos síntomas a las caries dentales, y tienen razón. Cuando es realizado un examen, el médico normalmente detecta las placas, la inflamación y el inchado del margen gingival provocados por las caries.

¿Qué es lo que causa la gingivitis en los niños?

Como hemos mencionado anteriormente, en los niños con la inflamación de las encías se les detectan las placas. Estas son depósitos de comida en el esmalte de los dientes, que se forman debido a la atención dental inadecuada o a su ausencia total. La atención de las encías del niño debe comenzar a una edad temprana, incluso si al niño no le han salido los primeros dientes. Esto asegurará el crecimiento sano y fuerte de los dientes del bebé.

Los niños son más propensos a la gingivitis en los primeros años de su vida. Cuando comienza el brote de los dientes primarios, las encías se inflaman y sangran. Este proceso es muy doloroso, y el niño se pone muy majadero. Para tratar de aliviar el estado del niño, los padres le dán los alimentos sólidos o unos juguetes duros. Sin embargo, esto es aún más traumático para el niño. En tal período, el cuidado bucal debe ser lo suficientemente suave.

Por supuesto, la participación de los padres en la educación de la higiene dental debe ser total y absoluta durante un periodo de tiempo prolongado, hasta que el niño tome conciencia de los problemas, que puede causar no hacer caso de las recomendaciones para la limpieza de sus dientes. Por eso no deje que todo siga su curso. Incluso, en ocasiones, los niños mayores sin sus constantes recordatorios no serán capaces de ir al baño a cepillarse los dientes por su propia iniciativa.

La causas de la inflamación gingival son las siguientes:

  • la malformación de la dentición (dientes torcidos o trenzados)
  • las lesiones de las mandíbulas
  • el mal funcionamiento del sistema endocrino
  • alguna enfermedad gastrointestinal
  • la disminución de la inmunidad en el niño
  • la falta de la vitamina C
  • los cambios hormonales en la pubertad

El tratamiento de la gingivitis en los niños

No automedicarse y visitar al dentista son dos puntos claves a seguir para el buen estado de la salud dental. Primero se debe buscar a un médico experimentado que realice el diagnóstico correcto e inicie la búsqueda de las causas subyacentes de la enfermedad. Si es necesario, el médico realizará un tratamiento de las caries y una limpieza de las placas dentales. Otras manipulaciones se llevan a cabo para la eliminación local de la inflamación gingival y para el alivio del dolor. Con este fín se administran los extractos de las hierbas medicinales adecuadas, el peróxido de hidrógeno y la furacilina.

La prevención de la enfermedad de las encías en los niños

Para que el niño no tenga problemas con los dientes y las encías, es suficiente lavarse la boca dos veces al día (por la mañana y por la noche) para limpiar los dientes y la lengua. También asegúrese de llevar al niño al dentista al menos una vez al año, incluso si estos no tienen ninguna queja. Esto ayudará a prevenir el desarrollo de las caries u otras enfermedades inflamatorias de la mucosa oral.

 

Artículos relacionados:

¿Cómo tratar el orzuelo en un niño?

Los signos de la neumonía en los niños

¿Cómo tratar el orzuelo en un niño?

Las infecciones respiratorias agudas en los niños - los síntomas y el tratamiento

Ruidos en el corazón de un niño. Causas y Tratamiento

La enuresis en los niños: las causas y el tratamiento

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *