Las causas de la baja frecuencia del pulso 1


Las causas de la baja frecuencia del pulso

Los atletas entrenados tienen un pulso significativamente bajo y són considerados como un simbolo de un corazón sano. Pero, si un hombre común, tiene un pulso bajo, entonces se considera como un trastorno, lo que si se descuida, puede conducir a las enfermedades graves. ¿Por qué es así? Para encontrar la respuesta a esta pregunta, usted necesita saber sobre “el funcionamiento del corazón”.

La velocidad a la que su corazón late en un minuto, se conoce como la frecuencia del pulso o del ritmo cardíaco. Cada vez que visita una clínica, el médico comprueba en primer lugar el pulso, presionando suavemente con los dedos sobre su muñeca o su cuello. Puesto que la frecuencia del pulso normal se mide mientras descansa, también se conoce como la frecuencia del pulso en reposo. La frecuencia del pulso alta o la taquicardia es un signo que revela el deterioro de la salud del corazón. El pulso muy bajo también puede ser un signo de una debilidad cardíaca. Tener la frecuencia del pulso más baja de lo normal, se conoce como la bradicardia. A veces, esto indica problemas de salud subyacentes.

¿Qué significa la frecuencia del pulso media-baja

El pulso que se mide en la muñeca, se conoce como “el pulso radial”. Se puede sentir el latido de su corazón en el cuello, la ingle, o en la parte superior de los piés y en la muñeca. Cuando el corazón se contrae, la sangre es bombeada hacia las arterias. Se puede sentir la expansión y la contracción normal de una arteria, ya que la sangre es bombeada por el corazón. De este modo se puede medir cuántas veces su corazón late durante diez segundos. Esta medida multiplicada por seis le dá la frecuencia del pulso o del ritmo cardíaco por minuto. Por ejemplo, si usted nota 11 latidos en 10 segundos, entonces 11 x 6 = 66 latidos por minuto (ppm), es la frecuencia del pulso en reposo.

El pulso entre 60-100 ppm se considera como la frecuencia del pulso normal. La frecuencia del pulso ayuda a evaluar la salud de su corazón. Un pulso acelerado, transmite el mensaje de que su corazón está latiendo más rápido de lo normal. La frecuencia del pulso en reposo alta, indica que el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre hacia las arterias. En el caso contrario, la baja frecuencia del pulso (dentro del margen normal) por lo general sugiere, que el corazón está absolutamente sano. Un corazón sano funciona lentamente, debido a que puede bombear la sangre hacia las arterias sin esfuerzo. Sin embargo, si junto con el pulso bajo, se observa fatiga, debilidad y mareos, entonces sin duda es un motivo de preocupación. La disminución de la frecuencia del pulso, acompañada de los signos de alarma,  puede ser peligrosa para la vida, si se descuida.

Tasa gráfica del pulso 

Categorías La frecuencia del pulso en reposo
Los bebés hasta la edad de un año 100 – 160
Los niños de 1 a 10 años 60 – 140
Los niños mayores de 10 años + adultos 60 – 100
Los deportistas bien entrenados 40 – 60

¿Cuáles son las causas de la baja frecuencia del pulso?

Un pulso inferior a los 60 latidos por minuto se conoce como la baja frecuencia del pulso o la baja frecuencia cardiaca. Existen varias causas de la baja frecuencia cardíaca, porque la frecuencia del pulso depende de la salud del músculo del corazón, las arterias, el flujo de las hormonas, el funcionamiento de diversas partes del corazón, el funcionamiento de varias glándulas en el cuerpo, el proceso de envejecimiento, la salud general de la persona, etc.  La mayoría de las causas comunes de la baja frecuencia del pulso se explican a continuación.


 

Los atletas y los fanáticos de la aptitud suelen tener una frecuencia cardíaca increíblemente lenta (40-60 ppm). Tienen un corazón perfectamente acondicionado, ya que realizan regularmente ejercicios intensivos. Con pocas contracciones, el corazón es capaz de bombear la cantidad necesaria de sangre.

La reducción de la temperatura corporal (la hipotermía) puede bajar la frecuencia del pulso. La exposición excesiva al frío, el abuso de alcohol, las enfermedades crónicas, los niveles sanguíneos muy bajos de la glucosa, etc., pueden dar lugar a una baja temperatura corporal. Los bebés recién nacidos o los ancianos débiles pueden presentar una baja temperatura corporal.

El uso de ciertos medicamentos como los betabloqueantes, los antagonistas del calcio o la digoxina pueden afectar a la frecuencia del pulso. El consumo excesivo de los sedantes y los tranquilizantes puede afectar seriamente el ritmo cardíaco. Uno puede experimentar la disminución de la frecuencia del pulso como un efecto secundario de la medicación.

Varias enfermedades del corazón como la endocarditis, la miocarditis o las enfermedades coronarias pueden afectar el funcionamiento del corazón, causando la disminución de la frecuencia del pulso normal. Los problemas en el sistema eléctrico del corazón pueden reflejarse en los latidos lentos del corazón. Las enfermedades auto-inmunes, el apnea del sueño, los trastornos neurológicos, las enfermedades inflamatorias, las infecciones crónicas, un reposo prolongado, la disfunción del marcapasos del corazón, las complicaciones de una cirugía cardiaca, pueden reducir la frecuencia del pulso.

Los desequilibrios de hipotiroidismo (insuficiencia tiroidea que causa niveles bajos de los tiroides) y los electrolitos (las vitaminas y los minerales de deficiencia), por ejemplo, la acumulación de hierro en los órganos o demasiado potasio en la sangre, són algunas de las causas comunes de la baja frecuencia del pulso.

El “envejecimiento” es una de las causas naturales de la baja frecuencia del pulso. El envejecimiento resulta en el deterioro de los tejidos del corazón y afecta la capacidad del corazón para bombear sangre. Por lo tanto, el corazón de las personas de la edad avanzada puede funcionar con relativa lentitud.

Los recién nacidos que nacen con ciertos trastornos o los bebés prematuros, pueden tener una baja frecuencia cardiaca.

El abuso de las drogas y el abuso del alcohol pueden afectar el ritmo cardíaco de una persona.


 

El pulso bajo indica suministro insuficiente de la sangre y del oxígeno a los órganos del cuerpo. Esto puede conducir a la disfunción de los órganos y otros sistemas del cuerpo, como es el sistema inmunológico. Junto con el suministro insuficiente de la sangre, puede haber una caída en el nivel de la presión arterial, lo que puede resultar fatal.

Una persona puede no notar ningún síntoma de la baja frecuencia del pulso, si la reducción en la frecuencia del pulso es menor. Los signos y los síntomas generalmente són perceptibles, cuando la frecuencia del pulso desciende por debajo de los 50 latidos por minuto. Usted no debe preocuparse por las causas de baja frecuencia del pulso,  si usted no se siente mareos o esté cansado. La disminución de la frecuencia del pulso, acompañada de la dificultad para respirar, la caída en el nivel de la presión arterial, el dolor de pecho y / o los desmayos, necesita la atención médica inmediata. De lo contrario, esto significa que su corazón está completamente sano y eficiente. La realización de los ejercicios cardiovasculares como correr, nadar, cuerda de salto, etc., con regularidad, o participar en tales deportes como el bádminton, el fútbol, el ​​tenis, el baloncesto o atletismo puede ayudar a fortalecer el músculo del corazón.

Artículos relacionados:

La frecuencia del pulso durante el ejercicio

La frecuencia del pulso durante el embarazo.

La frecuencia alta del pulso en reposo.

Las causas de la frecuencia del pulso alta

La frecuencia del pulso normal

La frecuencia del pulso en reposo por Edad


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Las causas de la baja frecuencia del pulso