La gripe intestinal


La gripe intestinal

La gripe intestinal o la gastroenteritis viral es causada por los virus que dañan el revestimiento del estómago y el intestino. Sin embargo, de lo contrario a lo que su nombre indica, la gripe intestinal  no es causada por el virus de la influenza. En general, la gastroenteritis se refiere a una infección del estómago y del intestino, que puede ser causada por un virus, las bacterias, los parásitos y los protozoos. Incluso ciertos medicamentos pueden alterar la acidez del estómago, y por lo tanto, destruir las bacterias beneficiosas y promover el crecimiento excesivo de las bacterias causantes de las enfermedades, que puede conducir a la infección del intestino y del estómago, o a la gastroenteritis. Es una enfermedad muy contagiosa, que se puede propagar fácilmente de una persona a otra, si no se mantiene la higiene adecuada.

Las causas de la gripe del estómago

La gripe estomacal o intestinal, es causada principalmente por cuatro tipos de virus: el rotavirus, el adenovirus, el calicivirus y el astrovirus. De estos, el rotavirus es la principal causa de la gripe del estómago y de la diarrea en los bebés lactantes, pertenecientes al grupo de la edad de 3 a los 15 meses. Principalmente, el adenovirus causa la gastroenteritis viral en los niños menores de 2 años. Por otro lado, el calicivirus puede causar una infección en cualquier grupo de edad, mientras que el astrovirus principalmente infecta a los niños pequeños y a los ancianos. Por lo tanto, estos cuatro tipos de virus son principalmente los responsables de causar la gastroenteritis viral en los seres humanos. Pero en general, la gastroenteritis puede ser causada por otros factores como una infección bacteriana, así como por la ingesta de ciertos medicamentos como los antibióticos, los fármacos no esteroides anti-inflamatorios y las aspirinas, que son los factores importantes que pueden causar la gastroenteritis.

Los síntomas de la gripe del estómago

Generalmente, su duración es aproximadamente de 24 a 48 horas. Los síntomas de la gastroenteritis viral pueden ser leves o graves, y pueden aparecer dentro de 1 a 3 días.

  • La diarrea acuosa
  • Las náuseas y los vómitos
  • Dolor abdominal y los cólicos
  • La pérdida de apetito
  • La fiebre baja
  • Dolor de cabeza
  • La debilidad general y los dolores musculares

El diagnóstico y el tratamiento de la gripe estomacal

El diagnóstico de la gastroenteritis viral se lleva a cabo normalmente basándose en los síntomas y en el examen físico de los pacientes. Además de estos, la muestra de heces de los pacientes también se examina para determinar la presencia del rotavirus y del norovirus, y para descartar la posibilidad de una infección bacteriana y parasitaria. Actualmente, no existe un tratamiento específico para la gastroenteritis viral. Los antibióticos que se utilizan para el tratamiento de una infección bacteriana en el intestino, son ineficaces para el tratamiento de la gastroenteritis viral. Sin embargo, están disponibles los medicamentos que pueden aliviar estos síntomas. En el caso de los vómitos y de las náuseas, se pueden tomar los medicamentos contra las náuseas, el dramamine es uno de ellos. Sin embargo, este medicamento no se considera seguro durante el embarazo.

Para la diarrea, los medicamentos antidiarreicos como Kaopectate, Imodium y Pepto-Bismol se pueden utilizar trás la sugerencia de su médico. Los vómitos y la diarrea persistenten y pueden provocar la pérdida de los electrolitos y la deshidratación. Por lo tanto, asegúrese de beber abundante agua o líquidos para evitar la deshidratación. Mientras tanto, es muy importante darle a su estómago un poco de descanso, si no se consume ningún alimento sólido durante algunas horas. Después de un par de horas, usted puede volver a comer los alimentos sólidos. En general, para esta condición normalmente se aconseja una dieta blanda que incluye los líquidos claro, el arroz, los plátanos, las manzanas y el pán tostado. Durante este período se deben evitar ciertos alimentos como la cafeína, los productos lácteos, el alcohol y los alimentos grasos, así como las grasas.

Si los síntomas de la gastroenteritis no mejoran en un plazo de 24 a 48 horas, consulte con un médico. Si los vómitos y la diarrea persisten o empeoran, y causan una deshidratación grave, entonces puede ser requerida la intervención médica. Sin embargo, asegúrese de tomar cualquier tipo de medicación, sólo con la aprobación de su médico. Para evitar esto en el futuro, mantenga una higiene personal adecuada. Incluso un simple hábito como lavarse las manos antes de comer puede ser muy beneficioso para la prevención de la propagación de la gastroenteritis viral. También es importante evitar compartir los alimentos y las bebidas con las personas que ya tengan la gastroenteritis. Para la prevención de la gastroenteritis causada por el rotavirus, también están disponibles las vacunas.

Artículos relacionados:

¿Es la gripe de estómago contagiosa?

La gastroenteritis y el dolor de espaldas

Remedios para el virus estómacal

Los síntomas de la gripe del estómago

Los síntomas de una infección del estómago.

Infección bacteriana intestinal

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *