Gusanos en el ser humano


Gusanos en el ser humano

Un gusano que suele afectar a las personas que viven en los Estados Unidos y los países europeos es la lombriz intestinal. Es probable que se infesten con este gusano en la infancia. El 50% de la población mundial tiene ya sea la lombriz, la lombriz grande o la triquina. La mayoría de estas personas viven en las zonas donde hay escasez de agua potable y es ausente un sistema de saneamiento adecuado.

Gusanos intestinales en los seres humanos

La mayor parte del tiempo, la propagación de parásitos intestinales en humanos ocurre cuando uno come alimentos infectados o entra en contacto con heces infectadas por gusanos o sus huevos.

Oxiuros
En este caso, los gusanos nematodos se transmiten a través de las heces infectadas. Casi todos los niños menores de 12 años son infectados por ellos. Este parásito, una vez que llegue, entra en el cuerpo humano y habita en el intestino grueso. Los oxiuros hembras en un niño se escapan del ano a altas horas de la noche cuando el niño está dormido para poner los huevos en los alrededores de la piel. Los huevos dan comezón y cuando el niño se rasca, se transfieren a las uñas y los dedos y luego a otros artículos, como alimentos, etc., lo que lleva a su propagación. Las lombrices intestinales están presentes en todas las zonas, especialmente en las regiones que tienen cuatro estaciones del año.

Tenias
Este gusano se adhiere a la pared intestinal con la ayuda de ganchos y ventosas. Este parásito puede crecer hasta 20 pies de longitud, sin que muestre algún indicio de su presencia en el cuerpo. Los humanos pueden verse infestados por las tenias después de comer carne de cerdo cruda o poco cocida. Alternativamente, se puede ingerir los huevos con agua contaminada, los que después de alcanzar el estómago se convierten en larvas y se mueven hacia el intestino delgado. El ácido presente en el estómago disuelve la cubierta protectora que encapsula las larvas y las libera, las crías que logran sobrevivir la acidez estomacal pasan al intestino delgado y se convierten en adultos que miden 0,1 pulgadas de longitud. Las larvas de la hembra Trichinella se establecen por la propagación en la sangre y se esconden dentro de los músculos. Los vómitos, diarrea, fiebre y dolor en el abdomen son algunos de los signos de la presencia de estos parásitos en el cuerpo. El hecho es que pueden entrar a su torrente sanguíneo y viajar a los ojos que le da un dolor de cabeza o al cerebro que podría llevar a un edema cerebral fatal. Si usted come carne de cerdo mal cocida e infectada, lomo y embutidos es una prueba de la magnitud de los daños que pueden haber.

Esquistosomas
Usted puede encontrar el modo de la propagación de estos parásitos intestinales divertido. Estos gusanos primero infectan a caracoles que liberan las larvas de esquistosomas en el agua. Las larvas penetran en la piel humana y luego entran en el torrente sanguíneo. Los esquistosomas adultos que miden hasta 0,6 pulgadas de longitud, ponen huevos que se extienden a diferentes partes del cuerpo con la ayuda del flujo de sangre. Estos huevos y no el propio parásito, pueden hacer su vida difícil al causar inflamación, cicatrices o agrandamiento del hígado, la vejiga, los pulmones o el intestino. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), al menos 200 millones de personas, la mayoría de las cuales vive en África, están infectadas por estos gusanos.

Tricúridos
Los tricúridos son conocidos también como Trichuris trichiura. Su parecido con un látigo de toro les ha dado su nombre. Un tricúrido adulto crece hasta 2 pulgadas de longitud. Los tricúridos después de la infestación por lo general habitan en el intestino grueso y pueden causar diarrea severa, pérdida de peso, anemia y prolapso rectal. De sus 800 millones de víctimas, la mayoría son los niños que viven en los trópicos y subtrópicos.

Lombrices
La más común de todas es la infestación por estos parásitos. Hasta 1,5 millones de personas en todo el mundo, en especial, las que viven en las zonas tropicales y subtropicales, están sufriendo de la misma. El modo común de la infestación por nematodos es el consumo de alimentos infectados. Los huevos de las lombrices se convierten en larvas en el intestino. Las larvas se mueven a través de la corriente sanguínea y el sistema linfático a los pulmones y causan dificultad para respirar, sibilancia y fiebre. En su forma más grave, la infestación por nematodos puede conducir a la obstrucción del intestino delgado y la muerte. La información pinta un panorama sombrío, que por lo menos 60.000 muertes, la mayoría de los cuales son niños, son causadas ​​por la ascariasis por lombrices intestinales.

Anquilostomas
Los anquilostomas entran en la clase de gusanos. Las larvas de estos parásitos pueden entrar en el cuerpo humano a través de las aberturas de las glándulas sudoríparas o los folículos pilosos de la piel. Moviéndose a través de la piel, los vasos sanguíneos y los pulmones, las larvas de anquilostomas llegan a la garganta, donde son tragadas y transportadas a su destino – el intestino delgado. Los anquilostomas adultos son 0,4 pulgadas de longitud y pueden causar dolor abdominal. Estos parásitos intestinales chupan la sangre a través de las paredes intestinales, lo que conduce a la anemia en la persona que sufre de la infestación.

La  infestación por gusanos causa síntomas como anemia, estreñimiento, nerviosismo y disfunción inmune. La limpieza de colon, junto con el asesoramiento de expertos y el tratamiento médico, puede ayudar a deshacerse de estos parásitos. A continuación se presenta una lista de otros síntomas que se puede observar en el caso de una infestación por gusanos.

Síntomas de la infestación por gusanos en el ser humano
  • Comezón
  • Fatiga
  • Tos
  • Tos con sangre
  • Vómitos y náuseas
  • Diarrea
  • Sangre en las heces
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de estómago
  • Sangrado rectal
  • Problemas o dolor al orinar
  • Dolores y espasmos musculares
  • Inflamación estomacal
  • Hinchazón
  • Erupción
  • Sudoración y rechino de los dientes durante el sueño
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en las articulaciones
  • Inflamación de la vagina
  • Anorexia (trastorno alimentario)
  • Colitis (inflamación del intestino grueso)
  • Prolapso rectal
  • Ictericia
  • Pérdida de la memoria
  • Problemas mentales

Cuando uno observa comezón cerca de la vagina o el ano, dolor por gases o pérdida de peso no intencional entre otros signos, sospecha una infestación por gusanos. Para la identificación de los parásitos intestinales se puede hacer un examen de heces al microscopio. Para asegurarse de este hecho se puede someterse a una resonancia magnética o radiografía para detectar gusanos presentes en las otras partes del cuerpo.

Se dice que, “¡más vale prevenir que curar!” Siempre que usted acampa, tenga cuidado con la calidad del agua potable. Lave bien las frutas, corte y deseche lo malo de ellas antes de comerlas. El calor extremo mata al parásito y destruye sus huevos. Tenga cuidado al comer alimentos crudos y mal cocidos. Si va a viajar a otro país, averigue todo lo que pueda acerca de los medicamentos que se requieren para mantenerse saludable.

Artículos relacionados:

Tipos de parásitos

Los síntomas de parásitos intestinales

Síntomas de parásitos en los humanos

Síntomas de nemátodos en el ser humano

Los síntomas de gusanos en el ser humano

Las señales más comunes de los parásitos en los seres humanos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *