Los grumos en las encías de un niño


Los grumos en las encías de un niño

El estado de las encías, es el espejo que refleja la salud de la cavidad oral. Y, si hay algún enrojecimiento o alguna inflamación que se manifiesta cómo un bulto en la encía del niño, es una razón para poner la cuestión bajo control. Se requiere una consulta inmediata con un dentista.

Las razones que conducen a la formación de los grumos

Hay varias razones que pueden causar la formación de grumos en las encías. Todas ellas están relacionadas con los procesos infecciosos que se producen en las encías o en el interior del diente. Su  origen se puede deber a la combinación de las siguientes causas:

  • Los procesos inflamatorios que tienen lugar directamente sobre la raíz
  • Las diferentes enfermedades de las encías
  • Una lesión mecánica

La causa del abultamiento de las encías del niño puede ser una prótesis, el uso de los aparatos de ortodoncia, los dientes con las caries u otros factores que pueden causar un daño permanente a los tejidos orales. La encía se hincha localmente y adquiere un color diferente en este lugar o simplemente se pone azulada. Aunque se vea fea, la afección no representa ningún peligro y puede ser tratada fácilmente sin ninguna consecuencia.

Las protuberancias en las encías también se pueden producir como un resultado de la gingivitis o de la periodontitis. Estas enfermedades de las encías surgen como resultado de ignorar las normas de la higiene de la cavidad oral, porque la acumulación de un grán número de las bacterias conduce a la intoxicación de la mucosa oral, y después, a la inflamación de la encía.

Una inflamación grave no tratada es la más peligrosa, ya que no sólo puede causar la pérdida de los dientes, sino que también puede dar lugar a otras consecuencias indeseables.

La aparición de las protuberancias puede ser provocada por:

  • La periodontitis, causada como el resultado del púlpito mal curado o de los canales mal sellados. En el interior del diente se comienzan a desarrollar las bacterias y a formar un foco supurativo. Cuando la pús se acumula, encuentra una salida a través de la encía, formando una masa densa.
  • La periostitis, es decir, la inflamación del periostio. Se origina de la periodontitis, cuando la pús llega a afectar el hueso de la mandíbula.
  • La fístula, es otra forma de sacar la pús del interior hacia afuera, en el tejido de las encías. Esta protuberancia se vé como una mancha de color blanquecino, que tiene un pequeño agujeroen el extremo . La aparición de las fístulas es peligrosa, porque sin el tratamiento adecuado el proceso puede llegar a ser crónico.

Los síntomas que acompañan a la formación de los grumos en las encías

Una protuberancia encima de uno de los dientes, puede ser absolutamente indolora y encontrada por casualidad. Esto no quiere decir, que el problema es insignificante y se puede ignorar. Cualquier tipo de inflamación en cualquier parte del cuerpo, es peligrosa.

Si la inflamación afecta a una vasta área, el niño podrá tener fiebre, sentir un dolor intenso, un hinchado en las mejillas o en los labios. Si la causa es la enfermedad de las encías en la boca, se podrá sentir un olor desagradable.

El tratamiento de las encías

Para determinar el régimen del tratamiento, es importante realizar una placa de los rayos X.

El tratamiento de los grumos purulentos dependerá de sus causas, así como del tipo del diente, involucrado en el proceso inflamatorio (ya sea de leche o permanente).

Si una protuberancia se forma encima del diente de leche, en la mayoría de los casos este diente tiene que ser eliminado. Esta medida es necesaria a fín de preservar el germen del diente permanente.

Si la protuberancia está formada encima de un diente permanente, se tratará de mantener de diferentes formas:

  • Se abre el canal en el diente afectado, para permitir la liberación de la pús, después de lo cual se limpia y se sella con un empaste dental.
  • Si la protuberancia ha formado raíces y se convirtió en el objeto de la infección, se abre hasta la raíz, se limpia y se sella de nuevo.

Después se asigna el procedimiento de un curso de los antibióticos para eliminar la infección y detener el desarrollo del proceso inflamatorio. La extracción de los dientes permanentes se hace en un caso extremo, si están dañados significativamente y no pueden ser restaurados.

Si la protuberancia es el resultado de los daños mecánicos, se extirpa quirúrgicamente, y el lugar de su formación se limpia para evitar las situaciones recurrentes.

Es importante comenzar el tratamiento a tiempo. Si se intenta detener una condición aguda sin la participación de los médicos expertos, un diente se puede perder permanentemente, y se pueden obtener unos focos de infección crónica en el cuerpo.

 

Artículos relacionados:

La dentición en los niños

¿A qué edad se pueden poner los soportes dentales a los niños?

¿Por qué los dientes de leche se vuelven negros en los niños ?

La inflamación gingival en los niños (la gingivitis)

¿Cómo tratar el orzuelo en un niño?

Los signos de la neumonía en los niños

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *