Las glándulas parótidas són las glándulas salivales más grandes de la boca y sus alrededores. Sigua leyendo para saber más acerca de la glándula parótida hinchada en los niños y los adultos.

La glándula parótida hinchada.

Existen varias glándulas salivales, que están presentes en la boca. Algunas de ellas se encuentran en los labios y en la lengua, mientras que otras están presentes en las mejillas y el paladar. La mayoría de estas glándulas són de un tamaño muy pequeño. Las glándulas salivales mayores están situadas debajo de cada oreja. La más grande de estas glándulas, se conocen como las glándulas parótidas o las glándulas salivales parótidas. La glándula parótida hinchada en los niños, por lo general, indica las paperas. Hace algunas décadas, la parotiditis era muy común, pero el descubrimiento y la fácil disponibilidad de la vacuna MMR casi ha descartado la posibilidad de tener hijos con las paperas. Eche un vistazo a las causas y los síntomas de la inflamación de la glándula parótida que hemos añadido en la siguiente sección.

Las causas de la glándula parótida hinchada.

Las paperas.
Las paperas són más comunes en los niños, pero también pueden surgir en los adultos. No sólo los niños de los países menos desarrollados, sino también los niños de los países muy desarrollados siguen sufriendo las paperas. Una infección por un virus, es la que causa las paperas, produce una inflamación de las glándulas parótidas y también en los tejidos circundantes epiteliales. Si no se trata a tiempo, la infección puede afectar seriamente la salud del niño, dando lugar a varias complicaciones. Incluso puede afectar la función de los oídos y puede conducir a la sordera parcial o completa. Las paperas són contagiosas, pero se pueden prevenir con la ayuda de la vacuna MMR.

La infección por las bacterias.
La mala higiene oral puede conducir a un crecimiento de las bacterias en la boca. Las personas gravemente enfermas o las personas deshidratadas, sufren la mala higiene oral. Las glándulas parótidas pueden hincharse, debido a la infección bacteriana (la parotiditis bacteriana).

La formación de piedras.
Los conductos parotídeos conducen la saliva de las glándulas y se vacían en la boca cerca de los molares superiores. A veces, se forman piedras en el conducto o los conductos de la parótida. Cuando el flujo de la saliva se obstruye debido a las piedras, el entorno se vuelve favorable para el crecimiento de las bacterias. La obstrucción en el conducto parotídeo (solamente de un lado), puede conducir a la inflamación de la glándula parótida de un lado solamente. Esta condición se observa en los adultos.

La formación de tumor.
El desarrollo de un tumor, puede ser la causa de la obstrucción del flujo de la saliva de la glándula (o las glándulas) parótida. Un tumor en crecimiento en la glándula parótida puede ejercer presión sobre el conducto parotídeo. Si el conducto no es capaz de vaciar la saliva en la boca, se produce la inflamación en la glándula involucrada. Cuando un adulto tiene hinchado el área alrededor de una glándula parótida (solamente de un lado), es más probable que esto sea debido a un tumor. El tumor puede ser benigno o maligno. La posibilidad, de que un tumor invada a más de una glándula, es muy rara.

Las enfermedades y trastornos.
Una enfermedad autoinmune, como el VIH / SIDA o el síndrome de Sjögren, puede conducir a la inflamación de las glándulas parótidas. El sistema inmunológico del propio cuerpo invade las glándulas, lo que produce el funcionamiento anormal de las glándulas. Las enfermedades y los trastornos, como la artritis reumatoide, la diabetes, la sarcoidosis, e incluso el abuso del alcohol, pueden conducir a la ampliación de las glándulas parótidas.

Los conductos anormales.
El sistema anormal del conducto (el estrechamiento de los conductos en algunas partes), puede conducir a la obstrucción de la saliva, lo que produce el funcionamiento anormal de las glándulas. La ampliación de los ganglios linfáticos cercanos, debido a una infección o los tumores, también puede conducir a la inflamación de las glándulas parótidas.

Los síntomas de la glándula parótida hinchada.

Los síntomas pueden variar de acuerdo con la causa. Como se ha visto anteriormente, la infección bacteriana o viral y la obstrucción del flujo de la saliva són las causas principales de las parótidas hinchadas.

  • La hinchazón debajo de las orejas, en un lado de la cara o en ambos lados de la cara.
  • El dolor constante en los oídos.
  • El dolor del oído al comer.
  • La alteración del gusto, sabor desagradable en la boca.
  • La dificultad para abrir la boca.
  • El dolor facial.
  • La inflamación sobre el cuello superior y lateral de la cara.
  • La dificultad para tragar.
  • La inflamación en el suelo de la boca y por debajo de la mandíbula.
  • El dolor en la garganta.
  • La fiebre elevada.
  • El dolor en los músculos.
  • La pérdida del apetito.
  • Las náuseas.
  • La sequedad en los ojos.
  • Los adolescentes y los hombres adultos pueden notar los testículos hinchados.
  • El dolor en la glándula afectada.
  • La pérdida del ángulo de la mandíbula.
  • La pérdida parcial o completa de los movimientos del lado afectado de la cara.

Las infecciones y los tumores en las glándulas parótidas necesitan la atención médica inmediata. Despreciar los síntomas, puede producir la formación de pús en las glándulas. La saliva producida por las glándulas salivales juega también un papel muy importante para humedecer la boca y también para la digestión de los alimentos ingeridos. También protege los dientes contra las caries. El mantenimiento de la higiene oral adecuada, es necesario para prevenir las patologías de las glándulas salivales. Las infecciones, la sequedad en la boca, la deshidratación pueden conducir a las patologías de las glándulas salivales. Por lo tanto, uno debe beber mucha agua todos los días. Las infecciones graves de la glándula salival, pueden extenderse hacia el cerebro o hacia la columna vertebral y pueden dar lugar a las complicaciones graves de salud, como un daño cerebral, la esterilidad, etc. Por lo tanto, si usted cree que las glándulas parótidas están hinchadas, se aconseja consultar inmediatamente con su médico.

Leave a Reply